Archive for the ‘gracias’ Tag

17 de febrero: Gracias

Friday, February 17th, 2017

Al cerrar la noche del último día de este ciclo de 67 años solamente quiero dar las gracias:

Por todo lo vivido

Por todo lo querido

Por todo lo ganado

Por todo lo perdido

Cada marca, cada huella es una historia

Lo bueno y lo que no lo ha sido tanto

De cada cosa he aprendido

Y en ese camino sigo

Gracias a los que me han acompañado en algún tramo del camino

Unos por toda mi vida, otros por algunos meses, tal vez sólo semanas

Cada uno ha sido mi maestro de alguna manera

Para algunos guardo un agradecimiento y un cariño especial

A otro simplemente les he deseado buena suerte y no volverlos a encontrar

Algunos tienen presencia constante, a otros los extraño de tiempo en tiempo, y están quienes viven permanentemente en mi memoria y en mi corazón

De todos, hay un motorcito que me mantiene activa, llegado a mi vida en este mismo día como el mejor regalo que la vida pudo ofrecerme y que es el lazo que me ata a este mundo y me obliga a estar consciente de cada paso que doy. “In my life, I love you more”, chaparrito.

31 de diciembre: una vuelta más

Thursday, December 31st, 2015

Ha sido un año lleno de actividades, de viajes, de alegrías, de nostalgias, de nuevos amigos y de presencias permanentes.

En algún momento sentí que estaba cansada sin saber muy bien porqué; hice una lista para poner en perspectiva mi quehacer. A final resulta que hice muchas y muy variadas cosas; todas dejaron aprendizajes, algunas dejaron mucho cansancio y la voluntad de no volver a caer en ellas ni por mucho que sea la amistad de quien me lo solicite. Muchas veces fue trabajar en circo de cinco pistas, lo cual no es grave porque estoy acostumbrada. El problema es lidiar con algunos tipos de especímenes.

De febrero a julio trabajé en equipo con dos matemáticos jóvenes, recién egresados del CIMAT, formando el COTECORA del IEEG. Trabajamos mucho, nos trataron muy bien y aprendimos mucho y sobre diversos temas en el proceso. Al mismo tiempo inicié un curso de Física I en la Ibero y, aunque comenzó bien tomando en cuenta el nivel de conocimiento/desconocimiento de los alumnos de los prerrequisitos, el afán por obtener notas altas a costa de lo que fuera llevó a que explícitamente pidieran un profesor que hiciera lo que ellos dijeran. En ese punto lo más que podía hacer era notificar a su coordinación y retirarme. Y no lo lamento.

Con ese relax, comencé a involucrarme en otras actividades: el diseño e impartición de un curso/taller sobre Aprendizaje Basado en Problemas para los profesores de SABES. Debí recordar las prácticas de las secretarías de educación nacional y estatales: simular la capacitación, por una parte, mientras que los docentes lo que quieren es aprobar como sea. La pésima organización y administración hicieron de esto una de las actividades más agotadoras que yo recuerde, absorbente y, a ratos, violenta.  De la experiencia surgió una ponencia para el Congreso de la Universidad Virtual San Martín de Porres, en Perú, en agosto.

Al mismo tiempo, comencé a participar e incluso asistir a reuniones de trabajo en el ITESO; comencé como “semilla” de un grupo de discusión en línea sobre experiencias de trabajo virtual y con materiales libres; tristemente, creo que estas acciones terminan muchas veces porque tenemos tantos asuntos entre manos que vamos dejando para lo último la participación en los grupos, y es una pena. Como quiera, esto me permitió conocer a otras personas, colaborar con ellos y aprender. Simultáneamente fui invitada a participar con el Instituto de Gestión del Conocimiento y del Aprendizaje en Ambientes Virtuales, de la Universidad de Guadalajara, ofreciendo una conferencia. Otra en Aguascalientes, invitada por mi amigo Elías.

En el ínterin me dediqué a revisar la tesis de maestría de Karim, a tratar de apoyar a Dulce con sus trabajos para sus maestrías en San Francisco y en Bristol, concluidas casi simultáneamente; y ahora vamos con lo del doctorado; han sido unas excelentes sesiones en línea, divertidas y de mucho compartir.

Pero también diseñé e impartí un curso sobre Ingeniería didáctica para la Universidad Virtual San Martín de Porres, de Perú. Se trata de una maestría en educación con orientación hacia el uso de tecnología. Partí de cero, sin tener idea del tipo de alumno ni de las políticas, prácticas ni usos y costumbres de aquellos lugares. Por supuesto que hubo contratiempos: yo hablo de manera muy directa mientras que la costumbre allá, por lo que pude apreciar, es de mucho circunloquio. No fue tan estresante como lo de SABES pero admito que hubo momentos en que me desesperaron las solicitudes y reclamos que me parecieron poco pertinentes en un nivel de maestría. Esto ocupó todo el mes de agosto.

De lo más satisfactorio fue la invitación de Toño Falcón a que me integrara al equipo de trabajo en el CIPEC, trabajando hora y media cada sábado con chicos que cursan secundaria o los primeros semestres de bachillerato en cursos regulares durante la semana, pero que reciben apoyo los sábados, además de que participan en talleres de capacitación en oficios, o la orquesta o el coro o un equipo de robótica. Disfruté cada una de las cinco sesiones en las que participé y, aparentemente, ellos también. Lo mejor es lo que aprendieron.

Finalmente, Oscar Ofarrill me invitó a participar un par de veces en el SOLE que administra; la primera vez como observadora de la sesión que se desarrollaba en una escuela primaria en San Luis Potosí con un profesor americano como Granny, la segunda vez como Granny con un grupo de una escuela primaria en la Ciudad de México. Mucho por aprender, mucho por hacer.

Por supuesto, colaboré con Es lo cotidiano, y Tachas, aunque no con la constancia que debí hacerlo; atendí conferencias en el CIMAT y en TEDxCDLH y di apoyo a quien me lo solicitó, en la familia y fuera de ella.

Aprendí Python, en un MOOC, por el gusto de saber que puedo. Pero es solamente la sintaxis, nada que ver con el proceso de programar, con la lógica que aprendí con el profesor McIntosh en ESFM, y quien falleció hace cosa de un mes. Me inscribí al curso de Gravity!, ofrecido por la Universidad Paris Diderot/Paris 7 (mi alma mater) en otro MOOC, y le dediqué dos semanas de cuatro con éxito, hasta que la presión de los cursos en línea que tenía a mi cargo me obligó a abandonar. Lo bueno: entiendo más física de lo que suponía

Viajé mucho: a Guadalajara por razones del ITESO y la UDG, pero también para pasear con mi madre o por mi cuenta, de paso a Amatlán. A Guanajuato para las reuniones en el IEEG o con los compañeros del COTECORA, o hasta para una presentación del Mexican Cultural Centre en la Alianza Francesa. Dormí algunas veces allá mismo para evitar los viajes de noche.

Fui al DF: con la gente del IEEG para asistir a una reunión en el INEE, hacia marzo; luego, en agosto, para asistir a Bellas Artes a la exposición sobre Leonardo y Miguel Ángel, acompañada de Marychuy y su familia; fue también mi festejo del aniversario 50 de mi llegada a esa ciudad, recorriendo los lugares que me son queridos y en los que viví las mejores épocas de mi adolescencia.

Viaje a las Californias y asistí al Comic Con. Pero también pasé un par de días con Dulce y Lore, en Rosarito, y antes estuve en Tijuana visitando a mi comadre y a mis amigas, y luego en Buena Park conviviendo con mi familia y llevando a la Desi a su primer paseo en tren.

Finalmente, viajé a Puebla para encontrarme con Sugata y Sushmita, que participaban en el evento de Ciudad de la Ideas. Fue un lindo paseo, además, lleno de recuerdos de Mely, y de antojos.

Cociné mucho, para mi escuincle y para mí y para los amigos. Y luego las recetas que Pako y mi amá me comparten

Fue gratísimo volver a comunícame con amigos que había perdido de vista por más de 25 años, vía correo. Igualmente grato fue reunirme con amigos que me han ido incluyendo en su lista en los últimos tiempos, compartir vivencias y experiencias con ellos. Y amigos de toda la vida o de los últimos 25 años con los que mantuve contacto a través de las redes y hasta pudimos reencontrarnos así fuera brevemente. Volver a conversar con mi prima Licho, y en mi casa, fue de lo mejor. Entre otras cosas me ayudó a responder algunas dudas sobre mi abuela Hilaria y su relación conmigo, y trajo a mi memoria la temporada en que mi abuelo José, tan sencillo y humilde, vivió con nosotros ocupando “el cuartito” que yo había olvidado.

Mi amá pasó una larga temporada en Tepic y apenas unos días aquí en León, pero Pako y yo la llevamos a Vallarta para el 10 de mayo, y fue muy bueno. Bueno también fue compartir con Pako trozos de mi vida, y mejor todavía que me entienda y me apoye en eso también, hasta quiso acompañarme a la Alameda de Tepic, respetando absolutamente mi momento, sin preguntar porque entiende todo. Luego se fue a India, y van seis meses en los que compartimos de muchas maneras lo que hacemos, lo que aprendemos, lo que encontramos que nos parece interesante para el otro.

Recibí y sigo recibiendo muchos regalos de mis amigos y de mi hijo, materiales unos e intangibles otros pero muy valiosos todos.

Soñé, conversé contigo en mis sueños y te extrañé mucho. Te extraño mucho.

Y aquí estoy en este día en que me siento incompleta, a punto de irme a dormir pero deseando que ocurra el milagro de tu presencia.

En suma, creo que tengo razones para estar un poquito agotada pero muy satisfechas por tanto recibido. Una vez más, ¡GRACIAS, VIDA!

 

14 de septiembre: tu cumpleaños

Monday, September 14th, 2015

Profundo, agudo. El sentimiento se manifiesta en una tristeza infinita por tu ausencia

Parecía que libraría el día pensando en la dicha de haberte encontrado, de haber compartido contigo un par de años de conversaciones y caminatas en los parques de nuestros barrios; la dicha de descubrir la existencia de quien pareció, y sigue pareciendo, como hecho sobre pedido, para mí. Luego, los encuentros casuales y a cierta distancia en los que solamente conversábamos con los ojos, ansiosos, y los casi casuales encuentros en los mismos sitios a los que siempre volvíamos, y que extendimos a cualquier otro espacio público en nuestras comunidades.

(Google transformó la foto que yo tomé por la mañana y me ofreció esta versión)

Parecía que libraría el día sin pensar en el dolor de saberte ausente para siempre. Pero es imposible separar una cosa de la otra. Duele físicamente, la punzada está clavada en mi pecho. Estoy ausente, ida,  y me sobresalto con cualquier ruido que me trae de regreso a esta realidad.

Hoy brindaré por tu nacimiento, por haber coincidido contigo, por todo lo que me queda de ti, por tu presencia constante. Y lloraré por tu ausencia vital, otra vez. hasta el fin de los tiempos.

12 de septiembre: Gracias

Saturday, September 12th, 2015

Tantos agradecimientos en este día:

A mi sobrino Jorge que me recibió y acompañó en Guadalajara;

A los que hoy me trajeron a Amatlán de Cañas y me alojan en su casa: mi hermano, su esposa y sus hijos.

A los que me reciben y me integran a esta comunidad nayarita, cada que vengo aquí.

A los nuevos amigos, miembros de esta comunidad, y a sus compañeros de escuela que con tanto cariño y respeto recuerdan a mi padre en sus reuniones. Una muy emotiva memoria.

A mi padre, por sembrar la semilla que ha dado buenos frutos y, muy especialmente, por lo que en mí dejó.

A mi amá, que soporta valientemente todo lo que venga (y a veces caen gotas grandes).

A mi escuincle, que mantiene conmigo una comunicación constante y me alienta en cada momento.

A los amigos y sus porras.

A la vida.

Me voy a dormir con un gratísimo sabor: mi memoria, lo que yo recuerdo de mi padre, concuerda con la imagen y la presencia que de él permanece en una comunidad importante, conformada a lo largo de años: los que lo conocieron como profesor (por amor a la docencia) en la Escuela Normal Rural de Xalisco, Nayarit, y quienes lo conocieron como defensor de los derechos de los trabajadores (por amor y por compromiso real) desde su puesto en la Oficina de la Secretaria del Trabajo en Nayarit. Un orgullo genuino y un honor inmenso el de ser su hija. Un beso, Profe. ❤

27 de enero: Mucho por agradecer

Tuesday, January 27th, 2015

Pedí (no por mí) y se me está concediendo.
Mis amigos y amigas y mi familia acudieron para apoyarme (a mí y a mi familia).
De los inconvenientes de la tarde, el hacer caso a algún instinto me ayudó a resolverlos.

Gracias, gracias, gracias.

Duermo tranquila y contenta.

20 de enero: contentísima

Tuesday, January 20th, 2015

Y cómo no. Además de la lluvia de proyectos y actividades de todo tipo a los que he sido invitada, tengo los amigos y la familia.

Los proyectos, todos, están ya andando. Cierto que no todos producen dinero, pero lo que generan es mucho más valioso.  Y me siento satisfecha.

Los amigos me conectan con más gente interesante, productiva, rica en ideas, con quienes se amplía el disfrute de las conversaciones y del pan y el vino compartidos.

Mi familia me echa porras nomás con que salude y ponga una de las terribles selfies con las que documento mi acercamiento al fin de los 64 años. Y me mandan regalos, bendiciones, buenos deseos, mensajes de apoyo, etc.

Y mi chaparrito, además de todo el afecto, además de compartir conmigo su trabajo y de solicitar mi retroalimentación – lo que muestra su confianza en mi juicio- está orgulloso de lo que hago, igual que mi padre lo estaba.

No necesito más.

Y por todo eso, doy gracias ❤

26 de noviembre: dar gracias

Wednesday, November 26th, 2014
Gracias a todos los que han contribuido y contribuyen a la formación de mi persona, lo que soy. Y a las oportunidades que se han presentado, una detrás de otra y a veces de manera conjunta, para permitirme disfrutar de la vida como yo la entiendo.
1) Mis padres, mi abuela Hilaría, mi abuelo José, mi tía Cuca y mi prima/madrina/como hermana Licho. Mi educación, el disfrute de las cosas, la formación en valores y los afectos están ahí reunidos.
2) La educación/formación que me brindaron mis padres en las mejores escuelas, que eran públicas 
3) Los maestros que me exigieron y creyeron en mí, de los que aprendí la devoción y pasión por su trabajo y que me ayudaron a desarrollar habilidades y conocimientos
4) El gusto por la lectura y por contar historias, fomentados en mi casa
5) Las oportunidades que se me han brindado, una tras otra, para seguir creciendo
Hence (if you will not misunderstand me) the exquisite arbitrariness and irresponsibility of this love. I have no duty to be anyone’s Friend and no man in the world has a duty to be mine. No claims, no shadow of necessity. Friendship is unnecessary, like philosophy, like art, like the universe itself… It has no survival value; rather it is one of those things which gave value to survival.    In his insightful 1960 book The Four Loves(public library), C.S. Lewis
1) L@s herman@s que me ayudaron a desarrollar un poquito de tolerancia
2) El amor que llegó muy temprano a mi vida, y que permanece a pesar de la ausencia
3) Los amigos que han hecho funciones de hermanos, que conocí al entrar a ESFM en 68, y que también me ayudaron a quitarme un poquito de la ridiculez y lo fresa. Sigo en eso
4) Los amigos que permanecen y también los que se han alejado
5) Los amigos que ya no están, pero que aquí siguen
1) El hijo que es el centro y la razón de mi vida
2) El que colaboró para engendrar ese hijo
3) El que ayudó a guiarlo en la etapa difícil del inicio de la adolescencia
4) L@s amig@s que fungieron como tí@s y madres sustitut@s para mi escuincle
5) Los empleos y becas que tuve, que me permitieron estar presente en cada momento de la vida del hijo, criarlo y formarlo hasta lo que es ahora
6) La seguriad económica y la libertad para hacer lo que quiero, de lo que gocé mientras estuve empleada

7) “La mansión que habito, el pan que me alimenta y el lecho en el que yago“, y los antojos de cada día, derivados de esos empleos
1) La confianza y el afecto de quienes me han acogido en cada ciudad en la que he vivido
2) L@s amig@s que han compartido conmigo la sal y las tortillas, el pan y el vino, en cada lugar
3) Los amigos con los que he reído y los amigos con los que he llorado
2) L@s amigo@ más nuev@s que me han abierto puertas que nunca pensé cruzar
3) L@s amig@s que me ayudaron a construir mi vida interior, mi paz espiritual
4) L@s amig@s que, siendo expertos reconocidos en sus áreas, me han incluido como amiga y colaboradora
5) L@s alumn@s de los que he aprendido más que lo que ellos aprendieron conmigo
1) El único “Je t’aime”, acompañado de acciones para demostrarlo, la flor de plúmbago y la pulsera amarilla de plástico
2) Los poemas que me han escrito, buenos o malos; los que conservo y los que tiré a la basura (Sorry)
3) La poesía y los poetas; las novelas y sus autores
4) La música que me acompaña según el humor del día
5) El mar, la luna, y cada cosa de la que disfruto en este planeta
6) La tecnología que me permite estar en contacto con todos y seguir aprendiendo
Y seguramente, me faltan muchas cosas y muchas personas por las cuales estar agradecida.
¡Gracias!

25 de agosto: pasear por la ciudad

Saturday, August 25th, 2012

Por necesidad, después de cinco horas encerrada en un salón. Cierto, una sesión mucho más agradable de lo previsto, gracias a la interacción del grupo y a la composición del equipo de trabajo al que fui asignada. Nada nuevo en cuanto a los temas del taller. Definitivamente, el mundo en el que nos hemos movido en Encuentro Tijuana, TIC TAC 2012, DocTIC, ArTIC es mucho  más rico y actualizado. Mira que no saber quién es Sir Ken Robinson, o Sugata Mitra, o…Ni idea de lo que es PLE o PLN. En fin.

Cuando llegué a casa y me disponía a salir a caminar, comenzó a llover y por poco suspendo mi paseo, pero hacia las cuatro de la tarde decidí aventurarme. El plan era recorrer toda la Calzada de los Héroes, subir lo que originalmente fue el Puente del Amor (ahora con otro nombre y decorado), y llegar hasta el Templo Expiatorio que, por alguna razón nunca tuve ocasión de visitar en los años vividos en León. Pero no encontré estacionamiento de modo de comenzar a caminar donde quería.

Me estacioné un par de cuadras antes del Templo y decidí caminar hacia la Zona Peatonal, visitando primero el Expiatorio. Me gustó. Y el entorno también. No había mucha gente, de manera que podía recorrerse en paz. ImageImageImageImageImage

ImageImageImage

ImageEn otra oportunidad iré a disfrutar del espectáculo de luces, por la noche.

Llegué a la Plaza, y me encontré a Edgar Yanza y su esposa. Tomamos café, conversamos mucho (me duele la garganta!) y pasé un excelente rato en su compañía. Luego caminamos a recoger nuestros respectivos carros. En el trayecto encontré a Ghislaine Bire, guapísima y muy elegante; además luce realmente feliz!

Y para terminar, cuando regresaba de cenar un par de tacos, recibí una llamada del Chato, para invitarme a desayunar en compañía de otros buenos amigos, mañana. El y su hijito pasarán por mí.

Previamente, en esta misma semana, me reuní con Leopoldo Navarro, a quien solamente conocía a través de Facebook. Tuvimos una muy agradable conversación, mientras disfrutábamos de un café. Y me llenó de regalos hermosos: planos de la ciudad, de diferentes épocas y realizados con diferentes propósitos, un mapa de atractivos turísticos de León, y un libro sobre la evolución de la ciudad. Todo, de la editorial Tlacuilo que él dirige.

Excepto por el accidente (leve) que tuvo Pako con la moto (la cual no salió tan bien librada) esta semana ha sido excepcionalmente buena, llena de regalos y de afectos. El negrito en el arroz sigue siendo el asunto de la mudanza 😦

Vamos a ver que resulta en los próximos días. Por lo pronto, el relax en el que estoy parece anunciar que todo está por resolverse. Espero que así sea..

14 de febrero: gracias!

Tuesday, February 14th, 2012

Porque este día me han llenado de regalos de verdadera amistad. Y no por ser día de San Valentín sino porque me rodea gente hermosa que comparte conmigo sus saberes, sus alegrías y a veces su broncas, sus recursos, y hasta su reconocimiento a mi trabajo. ¿Qué más se puede pedir?

No puedo hacer una lista de agradecimientos, ni siquiera podría ponerlos en categorías porque, igual que me pasa cuando quiero clasificar mis libros, el diagrama de Venn sería bastante complejo y mostraría muchas intersecciones. Hace unos días Mario Cisneros compartió una foto que decía estar solo no es casualidad, y él agregaba que “Un amigo es un tesoro, un amor es la vida. Si no tienes ninguna de las dos cosas… ¿cómo es posible que vivas?”  Al respecto yo comentaba que tengo un montón de amigos y algunos amores. Mis dos amores principales son mi hijo y mi madre. Doy gracias a Dios porque esa es precisamente mi riqueza. Sé que unos y otros siempre están apoyándome, listos para asistirme cuando lo necesito.

En la vida he visto algunos ejemplos de amistades enormes; Lelis Paez es uno de ellos. La conocí hace mucho años, ambas estudiando el doctorado pero ella un año delante de mí. Una venezolana llena de amor para compartir y con una familia hermosa (dos hijos y su madre). A punto de terminar su tesis (muy importante trabajo, por otra parte) su hijo mayor tuvo que ser sometido a una cirugía para extirparle un tumor en el cerebro. Para ello tuvo que dejar todo y viajar a los Estados Unidos… y juntar 90 mil dólares para pagar la cirugía. Uno de sus amigos acababa de recibir un premio, mismo que donó íntegramente para pagar los gastos. Eso da una medida de la calidad de amiga que es Lelis! Me falta mucho para acercarme siquiera a ese modelo, pero tengo amigos igualmente generosos y lo agradezco de todo corazón.

De paso por la Ibero (se suponía que estaría como una hora pero me quedé casi cuatro) saludé a muchos amigos y amigas. Conversaciones, risas y algunas consultas que pueden generar otras conversaciones. Más qué agradecer.

Y al regresar encuentro mi  Time Line lleno de mensajes!

Por todo lo que recibo, hoy y cada día,  MUCHAS GRACIAS!!