Archive for January, 2015

28 de enero: Sueños y despertares

Wednesday, January 28th, 2015

Primero fue esa sensación de la que di cuenta en Facebook: despertar estando como en dos espacios diferentes de manera simultánea. Dije que estaba “desajustada” para explicar lo que experimentaba. Para comenzar mi madre, y luego los familiares y amigos, que pensó que no había comido suficientemente o no había dormido o estaba enferma. Pero no. En plena conciencia estaba viviendo y moviéndome en dos “niveles” distintos.

Yo creo que me he acostumbrado pero no me he “ajustado”. Lo más evidente es el desfase en el tiempo. Para mí estamos ya a fines de febrero, y me doy cuenta porque constantemente hago referencia a fechas, celebraciones y eventos en el día correcto del mes equivocado. Y lo posteo, claro. Luego alguien hace que me dé cuenta del error… y a veces simplemente lo dejan pasar.

Por supuesto que cumplir con los asuntos de trabajo cuesta más que de costumbre. Alarmas y notificaciones desde cualquiera de los dispositivos y aplicaciones, marcas en el calendario físico que cuelga frente a mi mesa de trabajo, y la revisión constante de Edmodo para lo de las clases. Requiere más esfuerzo que lo usual, y el desgaste me obliga a comer al menos cuatro veces al día.

Luego vino el sueño con Mely, que dijo estar preocupada por “los movimientos”, lo que yo interpreté como mareos; mandé un mensaje a mi comadre para asegurarme de que estaban todos bien. En la conversación me contó sobre los movimientos y cómo están siendo afectados, especialmente el pequeño, la mayor preocupación de su madre y la familia.
Anoche, antes de decidir que me iba a dormir, llevé a cabo, como siempre, el ritual de limpiarme la cara: primero con cold cream y luego con agua y jabón. Mientras me lavaba observé que mi cara había cambiado. Parecía menos oriental del norte de Nayarit (me lo dijo así un paisano de Mexcaltitán, en el CECUT, en una feria de Nayarit) y más india de la India. Me pareció curioso y pensé si eso era consecuencia de estar envejeciendo y darme cuenta, de repente, de lo que el tiempo ha hecho en los últimos meses. Me pareció divertido, simplemente.

Regresé a mi cuarto y, antes de apagar las luces entró un mensaje de Pako, con la foto de una conversación que acababa de tener. Se va a la India. Por lo pronto es por unos días y, si todo sale como esperamos (sí, es por lo que he estado pidendo), se irá a trabajar allá uno o dos años. Me emocioné.

Anoche tuve otro sueño, esta vez mi padre, inusualmente serio y enérgico, exigiéndome salir de la casa en la que me encontraba con mi abuela (su madre) y un pequeñito rubio de pelo lacio. Y Pako que me alcanzaba a decir que alguien había “falleci…” sin terminar la palabra.

No es la primera vez que tengo sueños o “anuncios” de tipos diversos, pero espero que este último sea solamente producto de la cena a deshoras. 😉

Y sí, ya aclaré que sí estoy loca, no tengan preocupación.

27 de enero: Mucho por agradecer

Tuesday, January 27th, 2015

Pedí (no por mí) y se me está concediendo.
Mis amigos y amigas y mi familia acudieron para apoyarme (a mí y a mi familia).
De los inconvenientes de la tarde, el hacer caso a algún instinto me ayudó a resolverlos.

Gracias, gracias, gracias.

Duermo tranquila y contenta.

20 de enero: contentísima

Tuesday, January 20th, 2015

Y cómo no. Además de la lluvia de proyectos y actividades de todo tipo a los que he sido invitada, tengo los amigos y la familia.

Los proyectos, todos, están ya andando. Cierto que no todos producen dinero, pero lo que generan es mucho más valioso.  Y me siento satisfecha.

Los amigos me conectan con más gente interesante, productiva, rica en ideas, con quienes se amplía el disfrute de las conversaciones y del pan y el vino compartidos.

Mi familia me echa porras nomás con que salude y ponga una de las terribles selfies con las que documento mi acercamiento al fin de los 64 años. Y me mandan regalos, bendiciones, buenos deseos, mensajes de apoyo, etc.

Y mi chaparrito, además de todo el afecto, además de compartir conmigo su trabajo y de solicitar mi retroalimentación – lo que muestra su confianza en mi juicio- está orgulloso de lo que hago, igual que mi padre lo estaba.

No necesito más.

Y por todo eso, doy gracias ❤

15 de enero: Cabañuelas

Thursday, January 15th, 2015

Dicen que las cabañuelas predicen lo que ocurrirá a lo largo del año, con referencia al clima. Extrapolando eso a los asuntos laborales, diría que mi año tiene un aspecto súper, lleno de actividades interesantes y productivas, en diferentes sentidos

Comencé el año con la seguridad de que tenía un curso (Física para las ciencias de la vida I) para impartir en la Ibero. Comenzó ayer con 10 alumnos y muy buen ambiente. Dos de ellos habían llevado conmigo Pre requisitos de Matemáticas para Bionanotecnología, y decidieron que valía la pena volver a estar en un curso conmigo.

La semana pasada me contactaron del ITAM para que colabore en un proyecto de Tecnologías de Información. Dije que sí y encontré alguna información útil, que inmediatamente les compartí. A partir de ahí pareciera que quiero abrir el cofre del tesoro gringo: hermetismo por donde lo vea. No desespero, pero no es tan rápido como imaginé.

Ayer, por fin, coincidí con Liliana García (ITESO) en una conversación vía Skype. A partir de ese momento me involucré en un proyecto que trata de “plantar semillas” de colaboración, trabajando con docentes. Mañana tendremos la primera reunión, a la que yo me uniré a través de un hangout en G+. Es un proyecto que promete, con tres líneas de trabajo. Yo participo en “prácticas” de manera más concentrada, pero incursionando en las otras dos.

A media tarde, ayer mismo, sonó mi celular: me notificaban que el día de hoy debía a estar en el IEEG, en Guanajuato, para que me dieran nombramiento como miembro de un comité técnico, trabajando sobre las estadísticas en las próximas elecciones locales. Hoy fue la toma de protesta y el lunes tenemos la primera reunión, donde sabremos mejor de qué se trata. Un grupo amable, dos ex alumnos que colaboran ahí, una persona que me pide apoyo en áreas de aprendizaje de matemáticas para su hijo, lo que nos lleva a una agradable conversación.

Ayer mismo me había comprometido a enviar un video para The Granny Cloud,
paso necesario para colaborar como Granny. Es algo que pretendo hacer en este fin de semana.

Y justo cuando comenzaba a apagar mis aparatos, disponiéndome para dormir, llegó un mensaje de correo de Jenny, de Desmos. Ahora hay una aplicación para Android, y me pedía traducir la presentación. Y luego trabajar en la traducción de las adiciones al sitio web. La primera parte ya está hecha y enviada. Como de costumbre, recibiré un paquete con alguna playera y detalles de Desmos. Lo que vale es la colaboración. Y mi nombre en las guías en español, para el ego 😉

Aparte, sigo con cuatro de los 16 docentes del Taller de PBL que inicié con la SEG. Son los verdaderamente comprometidos y no me cuesta ningún trabajo en asesorarlos para que terminen lo que iniciaron.

Mi chaparrito me compartió la actualización de Monster Pop, just for my eyes, entre otras cosas, y espera mi retroalimentación.

Por lo pronto estoy agradablemente cansada. Mañana comenzaremos a trabajar los temas del curso de Física, Seguida de la reunión virtual con ITESO y, después, tendremos una presentación de los laboratorios que, espero, podremos utilizar para animar Física.

El fin de semana estará animado también: de TJ llega Gustavo Villafaña para trabajar en CIATEG, pero tendremos tiempo de conversar. Y el domingo el plan es ir a casa de Lirio, a Guanajuato, para una comida de cuates.

Es hora de descansar.

2 de enero: Le vent se lève!…

Friday, January 2nd, 2015

Pako me trajo de regalo la película Se levanta el viento, de Hayao Miyazaki. Una oda al sueño ingenieril de  diseñar y construir un avión que fuera bello y eficiente: el moderno avión de combate japonés Mitsubishi A6M Zero.

El título de la película es parte de un verso de Paul Valéry: “Le vent se lève!… Il faut tenter de vivre!” del poema Le Cimetière marin. Una belleza de película en cada aspecto: la animación, el diseño de los paisajes, la música y el guion. La historia que va del sueño de un chiquillo, de construir aviones, a la conceptualización y la realización de ese avión, por el Dr.Jiro Horikoshi, me  parece una perfecta ilustración de lo que debería uno imaginarse cuando decide ser ingeniero, en cualquiera de sus áreas. Recordé a Leonardo da Vinci (aka My sweet love) cuando decía que si no era perfecto, no estaba terminado; pero también en la identificación de elementos de la naturaleza como sustento de sus diseños.

Para plantearse la situación de la tecnología de Japón con respecto a la de Alemania, en los años 30, hay una referencia explícita a la paradoja de Zenón sobre Aquiles y la tortuga. El trabajo de diseño del avión -en equipo con los ingenieros de producción- se muestra cabalmente tanto en su parte de trazo de las piezas, a mano y con instrumentos,  como en la parte del cálculo formal, utilizando el conocimiento de las ciencias y el uso de la regla de cálculo.

El sueño como motor de la ingeniería, se describe en las frases de Caprioni, el inspirador del héroe de la historia: “Los aviones son hermosos sueños que esperan ser tragados por el cielo” y  “Los ingenieros convierten sueños en realidades”.

Los ingenieros convierten sueños en realidades


Me gustó, pues. Y me gustó más la sesión de cine que organizó mi hijo para verla juntos, con palomitas a la pimienta cocinadas en cacerola por él mismo.

Creo que esta película será un recurso excelente para iniciar un curso de ingeniería, planteando enseguida algunas preguntas sobre motivación, ciencia, dedicación y trabajo bien hecho.

1 de enero: Si decido quedarme

Thursday, January 1st, 2015

“Es inconveniente enamorarse a los 17 años. Especialmente si es en serio.”

Tu mano tocó la mía. Un brevísimo instante en que el calor de tu palma se posó sobre mi mano izquierda. Me perturbó el percibirlas juntas, y la maldita racionalidad dijo que eso no podía estar ocurriendo. Sin embargo, la cálida sensación todavía perduró por un momento. Dejarse llevar, había escrito ayer en un post a propósito de la música, pero sigo sin aprender.

Veía la película, que tuve sin desempaquetar durante varios días. Entre otras cosas, caí en cuenta de algo que nunca tuve, por lo menos desde mi adolescencia: una amiga de verdad, una cómplice, una confidente. Compañeras de escuela, sí; amigos, también. Pero una amiga que me conociera, que anticipara mis tonteras, que me cuestionara en caso necesario o me apoyara incondicionalmente, no. Ni hermanas mayores o primas que hicieran las veces de confidentes o cómplices.

“A veces hay que elegir en la vida, y a veces la vida te elige a ti. ¿Lo entiendes? “