Archive for the ‘feliz’ Tag

29 de enero: Sábado por la noche

Monday, January 30th, 2017
Apareció en un post en Facebook, de  La escritura es cultura:

Así terminó pensado en él como nunca
se hubiera imaginado que se podía
pensar en alguien, presintiéndolo donde
no estaba, deseándolo donde no podía
estar, despertando de pronto con la
sensación física de que él la contemplaba
en la oscuridad mientras ella dormía, de
modo que la tarde en que sintió sus pasos
resueltos sobre el reguero de hojas
amarillas del parquecito, le costó trabajo
creer que no fuera otra burla de su fantasía.

Gabriel García Márquez
El amor en los tiempos del cólera

 

“Estoy esperando, pues!” Agregué.
No que necesite recurrir a los escritores para decírtelo; te lo digo cada noche y cada noche es verdadero. Y te lo digo también de día: te espero siempre, en cualquier lugar y a cualquier hora, como siempre.
Pero la madrugada del sábado apareciste. Desperté relajada, aliviada de mis mareos y demás. Tu presencia tiene ese maravilloso poder sobre mí.
Me fui a una reunión, animada. Fue bueno. Y fue bello ver a Venus en la cima de un portal abierto en el cielo, al atardecer.
venus-al-terminar-enero
La nostalgia regreso antes de dormir. Fue entonces que te dije que tú eres mi hogar, mi primer hogar después de mis 15 años. Supe quién era yo a través de tu mirada dulce, de tus palabras y letras, de tu caminar conmigo, de tu cuidado. Me supe segura y protegida. Nunca he vuelto a sentirme así en mi vida.
Entresaqué una definición de hogar nomás para corroborar que eso eres. Y la compartí con el mundo:
<<“El término hogar denomina el lugar donde uno vive y está estrechamente relacionado con una sensación de seguridad, confort, pertenencia y calma.”
E.T. calling home. I want to go home.>>
Sí, el domingo fue ambivalente/bipolar: de la actividad frenética de la mañana, con música de rock and roll, a la nostalgia de la tarde, con música que vino apareciendo. Comenzó con “Coincidir” y terminó con “Sabrás que te quiero”.

Y sucedió, y hasta lo grabé: uno de ellos entró por la ventana y estuvo unos 10 segundos revoloteando frente a mí. Y es como saber que estás cerca.
Me calmé, apague el aparato y me subí a ver The Big Bang Theory.
Mi alma vive en ti, contigo. Tú eres mi hogar, el único.

21 de julio: afecto

Tuesday, July 22nd, 2014

Salí de Guadalajara reconociendo un síntoma desagradable: fresez extrema. De hecho escribí que el avión olía a humanidad. Llegué a Tijuana y, como siempre desde hace unos años, me rehusé a pagar 370 pesos por el viaje a Playas. ¿Camión urbano o combi? La combi llegó primero, 13 pesos al Centro. Otros 13 a Playas.

Al subirme se agravó el síntoma y me quedó claro que debía sacudirme la ñoñez y lo fresa, adquiridos en los últimos tiempos por contagio, supongo. Para comenzar, el olor de una combi que no es la más nueva que haya conocido; luego, la música de los Ángeles Negros (¿o Azules?) y para rematar, la conversación que inicia el señor sentado a un lado. Instante de incomodidad en el que hago conciencia del daño.

Sí, Llegué muy provinciana, fresa y desconfiada. Cuando subió otro pasajero y, sin más, me preguntó “¿llegando?”, pude ya contestar como gente decente e intercambiar comentarios con mis vecinos. Así cambié de combi, ayudada por el muy amable chofer y los que apoyan en la terminal, y los pasajeros muy dispuestos a apoyar con el descenso al llegar al hotel.

Calor y nublado muy temprano, seguido de calor y una hermosa y soleada mañana. Un baño reconfortante y a casa de mis compadres, para comenzar este día en que me he reunido con más amigos que en los dos últimos años en León.

El almuerzo en el Laihoos (café de chinos) y la conversación de sobremesa en su casa. La comida en el Café Aquamarina, con la Lore, frente a la playa, después de una visita a la casa del Róber y Lilí, donde disfrutamos de un delicioso mezcal. La Lore me llevó al Ross, para el cafecito con Rocío y Judith, y la misma Judith me condujo a El Molino, para cerrar el día con Marychuy y Paty. Ahí mismo estaba Magui con su familia.

En el ínterin, los mensajes de bienvenida de amigos (ex alumnos, ex colegas) . Extrañaba este ambiente, esta hospitalidad, este vivir con ligereza.

Mañana queda todavía otra ronda de compartir con amigos, de pasear por la playa, para llenarme de todo esto que me hace feliz. Algunas fotos las subo directamente a Instagram y a Facebook, otras esperarán al regreso a León. El cariño lo voy atesorando.

Gracias a todos!