21 de julio: afecto

Tuesday, July 22nd, 2014

Salí de Guadalajara reconociendo un síntoma desagradable: fresez extrema. De hecho escribí que el avión olía a humanidad. Llegué a Tijuana y, como siempre desde hace unos años, me rehusé a pagar 370 pesos por el viaje a Playas. ¿Camión urbano o combi? La combi llegó primero, 13 pesos al Centro. Otros 13 a Playas.

Al subirme se agravó el síntoma y me quedó claro que debía sacudirme la ñoñez y lo fresa, adquiridos en los últimos tiempos por contagio, supongo. Para comenzar, el olor de una combi que no es la más nueva que haya conocido; luego, la música de los Ángeles Negros (¿o Azules?) y para rematar, la conversación que inicia el señor sentado a un lado. Instante de incomodidad en el que hago conciencia del daño.

Sí, Llegué muy provinciana, fresa y desconfiada. Cuando subió otro pasajero y, sin más, me preguntó “¿llegando?”, pude ya contestar como gente decente e intercambiar comentarios con mis vecinos. Así cambié de combi, ayudada por el muy amable chofer y los que apoyan en la terminal, y los pasajeros muy dispuestos a apoyar con el descenso al llegar al hotel.

Calor y nublado muy temprano, seguido de calor y una hermosa y soleada mañana. Un baño reconfortante y a casa de mis compadres, para comenzar este día en que me he reunido con más amigos que en los dos últimos años en León.

El almuerzo en el Laihoos (café de chinos) y la conversación de sobremesa en su casa. La comida en el Café Aquamarina, con la Lore, frente a la playa, después de una visita a la casa del Róber y Lilí, donde disfrutamos de un delicioso mezcal. La Lore me llevó al Ross, para el cafecito con Rocío y Judith, y la misma Judith me condujo a El Molino, para cerrar el día con Marychuy y Paty. Ahí mismo estaba Magui con su familia.

En el ínterin, los mensajes de bienvenida de amigos (ex alumnos, ex colegas) . Extrañaba este ambiente, esta hospitalidad, este vivir con ligereza.

Mañana queda todavía otra ronda de compartir con amigos, de pasear por la playa, para llenarme de todo esto que me hace feliz. Algunas fotos las subo directamente a Instagram y a Facebook, otras esperarán al regreso a León. El cariño lo voy atesorando.

Gracias a todos!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: