26 de marzo: Tercera sesión del taller

Friday, March 30th, 2018

Batallé mucho para enviar mi tarea consistente en el relato sobre mi vestido. Lo escribí a mano, por el apagón de 22 horas, a la luz de una lámpara navideña de baterías, en la comodidad de mi cama; terminé tecleándolo en Drive, offline, y el problema fue hacerla llegar a Jair. A la mañana siguiente tardé una hora en enlazar el iPad con el iPhone, pero logré enviarlo a tiempo.

En cuanto a la lectura de una de las cartas de Rilke, leída apresuradamente cuando por fin logré la conexión,  seleccioné la carta V, porque 2 + 3 = 5, y Pitágoras sabe lo que hay detrás, y porque el quinto número en la sucesión de Fibonacci es 21 que corresponde al número de página donde inicia el texto. De nuevo, las itálicas muestran lo que Jair me iba comentando o pidiendo.

Sobre la carta:
Me parece interesante que en la carta seleccionada, sin haberla leído antes, encuentre muchas coincidencias con mi experiencia personal, incluida la de la vista a Roma, en agosto de 1979.
Muy bien.
Calorón, engentamiento y hasta náusea de tanto que vimos y nos quisieron mostrar en apenas tres días. Hubo que omitir algunas cosas. Y hay que mencionar que yo tenía 6 meses de embarazo 😉 Pero, en lo que se refiere al texto, hay una mesura que está muy distante de mí.
¿En qué consiste esa mesura?
La selección de las palabras, que transmiten esa paz necesaria, las pausas, el detenerse en los detalles para resaltar la belleza que sí encuentra
El tono cordial, sin buscar imponer una visión sino como un diálogo casi con uno mismo
Sí, exacto. El tono.
¿Hay algo que encontraras en la carta que te haya hecho pensar desde otra perspectiva el acto de la escritura?
Supongo que es algo que, cuando comencé a escribir en mi blog, a modo de diario (por eso se llama “el día a día, solamente”), me hizo saber un amigo de toda la vida: “yo no vivo en los lugares de los que hablas, y necesito conocer detalles para apreciarlos”. Yo no esperaba que alguien lo leyera, era solamente un recurso para irme a dormir en paz
Al mismo tiempo, los detalles que relata Rilke no son superfluos. En todo caso, habiendo conocido Roma en las circunstancias que mencioné, yo no necesitaría más detalles.
Ok, muy bien.
Es decir: si escribes para que otros te lean, como sería el caso de los escritores, debes pensar en el destinatario. Eso sí lo hago cuando escribo textos sobre educación, lecciones, artículos, etc. O cuando diseño un curso o taller. La transposición didáctica es muy importante en lo que hago.
Claro.
Ahora bien, Blanca, ¿qué tan importante crees que sea tu trabajo como lectora?
¿Qué te ofrece la lectura en tu vida?
¿Ha habido libros que cambiaran tu vida?
Como lectora me voy nutriendo de metáforas, palabras, situaciones.
Ok, muy bien.
Digamos que cuando lees estás pendiente de muchas cosas que podrían servirte a la hora de la escritura creativa.
La lectura ha sido mi conexión con el mundo. Aprendí a ser madre con dos libros de cabecera y el estilo del chiquillo que me tocó en suerte; aprendí a cocinar con mi memoria y los libros. Incluso lo que hago profesionalmente lo aprendí más en los libros que de alguien, aunque luego aprendiera también a colaborar. Lo que no aprendí fue la parte emocional/sentimental, porque nunca tuve libros al respecto.
Suponiendo que algún día me diera por ponerme creativa, sí, supongo.
Ya, entiendo. Muy buena formación la del autodidacta.
El asunto es que, si algo ya está bien dicho/escrito, no veo la razón de reescribirlo yo.
Pues es que no hay de otra; a veces los docentes entienden menos que los alumnos.
Así es. malísimo el sistema educativo.
Bien, Blanca.
No fue tan malo antes de la licenciatura; en mis tiempos.

Después de que Jair me comentara sobre mi texto de tarea, continuamos ahora con la musicalidad del idioma:

Bien, ahora que has escrito una pequeña Fábula, vamos a ver otras cualidades del idioma.
Su musicalidad; piensa en qué fonema sería representativo de Tigre.
Mmm un roar muy suave: Rrrrfff
Muy bien. ¿Para panda?
Ni idea de cómo suena un panda (por cierto, soy la mamá panda de un grupo de ex alumnas que son pandas). Podría ser mmm, como Yoda
¿Podría ser la n, no? O la p con la n.
Y gatito, pues purrr
Me parece con la n
Ahora trata de escribir un poema breve de cada uno usando esos fonemas; por ejemplo, para panda sería algo así: anda, el Panda, mirando la panza del cielo…
Es sólo un ejemplo, trata de ser lo más creativa posible.
A ver, voy a intentar
Venga, ánimo. Busca todas las palabras que puedas con los fonemas implicados.

Ruge y frunce el entrecejo para simular la fiera del tigre que no encarna; las rayas no confieren furia
Como eso?
Hey, Blanca. Excelente. Justo eso.

Nada, nadie, ninguna nube en su noche nueva; panda que estrena nido

Prueba primero un prometedor pretzel, el gato prefiere el postre del precipitado pregón pronunciado al paso

Excelente.
Es un juego de abalorios, como el algebra
Sólo un detalle, habría que buscar una alternativa para nido, porque los pandas hacen madrigueras.
Así encontramos las cualidades musicales del idioma.
Bien, Blanca. Me gustaría que trabajaras en esos tres textos y trataras de convertirlos ya en poemas terminados.

Y vino una enorme recompensa:
Bueno, esta fue nuestra última sesión, pero te voy a regalar una última para revisar y trabajar en esos textos. ¿Te parece bien?
Excelente! Muchísimas gracias. ¿Quieres que sean más extensos?
Ahora puedes trabajarlos ya sea haciéndolos más extensos o utilizando nuevas palabras
otras frases, buscando otros ritmos no necesariamente deben usar el mismo fonemas; ahora tienes un punto de partida.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: