17 de abril: un día de visitas inesperadas

Thursday, April 17th, 2014

Han sido días de maravillas y encuentros felices. De mensajes concatenados, de experiencias bellas.

Comenzaron el día en que conversé con Eduardo, a través de mensajes de Facebook  en que me compartió un poema sometido a concurso, y durante esa conversación me sugirió escribir ya para publicar posteriormente en formato de libro. Lo mismo que me había sugerido Teresita Dovalpage y a lo que todavía no me decido totalmente aunque muchas cosas vuelan en mi cabeza desde hace rato.

La conversación llevó a compartir algunas de las experiencias sobre las que mi querido profesor Revuz decía que yo no podía creer porque soy muy cartesiana. Así que supongo que debo ser polar. O bipolar. En aquella ocasión solamente le dije que yo no creía nada, que simplemente llevaba un registro y que, ciertamente, no podía encontrar razones ni las estaba buscando. Hay cosas que ocurren sin que podamos explicar su origen. Hay muchas experiencias que se remontan a mi adolescencia y que me alejaron de todo lo que sea cartomancia y ocultismo. Hay cosas que no quiero saber, simplemente. Pero el traer todo a mi cabeza me provocó una especie de convulsión, con el pulso acelerado locamente, de la que tardé en recuperarme.

Luego vino el eclipse de Luna, compartido por un grupo de entusiastas lunáticos, incluida mi madre, que estuvimos despiertos hasta que la sombra de la Tierra cubrió completamente a la Luna y ésta se tornó rojiza. En ese momento uno de mis contactos en Fb nos hizo saber que la estrella brillante al lado de la roja Luna era Spica, de la constelación de Virgo. Y entonces supe que hay una trayectoria reconocida que va de Spica a Arturo (o Arcturus), en Alpha Centauri (Arturo es la  la estrella más brillante del hemisferio celeste  norte)“Arc to Arcturus, then spike to Spica”.  Mi sobrina Mónica posteó en ese momento el mensaje que ahora es mi foto de perfil. Me fui a dormir contenta con la experiencia, aunque no pude dormir (lo cual ocurre cada vez que me desvelo).

Ayer fue una tarde mágica. Decidí ir al Metropolitano a retomar mis caminatas, olvidadas por cinco semanas. Hasta creí que no aguantaría los 5 km de ejercicio más los 2 km de caminar relajadamente para llegar al punto de partida. Pero no tuve ningún problema y, a cambio, tuve maravillosas vistas de la presa

IMG_0742
y de los paseos bordeados por jacarandas en flor

Para sentarme a pensar, llorar, relajarme

Para sentarme a pensar, llorar, relajarme

 Mis 5 km terminan justamente en el arbusto de las flores azules 🙂

Mis flores azules

Mis flores azules

A partir de ahí se trata solamente de caminar relajadamente 2 km, hasta el estacionamiento donde dejo mi carro. Por la hora (cerca de las 8 P.M.) pude observar esta maravillosa vista:

cerrando el día

cerrando el día

 

Hoy he tenido un día lleno de visitas y amistades. Amistades con quienes converso a través de Fb u otras redes. Amistades ccon quienes tengo ya programado tomarme un café, mañana. Y mi hijo, que llegó de sorpresa y de carrera, camino de San Miguel de Allende, y que estará de regreso el sábado para permanecer hasta el domingo. Simultáneamente vino de visita el colibrí, que ya sabemos que viene a decirnos que los que ya cruzaron están bien.  Pako me traerá el bebedero, de San Miguel. Luego vino un petirrojo a pararse frente a mi ventana por unos momentos.

Mi tarde ha terminado viendo el episodio 4 de la segunda temporada de Da Vinci’s Demons.

Todo está bien, todo está en orden. Y yo me siento feliz.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: