11 de abril: los días después de las vacaciones

Wednesday, April 11th, 2012

Dije que no necesitaba nada más para ser feliz y es cierto. Pero no significa que esté en las mejores condiciones. Desde el miércoles de la semana pasada sentí una pequeña roncha. Nada de qué preocuparme, pensé, dado que la manera en que el estrés siempre se ha manifestado en mi es con erupciones cutáneas. Un poco de pomada y ya.

El jueves, ya de viaje, eran dos ronchitas, y seguí sin ponerles mucha atención, porque además estaba muy contenta. Pero para el viernes era claro que no eran del tipo usual, porque comenzaban a causar dolor. Y en el otro lado no hay manera de comprar merthiolate, violeta de genciana o algo que sirva, así que esperé hasta que regresamos a Mexicali para hablar con mi hermano Manuel quien asumió que era una alergia. Pero el lunes amanecí realmente mal: punzadas muy fuertes en el costado, dolor, ardorr, y una cadena de ronchas extrañas, en línea, en todo mi costado derecho.

En Urgencias, en el IMSS, me dijeron que era varicela zóter pero no me dieron medicina, a menos que me instalara a hacer fila para atención en el consultorio de la tarde. Mi hermano me recetó, pero me dijo que realmente no hay medicina que sea totalmente efectiva: analgésicos y un antiviral, lo único recomendado. Y en eso sigo. Tres días ya en que no he salido después de la ida al Seguro. Las ronchas comienzan a mostrar signos de secarse, pero todavía molesta muchísimo.

Las que han estado al pendiente son mis amigas. Dios las bendiga. Me han llamado desde Irapuato y la Florida, además de Tijuana, claro. Las que están lejos me contactan en Facebook para ofrecer su apoyo o entretenerme un rato con sus conversaciones tan animadas. Han venido a visitarme, me han recomendado pomadas, suplementos para ayudar a sanar más rápidamente y me han ofrecido cualquier cosa que pudiera necesitar. Mañana me traerán, desde Florida, uno de los suplementos que me recomendaron. Más cuidada no podría estar.

La paciencia se ha instalado en mí. No puedo trabajar realmente pero converso, comparto, leo. Unas vacaciones forzadas y un poquito incómodas. Pero sigo diciendo lo mismo: no necesito nada más para ser feliz.

Advertisements

4 comments on “11 de abril: los días después de las vacaciones

  1. Elías Loyola Campos says:

    ¡Me gusta ese estado de ánimo! Creo que debes quedarte en casa para que no contagies a alguien. Saludos y a esperar a que termine el ciclo del virus. Saludos.

  2. Nat says:

    ¡Ánimo Blanquita! Que pronto vas a estar mucho mejor 🙂
    Un abrazote.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: