Archive for June, 2012

21 de junio: comenzó el verano

Thursday, June 21st, 2012

Ni tiempo para ir a caminar a la playa, aunque el clima es muy propicio porque no hace mucho calor (todavía amanecemos con niebla). Esto de organizar una mudanza demanda de tiempo. Pero además he estado en mil cosas.

El martes lo tenía dedicado a las dos conferencias de Wolfram SystemModeler. Excelentes los ejemplos de utilización y muy recomendables para animar una muy buena clase de Álgebra Lineal (de a buenas). A la mitad de la segunda conferencia me interrumpió una llamada de la gente del ISSSTE, para pedirme que volviera a llevar TODA la documentación que ya había entregado. Lo bueno es que tenía dos copias de todo y un original de mi acta de nacimiento. Eso sí, en lo que fui y regresé el evento había terminado. La ventaja es que dentro de una semana estará disponible la grabación. Y chance y para entonces también hayan rehecho todos los papeles de mi trámite…y el cheque, que es lo que más me apura.

El miércoles fue de mucho trabajo, comenzando con la reunión de Tijuana Innovadora en la CANACO, a las 8 A.M. Y qué bueno que fui, porque pude conversar brevemente con Antonio, el coordinador operativo, y ponerme de acuerdo con él para una reunión esa misma tarde sobre el taller que ofreceremos. La reunión de la tarde fue breve y muy productiva. Resultó que la información que le pasaron era incorrecta, pero creo que ahora estamos en el mismo canal.

Entre que regresé de la CANACO y que me fui a la reunión con Antonio, encontré un mensaje del equipo de Encuentro Tijuana, sobre la ponencia que enviamos al congreso en Sonora. Había que hacer correcciones en varias partes. Afortunadamente tenía el original de la parte teórica, que yo escribí, para volver a incorporar en el documento completo lo que por alguna razón había sido omitido en alguna revisión. Me fui pensando que sería todo. Pero me equivoqué.

Cuando regresé de mis reuniones me incorporé a la transmisión de la primera sesión de TIC TAC 2012, tras lo cual los integrantes del equipo docente nos reunimos virtualmente para comentar sobre lo que observamos durante la transmisión y sobre la ponencia que estábamos corrigiendo. De ésta, todavía había que revisar la metodología, el resumen y las referencias. Me ofrecí a trabajar en ello y a eso dediqué el resto de mi tarde/noche aunque hoy, muy de madrugada, volví a revisar todo para incorporar las referencias que, también, habían sido recortadas en las revisiones y ajustar el texto a las 4500 palabras marcadas como límite superior. Todavía hubo dos revisiones posteriores, a cargo de los compañeros del equipo, antes de reenviar el documento. Nos queda esperar el dictamen.

Y la tarde de hoy la he pasado empacando, moviendo cosas de un lado a otro para ir liberando los libreros y que quien se interesa por ellos se los pueda llevar. Tengo siete cajas de libros, más las cuatro que traje de la oficina, y dos de discos y películas. Y todavía voy a necesitar unas cuatro cajas más para libros. Pero además me falta empacar mis cacerolas! Y mi ropa y mis zapatos y… Parece que nunca voy a terminar, y sin embargo sé que en tres o cuatro semanas esto estará vacío y mi casa de León habrá recibido la mudanza y a nosotros: Pako y yo.

Pako me ha marcado unas cinco veces en el día para contarme lo que va ocurriendo con el envío de sus cosas, incluida la moto. Parece que ya consiguió una mudanza que tiene precios razonables, y el estrés comienza a dejarlo respirar. Mañana me tocará ver si esa misma compañía puede llevarse mis triques y si el precio me conviene. Y hay que ver si tiene seguros, etc.

Por lo pronto hoy si voy a tratar de dormirme temprano, para comenzar muy de mañana a deshacerme del botadero que tengo en el suelo y del batidero que tengo sobre la mesa.

Image

Image

Y luego, a prepararme para la convivencia con la Lore y la Morra. Muy necesario!

18 de junio: de todo

Monday, June 18th, 2012

Regresando de las aventuras por mis tierras fui a llevar a mi mamá a su casa. Regresé muy cansada de tanto viaje y tanto correr durante tres semanas. Pero contenta porque disfruté mucho la estancia, porque recuperé muchas vivencias, porque me reconecté con mis hermanos y sus familias, porque comencé a ordenar mi casa dándole realidad a mi regreso a León, porque conviví y disfruté con mis amigos y porque pude conocer al recién nacido Junior, hijo de mi querida Maluquita. El broche de oro fue el día que pasé con mi hermana Nidia, sus hijas y sus nietos en Buena Park, después de dejar a mi mamá en el lugar en el que quiere estar.

Al instalarme de nuevo en el depa, hubo que  comenzar a preparar el sitio para pasar el último mes en Tijuana: limpiar, ordenar, hacer una especie de inventario (aunque no sea formal) de lo que hay aquí y el destino que tendrá, y una lista de las cosas por hacer. Al compartir la pequeña lista en Facebook, de inmediato surgió el apoyo de algunos amigos. Norberto me trajo 9 cajas muy buenas, para comenzar a empacar los libros, y la cinta engomada para cerrarlas. Judith y La Lore se ofrecieron a ayudar y Alejandro y Melva me compartieron algunos tips. Antes, Elena me había comentado los pasos a seguir para el menaje de casa y recomendado una mudanza. Es un muy buen avance para un día.

Pero también me reconecté con los proyectos y contesté mensajes importantes. Ya estamos en lo de TIC TAC 2012 que inicia pasado mañana; hoy trabajamos un buen rato en los preparativos. Muchas cosas que se van conectando entre sí abriendo nuevas perspectivas.

Y hoy fui al ISSSTE a ver el avance de mi trámite. Sorpresa! ya esta(ba) listo: mi credencial, mi cheque de lo retroactivo, los documentos que debo conservar,…  Nomás que me cambiaron el nombre 😦  Me pusieron María en lugar de Margarita! Y eso que me pidieron acta de nacimiento, CURP, credencial de elector, talones de pago de cada trabajo, etc. en cada uno de los cuales aparece mi nombre completo! Eso significa poco más de una semana extra para que hagan la modificación. Hasta el 28 de junio. Y luego habrá que volver entre el 9 y el 12 de julio para que me entreguen la tarjeta bancaria con la que cobraré la pensión. Habrán pasado 6 meses desde que inicié el trámite!

Pero  saber eso me ayuda a definir mi agenda. Puedo ir a León entre el 29 de junio y el 3 de julio, si es necesario, para revisar el avance de mi casa, terminar de instalar lo que hace falta e ir a la entrevista de la Ibero si es que les interesa (la habían programado para hoy!). Mientras, a empacar lo que se va para allá y comenzar a repartir el resto (entre lo que se regala y lo que se oferta).  Porque si el 12 de julio el ISSSTE me libera, tengo del 12 al 15 para ir al Comic Con, a San Diego, antes de volar a León. Debo estar allá a más tardar el 20 de julio…para poder ir al estadio, al primer partido de loa Panzas Verdes, el 21! Todo un plan que requiere de sincronización.

Por lo pronto, además de ir al ISSSTE, ir al súper, ir al mercadito, cocer pollo y frijoles, lavar y desinfectar la fruta y guardar cada cosa en su lugar, empaqué ya los libros de Fuentes, Eco, Paz, el Rober, Gaiman, Mastreta, Zaid, y otros, además de comics y chunches varios. Eso significó una buena tanda de sentadillas entre alcanzar los libros y acomodarlos en la caja. Resultado: mi espalda protestó violentamente y me exigió quedarme en cama por el resto de la tarde y tomarme una pastilla de piroxicam.  La caja se quedó en medio del paso…y no pienso moverla.

Eso me ha permitido chatear, escuchar algo de música muy variada (traté con la tele, pero solamente aguanté algo del noticiero), actualizar mi TL en Twitter y mis páginas. Si hago una caja al día muy pronto habré terminado. El único problema es que no hay tanto espacio como para irlas dejando alrededor de la mesa! Algo se me ocurrirá.

Ahora espero que den las 12 de la noche para cerrar el registro a TIC TAC 2012. Tengo 25 minutos para comenzar a  gestionar mi sueño.

16 de junio: Tepic

Saturday, June 16th, 2012

La visita de día a la ciudad de Tepic tuvo sus claroscuros.

La Alameda volvió a ser remodelada en los últimos 30 años, aunque no sé cuántas veces. De nuevo está cerrada a los automóviles, pero ahora los jardines están cercados por tremendos bloques de cemento pintados de rojo, que crean un sentido de estrechez, semejante a la que debió tener en su mente quien propuso la idea y ordenó la alteración. Pero el centro de mis recuerdos permanece casi inalterable: aunque las bancas de piedra fueron cambiadas por otras, de metal, la fuente está intacta, si acaso grafiteada. El espacio de intimidad  me sigue haciendo falta, como entonces. Algún día se dará el encuentro y no habrá interrupciones, aunque sea en otra vida.

Caminar por la calle Lerdo nos llevó frente a la antigua casa de mi abuela paterna y, enseguida, a la casa cerrada de mi amiga Raquel. Mi mamá me detallaba quienes habían vivido en la calle Morelia, al doblar la esquina, pero yo solamente podía recordar una persona (ninguna de las que ella mencionaba). Más adelante, por la misma Lerdo, la escuela primaria a la que asistí, entonces solamente para niñas y en horario de 9 a 13 y de 15 a 17 horas, todos los días. Frente a ella se encontraba la academia de inglés que mi padre tenía y en la que ofrecía una clase de una hora diaria por $30 al mes, y que atendía de 6 a 9 P.M., después de su trabajo en la Oficina de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (de 8 a 15 horas) y de la clase de inglés que impartía en la Normal Rural de Xalisco, lugar que realmente amaba.

Al llegar al Mercado Principal, junto a la Plaza, encontramos los puestos de los huicholes, quienes confeccionan y ofrecen sus artesanías vestidos en sus trajes típicos, su atuendo cotidiano. Ahí compré la pomada de peyote que ayudó a aliviar los dolores del cuello provocados por el accidente en que nos vimos involucrados el día que llegamos a la ciudad.

De día, la Plaza Principal se ve bien, aunque en las jardineras se nota el descuido municipal. Poca gente cruzándola, con el sol del mediodía, pero algunos tomaban el fresco bajo los árboles.

Con todo, me gusta la ciudad vieja. O lo que queda de ella. Porque al último gobernador, Ney González, le dio por derribar los dos estadios (béisbol y fútbol) que marcaban el límite norte de la ciudad, en la salida a Mazatlán, y que conectaban con la Alameda. Que iba a construir la ciudad de la cultura, dicen que dijo.

Espero que no tengan que pasar otros 30 años para que yo recorra sus calles de nuevo.

8 de junio: Regreso a Aztlán

Friday, June 8th, 2012

Hoy salí rumbo a Tepic. Un viaje directo de León a Guadalajara, sin parar, y media hora más tarde estaba en el Omnibus de México de mis recuerdos que paró tres veces en el camino: dos en las terminales secundarias que hay saliendo de Guadalajara y una en el retén militar que encontramos saliendo de Plan de Barrancas, que porque la Ley Federal de Armas, o algo así (¿y su maravilloso detector molecular?  Pregúntome yo). En total fueron 7 horas de viaje.

Disfruté mucho de los paisajes del camino de León a Guadalajara: los llanos, los potreros, los sembradíos de agave, los ranchos. Pero entrar a tierras nayaritas es otra cosa! La sierra en su esplendor, aunque se nota la ausencia de lluvias. Y ya pasando Ixtlán, los tonos de verde de los sembradíos de caña. Sé que ya llegué a mi casa en cuanto veo la silueta del  Volcán Sangangüey. Y eso de mi casa significa, en este caso, el lugar al que pertenezco. Y no solamente porque aquí nací.

Mis abuelos, mi padre, y el amor descansan en este lugar. No vengo mucho desde que mi madre se fue a vivir con mis hermanas, a Los Ángeles.  Apenas de paso rumbo a Vallarta o a Mazatlán, a pesar de que aquí viven mi hermano Saúl y su familia. Las amigas de la escuela primaria y la secundaria  las fui perdiendo por diferentes razones.

Me gusta la ciudad vieja, lo que ahora se llama Centro. Es lo que conozco y lo que va  desapareciendo. La Alameda, el lugar que tiene la mayor carga emotiva para mí, fue “remodelada” por algún bruto que decidió retirarle la barda perimetral para abrirla al paso de los automóviles; hace treinta años que no paseo por ahí pero esta vez iré a rendir tributo a mis recuerdos, aunque duela.

Ahora encuentro que los dos estadios (el de beisbol y el de futbol), los que marcaban el límite norte de la ciudad, fueron derribados por orden del último gobernador con la promesa de reconstruirlos; en su lugar hay un parque mal cuidado y un terreno baldío. La Plaza Principal también ha sido remodelada: desapareció el quiosco y ahora hay una fuente, entre otras cosas. Se nota mucho el descuido de las autoridades municipales en la basura que se acumula en las jardineras y en la ausencia de pasto en ellas.  En los portales, los comercios tradicionales dieron paso a los Burger King y semejantes, los OXXO’s y demás.

Pero solamente he estado esta tarde. Mañana, a la luz del día, seguramente apreciaré mejor las cosas.

8 de junio: los días en León

Friday, June 8th, 2012

Después de los días que pase en Amatlán, llenos de antojos y de cariño y de paseos inolvidables, hace una semana que viajé a León.  Muchas amistades que me han tratado muy bien y con las que he conversado largo y tendido y con quienes he planeado ya otras reuniones y nuevas colaboraciones.

Para comenzar, el baby shower de la Maluquita. Casi pura familia, la tarde/noche del sábado 2 de junio.  Ahí Ale Saldívar, con su hermoso Juan Andrés, me solicitó mi curriculum para hacerlo llegar a la gente de Ciencias de la Ibero León. Enviado está y hasta una entrevista está en proceso; a lo mejor resulta y a lo mejor no. Chi lo sa?

Desayuné/comí y disfruté de un helado con Clau, durante todo el domingo 3. Conversamos mucho y me acompañó a reclamarle a Telcel por el mal funcionamiento de su 3G que resultó un verdadero fraude y que no me ha permitido participar en seminarios ni ver videos ni escribir en linea! Y así sigue. El lunes 4 tuve una reunión semejante, comenzando por el desayuno, con Alma Rosa. Pura buena vibra con mis amigas.

Claro que el tiempo no alcanza para ver a todos mis amigos, pero pasé una tarde con Conimaria, y otra con Chany. Hasta con la Morra y Norma (mi ex homologa de Acapulco) tuve una tarde de buena conversación.

En paralelo, comencé a organizar mi casa: ponerme de acuerdo con el maestro de obras que restaurará el interior, como primer paso, y quien reparó ya el boiler e instalará lavadora y secadora. Compré sala y comedor (ante) y algunos utensilios de cocina.  En dos semanas deben estar listas las reparaciones y podremos traer a casa nuestras pertenencias: Pako desde Mexicali y yo desde Tijuana.

Me siento muy cómoda en mi casa y la ciudad me parece mucho más acogedora que antes. León ha crecido mucho pero conserva su sabor de ciudad pequeña, ese que le gusta a mi hijo, con el carrito de verduras que pasa por mi calle o el que pasa en su bicicleta vendiendo tortillas o el del pan.

Bendito el momento en el que decidí retomar mi rumbo!