Archive for May, 2012

29 de mayo: tanto bueno recibido

Tuesday, May 29th, 2012

Del 20 de mayo a la fecha han pasado muchas cosas. Todos los planes han cambiado y continúan cambiando, y todo parece indicar que es para bien.

El pasado 15 de mayo estaba hablando hasta de vender mi casa en León! Y ahora estoy regresando allá (el viernes 1 de junio estaré ahí) para comenzar a reorganizar esa casa y preparar la mudanza, pero tengo un pie en Tijuana, participando en Tijuana Innovadora (Educación), con Maestros sin Fronteras, y con los proyectos que hemos ido generando a partir de Encuentro Tijuana. Y no me voy a Chetumal.

Las dos últimas semanas de mayo, en Tijuana, fueron de amigas y conciertos, de cafecitos y comidas compartidas, de conversaciones y caminatas por la playa. Dos semanas de mucho cariño.

Y ayer viajamos a Guadalajara mi madre y yo, para visitar a mis hermanos y sus familias, para comer antojos (y ha sido un banquete interminable desde que llegamos) y para que yo vaya a León a seguir visitando amigos y compartir con ellos algo mas que el pan y la sal.

En Guadalajara nos encontró mi hermano Manuel, el médico, y nos trajo a su casa en Amatlán de Cañas, en Nayarit. Hace mucho calor, pero esto es casi un retiro por la calma y el silencio. Aunque tenemos las tentaciones de la comida y las frutas de la región.

El camino de Guadalajara a Amatlán fue de conversaciones y de pararnos a cortar “ciruelas del cerro”, comprar tamales de elote y comer pitayas de todos colores, muy dulces.

Es interesante como me voy enterando de detalles de mi familia: mi abuelo paterno, quien según yo había nacido en Santiago Ixcuintla, en realidad nació en el municipio de Ixtlán del Río (ambos  en Nayarit), pero fue en Santiago donde conoció y se casó con mi abuela María y donde nacieron sus dos hijos, nos revela mi madre. Así que seguramente sí somos parientes de todos los Parra de esta zona del sur de Nayarit. La plaza de Amatlán tiene una placa con el nombre de J. Guadalupe Parra. Pero no tengo interés en investigar el árbol genealógico, por supuesto.

Nos enteramos, además, de que mi abuelo materno, Don Pedro Mos(z)queda, nació en Ahualulco, Jalisco, muy cerca de Amatlán también, en el año de 1900. A él no lo conocimos pues murió cuando mi má tenia 10 años. Así que seguramente somos pariente de los Mosquedas/Mozquedas que hay en la zona de Jalisco y sus alrededores!

Por lo pronto estamos con Manuel, en su casa y con su familia. La familia de su esposa nos ha incorporado también como familia y tengo sobrinas y primas por ese lado. Y todos nos tratan de lo mejor y nos invitan nieves, panelas, aguas frescas, y todo lo que la región ofrece. En un rato iremos a Ixtlán, y comeremos nieve del portal!

Eso y todas las novedades que me llegan por el lado de mi hijo, me hacen dar gracias por tanto bueno recibido.

20 de mayo: muchos regalos y bendiciones

Sunday, May 20th, 2012

Pues debe ser que algo bueno he hecho.

Hace una semana estuve en Mexicali, con mi hijo, festejando el día de las madres a nuestro modo. Y no pudo ser mejor.

El sábado, temprano, nos encontramos en San Diego, en el Barnes & Noble de Hazard Center, donde conversamos tomando café. De ahí nos fuimos a la Harley Davidson a recoger su moto que estaba en servicio y luego a comer a un mercado japonés (comida y utensilios) en el que hay dos restaurantes. Un concepto de mercado más parecido al nuestro (negocios independientes dentro de él) que a los mercados gringos, y con un surtido impresionante. Algún día aprenderé para qué sirve cada cosa.

Llegamos a Mexicali justo a tiempo para descargar la moto en su oficina e instalarnos en el comodísimo sofá a ver el partido León vs. Correcaminos que iba a comenzar. Cafecito espresso para amenizar, por supuesto. Fue grandioso! León ganó 5- 0 y logró el ascenso a primera división. Ambos hubiéramos querido estar en el estadio, primero,  y en el Arco de la Calzada festejando, después!

Al terminar el partido nos fuimos a ver The Avengers. La tradición dice que juntos veamos películas de súper héroes y de animación, más todas las que tengan que ver con tecnología o ciencia ficción. Palomitas y hot dogs, como debe ser una ida al cine con Pako. Y claro: discutir la película al final. Era muy tarde pero estuve muy contenta.

El domingo nos fuimos a San Felipe después de desayunar. Disfrutamos mucho el increíble paisaje desértico de la carretera; nunca había visto uno semejante, por lo menos en vivo y a todo color o, mejor dicho, colores! Y la playa resultó ser un muy agradable sitio donde todavía no hay hoteles de lujo ni todo lo que eso conlleva. El ruido lo traían los de Morena, con unos altavoces que ni necesarios eran en esa tranquilidad pero que arruinaban la calma. La comida fue excelente y la conversación que  nunca falta  entre nosotros hizo todavía más agradable la tarde.

Regresamos a Mexicali para ver Battleship. Divertida si uno no se pone a analizar lo que pasa. Cuando salimos era muy tarde para que pensara en regresar a Tijuana, de modo que me quedé otra noche aunque tenía trabajo para el lunes muy temprano (en línea) y Pako tenía trabajo desde el domingo por la noche. Después de almorzar (trabajo terminado y enviado) y de algunas compras, el lunes regresé a TJ. Cuatro horas de viaje para llegar a casa, a reorganizarme. Disfruté mucho esos días y recibí, además, regalos adicionales: el Iphone 3G para que tenga todo en un solo aparato y no cargue tantas cosas, y  un dije en forma de cinta de Moebius.

Miércoles, jueves y viernes fueron de reuniones con amigas, en las que festejamos a Alicia Cuevas (el miércoles) y a Martha Cornejo (el viernes). Parranda pura! Mucha diversión y muy buen ambiente. El regreso de Rosarito en grupo, el viernes, fue de lo más divertido y creo que me quedé dormida en cuanto puse la cabeza en la almohada, como a la una de la mañana del sábado!

Y el sábado fue otra experiencia agradabilísima y energizante: compartir con ex alumnos, ahora amigos, la concentración contra la manipulación de los medios, en la Glorieta de Las Tijeras, en Tijuana. Ahí reencontré a un ex alumno de la prepa en calidad de médico (voluntario), quién está graduándose en esa carrera, después de cinco años! Una de las grandes recompensas que uno tiene como maestro es eso: que los ex alumnos lo reconozcan y lo busquen para saludarlo con un enorme abrazo! Me dio mucho gusto encontrar a José Antonio. Pero también encontré a Diego, Mariana, Javier, Karla y Jorge, todos de la Ibero TJ.

La tarde la pasé organizando mi viaje a León (por fin!) para dentro de una semana y al cual se une mi mamá, quien decidió no ir ni a San Francisco ni a la Isla Catalina. Me emociona que voy a ver a mis amigos y a mis hermanos y sus familias. Y que voy a reorganizar mi casa a pesar de que la ruleta en la que estoy no se ha detenido y que voy a estar volviendo a Tijuana varias veces por los proyectos que han ido saliendo.

Y creo que me va a costar trabajo dejar Tijuana de manera definitiva. Este día ha estado lleno de regalos, como para que piense en no irme.

Porque ayer me contactó Memo Benumea (también ex alumno, pero del Tec de Mty) para invitarme a comer el día de hoy, aquí en Playas, a donde viene a vivir con su familia para poder estar cerca de ellos a pesar de su trabajo que lo obliga a viajar con frecuencia. La comida fue lo de menos, en el Ricardos de Playas (donde además llegó el ala derecha de las misas en la Ibero). Lo padre fue la conversación después de ¿unos 13 años? y de lo que uno puede compartir en Facebook.

Cuando salíamos (unas tres horas después) me llamó Pako para ponerme al corriente de su viaje al D.F. y de las últimas novedades que le dan un nuevo impulso a mi ruleta. Y de la que no me quiero bajar!

Y con eso me fui a la playa, a ver si se veía el eclipse anular de sol. Y sí, pero no solamente el eclipse: era la gente, la música, las aves, el desfile de delfines que no estaba programado y el ambiente general. Muy padre!

Total: mucho cariño, muchos regalos, muchos amigos. Nomás me queda dar gracias a Dios!

Thursday, May 17th, 2012

Muchos sufren por loneliness, y no entienden el placer de la solitude.

Monday, May 14th, 2012

Una muy buena crónica!

El cuaderno del bolsón

Enrique Peña Nieto estaba sentado, de piernas cruzadas. El rostro adusto. Los ojos hundidos. Sonríe, a fuerzas; como si dos hilos le colgaran de las mejillas y fueran jalados por algún ente invisible para levantarle los labios y disimular concordancia. A su lado, el Rector de la UIA, José Morales Orozco, observa calmo el devenir de la confrontación. Frente a él, un mar de pancartas. Un océano de dialéctica. No le querían. Lo sabía. Puños vociferantes, escondidos entre la maraña de cabezas y cartones pintarrajeados, claman por una justificación, casi 6 años después, del Caso Atenco. Otros, los menos, pero no tanto, acallan el escrutinio con ‘odas’ al ‘presidente’ que ‘se ve y se siente’. Una olla express. Entre palabra y pausa hay murmullos. Cada cuanto un grito. Y cada corpus es interrumpido. Le demandan ‘cómos’. Toda voz que se oiga es silenciada casi unánimente. “Respeta”, reclaman de…

View original post 5,010 more words

3 de mayo: de familia y esas cosas

Thursday, May 3rd, 2012

Me desconecté un buen rato, cierto. Y no tengo idea de qué otras cosas habré hecho en los días pasados, lo único por ahora son las vivencias con mi familia.

El martes me fui muy temprano a casa de mi madre, en Buena Park. Salí a las 6 A.M y llegué allá a las 10:45. Para esa hora ya habían ubicado un spa donde podrían darle a mi má el masaje que recomendó su médico. La razón: lo contracturada que estaba como consecuencia del estrés, lo cual le provoca dolor de espalda y hasta en las piernas. La cita era a la una de la tarde por el rumbo del mall de Brea.

La dejamos en manos de una masajista que hablaba español como nosotros, originaria de Nayarit. Nos dijeron que la recogiéramos una hora después. Con Jessy y Desi recorrimos el pequeño centro comercial; encontramos un lugar donde  uno puede aprender a hacer joyería y donde, además, venden todo lo necesario; y un café muy agradable y económico y con una excelente atención. La hora pasó volando y mi mamá salió muy relajadita y con la encomienda de tomar unos tres litros de agua para eliminar toxinas y evitar dolores musculares.

Aunque mi plan era ir a recoger las películas ese mismo día, para poder regresar a Tijuana, estaba claro que sería imposible atravesar Los Ángeles para llegar a tiempo al sitio. Entonces decidimos ir a caminar al mall, comer y pasar un buen rato. Después de comer dejamos a Jessy y Desi en su casa y mi madre y yo nos fuimos de paseo y luego a reservar una habitación en el hotel. Para variar, mi hermana Nidia no quiso salir a tomar café con nosotros porque tenía trabajo, de manera que nos retiramos a dormir como a las 9 P.M., muy cansadas.

El miércoles temprano revisé brevemente mis mensajes: 200 mensajes de correo y 60 notificaciones en Facebook. Imposible leer todo, así que me limité a lo urgente. Llevé a mi má a su casa, desayunamos y me puse a organizarle su tablet y su cuenta de Skype para que pueda llamar por teléfono a mi tía Elena y otros afectos. Como a las 11 nos fuimos a recoger el DVD con las películas de mi mamá. Jessy, Desi y Chris se fueron a atender sus asuntos.

Resultó que la madre de Jessy iba a salirse temprano de la oficina para llevar a su hija al dentista, así que le preguntamos a Nidia si quería que la recogiéramos para ir a comer después de lo de las películas, dado que andaríamos “cerca” de su trabajo (zona industrial de Los Ángeles). Dijo que no, que ella saldría a las 4 P.M. Y prometimos recogerla.

Ya con el DVD y las cintas recuperadas nos fuimos a The Promenade, en Culver City. Un mall pequeño pero muy agradable. Ahí encontramos un restaurante Thai donde mi mamá pudiera comer una sopa. Resultó una excelente opción. Y a las tres de la tarde nos encaminamos para ir a recoger a Nidia. Horror de tránsito: hicimos más de una hora para recorrer como 20 millas. Pero ya juntas nos fuimos a tomar café con pastel, platicamos y pasamos un excelente rato.

De regreso a Buena Park llegamos a un Office Depot a que nos hicieran un par de copias del DVD, lo cual tardó un buen rato. A las 7:30 P.M. tomé el camino para mi casa, a donde llegué cerca de las 10 de la noche. Estaba exageradamente cansada, pero me puse a ver el video (compuesto de videos pequeños) y a hacer fotos de algunos (45) de los cuadros para compartirlos con la familia. Me dieron las dos de la mañana! Pero valió la pena ver a mi padre, a mi abuela y a tanta gente que quiero. y ver muchas cosas que me perdí viviendo lejos de Tepic.

Hoy me levanté con mucho trabajo, pero tenía que ir al ISSSTE. Había mucha gente esta vez, pero valió la pena la espera: oficialmente está hecho mi trámite de pensión y solamente debo esperar seis semanas para que concluya y me comiencen a pagar.

De regreso en el depa, luego de pasar por el super, me he dedicado a hacer videos pequeños, personalizados, para irlos subiendo a Facebook y compartirlos. Y descargar las fotos que mi má ha tomado de sus flores y de la Desi para poder liberar el espacio de memoria de su cámara.

Tres días de recuperar recuerdos y de construir nuevos. Tres días que valen mucho la pena.