9 de mayo: Un día intenso

Friday, May 9th, 2014

Viernes, fin de semana, fin de semestre (aunque para mí eso ocurrió ayer). Mi primer pendiente a resolver era el diseño del examen final del curso, para enviarlo a mi coordinadora.

Se trataba de hacer un examen comprehensivo, susceptible de resolverse en 100 minutos y que se calificará de manera sencilla. Odio los exámenes en los que se trata de hacer mil cálculos inútiles habiendo tecnología. Seleccioné cinco ejercicios, y en conjunto creo que satisfacen las condiciones para integrar el examen.

Mientras estaba en esa tarea me contactó René, uno de mis ex alumnos de Tijuana (fue mi alumno en la prepa y en la licenciatura, de los chicos que son como mis sobrinos). Se había enterado, por Facebook, de la playera del León, la de la Copa Libertadores, que le envié a Adrián, uno de mis ex alumnos de Ingeniería de la Ibero Tijuana, a punto de graduarse y a quien también quiero mucho; se la envié el martes y la recibió el miércoles por la tarde, a punto para estrenarla para el juego de semifinales del jueves entre León y Toluca. Le prometí a René hacerme cargo en cuanto y terminara y enviara el examen, anticipándole que la recibiría hasta el lunes, porque DHL no hace entregas en sábado. ¡Me dijo que esperaba estrenarla para la final!

Así que terminé y envié el examen, me fui La Guarida de La Fiera a comprar la playera y a DHL a enviarla. Mientras estaba en la fila recibí un mensaje de Rosy diciendo que había recibido el examen y que si podía impartir Probabilidad y Estadística para comunicólogos y psicólogos durante el verano. ¡Por supuesto! dije.

Pero antes, al salir de casa, me di cuenta de que los matacuaces del Municipio de León habían regresado al parquecito a destrozar los árboles, por orden de la doñita que dice que está a cargo de dar mantenimiento a ese espacio, módicos 50 pesos mensuales por casa. Me indigné, les dije que pararan, tomé fotos y las compartí para denunciar el hecho. Retomé el pleito cuando regresé de mi mandado. El recuento de los daños y de mi entripado lo puse en una nota en mi muro de Facebook.

Mientras preparaba algo de comer para recuperarme, porque las broncas me desgastan y me provocan dolor de cabeza, los colibríes (porque son por lo menos tres) aparecieron por turnos frente a la ventana del comedor. Muy agitados, ni siquiera venían a beber. Se mantenían casi suspendido frente al cristal, de frente, y regresaban al parque. Comí y salí al patio a que me diera el aire. Estando ahí pude grabar a cada uno de los tres. Y darme cuenta de que la memoria del Android estaba saturada.

Tarde casi una hora en adivinar cómo descargar el contenido a mi lap, después de instalar el software sugerido por el fabricante y que resultó inservible. Pero ahora tengo espacio para más fotos y vídeos 🙂

Con todo, el día fue muy bueno. Necesitaba descargar el estrés del semestre y era necesario un sparring. Los del Municipio sirvieron, fue un pleito útil y no hubo daños colaterales. Y me falta la doñita, como postre.

Mañana llegará mi escuincle, alrededor del medio día, y no tengo ningún pendiente más que el de ser la mamá de Pako. Será un día de compartir y de comer en casa (nunca ir a comer fuera en día de las madres, día del amor y semejantes). Y de recuperarnos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: