8 de febrero: una semana como ¡má!

Sunday, February 8th, 2015

Llegó el sábado 31 de enero para entregar la moto al comprador en San Pancho. Saliendo de Guadalajara la camiontea tronó. Bueno, luego supimos que tronó antes, cuando iba con un amigo a Vallarta; oyeron el ruido  de un metal que cayó pero no vieron nada, y así siguieron su viaje y luego regresaron a Guadalajara; una semana después se quedó a 20 Km de la caseta de Zapotlanejo. Tuvo suerte. Estuvo tres horas esperando la grúa y llegó aquí ya tarde. Ese día ya no pudo cerrar el trato. La moto se quedó sobre la camioneta, y hasta el lunes se la llevó la grúa del taller que nos queda cerca, hicieron el diagnóstico y una reparación rápida para que el martes Pako terminara su pendiente; luego tendría que volver al taller para la reparación en serio.

Pero León Municipio y sus mañas dijeron que no. Todo un día perdido en vueltas inútiles. Que el contrato de compraventa, hecho aquí en León hace alrededor de un año, ya no era válido y había que volver a pagar revisión de la moto y a hacer un nuevo contrato notariado para llevar a cabo la venta. Y en eso se ocupó el miércoles completo. Para la revisión, le pidieron ir a una Farmacia Isseg a pagar una cuota (no en Tránsito, como es lo normal); ahí le dieron un boletito sellado y con la cantidad impresa, sin membretes, sin conceptos. En la oficina de revisiones, escribieron “Harley” sobre el boleto sellado, a modo de comprobante de pago de…¿alguien sabe? Y con eso debía ir a San Pancho, al asunto del contrato notariado.

El mismo notario dijo que ese pago era irregular, y que no podía tener validez. Pero en Tránsito (o la oficina que sea) le dijeron que sí, cuando llamó para preguntar, aunque no le pareciera legal. Fialmente se hizo la venta, Pako recibió el dinero y entregó la moto, y regresó corriendo para llevar la camioneta al taller. Apenas ayer sábado por la tarde estuvo lista.

Fue bueno porque tuvimos tiempo de conversar y de hacer planes, de comer, de tomar café, de ir al cine y a la feria. Y porque la camioneta quedó en muy buenas condiciones, y muy segura. Presintiendo que su viaje a India, este martes, es el anticipo de lo que puede ser una larga estancia allá, estuvo de lo más afectuoso (a nuestro modo) revolviéndome el pelo, dándome palmadas en la espalda, abrazándome brevemente, animándome y ayudándome a relajarme y bajarle a mi estrés, que andaba por las nubes.

Ayer llegó la novia y hoy regresaron a Guadalajara, apenas a tiempo para arrreglar su maleta y cerrar algunos pendientes de trabajo. El martes 10 saldrá a las 7 A.M. y volará de regreso el martes 17, pero hará una escala en San Francisco CA por un par de días. Entre el largo viaje y las estancias, vendrá llegando a Guadalajara alrededor del 21 de febrero. Y luego comenzará la mudanza para traer todos sus triques, se vaya o no de manera definitiva a la India. Yo espero que sea un sí.

Por lo pronto estos días han sido de puro gusto, pero voy a estrañar el ¿Má? Má, ¡Ma!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: