1 de abril: la necesidad de escucha

Wednesday, April 1st, 2015

Salí de la Comer de Centro Max como a las 6:30 P.M. Necesitaba algunas cosas para asegurarme de no necesitar nada de aquí al lunes. Como siempre, empujé el carrito con mis compras hasta mi auto. Un señor de los que contrata Costco para apoyar a los clientes, según me dijeron, acudió en mi ayuda y comenzó a poner los artículos en la cajuela. Le pregunté si había mucho trabajo, como consecuencia de las vacaciones. “¿Vacaciones?”, preguntó. 

A continuación me contó que su esposa falleció el jueves de la semana pasada, y le avisaron cuando estaba trabajando. Que, como consecuencia, una de sus hijas tuvo un aborto y la otra se puso muy enferma. Que aunque vivía por el rumbo de Duarte, se había venido a rentar una casita en León para estar cerca de su esposa hospitalizada. “La diabetes”, me dijo. Primero una pierna, luego un ojo, y así cocinaba, hasta que empezó a tener problemas en el otro ojo y a sufrir de una laceración en el talón, hasta que se lo quitaron casi todo. Pero ya no permitieron que le quitaran la pierna completa. 

Sus hijos están todos casados y cada uno en su casa, pero va a regresar para estar más cerca de ellos. Luego me cuenta que el Domingo de Ramos hubieran cumplido un aniversario más de su matrimonio, con esas palabras. Pero ella falleció el jueves, y ya no festejaron. Luego recuerda que desde que se casaron ella manifestó diferentes dolencias y enfermedades, y que no recuerda tiempos en que haya estado completamente sana. 

El hombre necesitaba hablar, y yo no supe hacer otra cosa que escuchar. Hasta que la llegada de varios clientes, simultáneamente, y de uno de sus compañeros de trabajo, lo obligaron a regresar a sus labores. 

Ni una lágrima, pero seguramente una tremenda soledad. ¿Vacaciones?

Advertisements

2 comments on “1 de abril: la necesidad de escucha

  1. Felipe Alfonso says:

    Uno casi no puede decir nada al escuchar/vivir el dolor. Las más de las veces es, sencillamente, incomprensible. Pero, aún con todo, es necesario seguir viviendo. Quizá siempre haya un motivo.

    Este blog ha sido una agradable sorpresa. Espero poder leerla constantemente.

    Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: