Archive for April, 2012

24 de abril: motivo de alegría

Tuesday, April 24th, 2012

Muchas cosas, muchas reuniones, mucho qué compartir. Y sin embargo, a media tarde me ganó la tristeza escuchando una vieja canción.

Entonces descubrí que tenía seis llamadas perdidas, todas de mi hijo. ¿Quién dijo que tenía motivos para estar triste? No tengo. Cuando terminamos la breve conversación me sentí el ser más feliz de este planeta y sus alrededores.  Salí de la casa con una sonrisa que me ha durado hasta ahorita y que me hará dormir plácidamente, y pensar en los planes me hará feliz por un buen rato. A dormir!

Advertisements

22 de abril: descanso total

Sunday, April 22nd, 2012

Muy necesario después de las jornadas de los dos días anteriores. De 9 A.M a 6 P.M con una hora para comer. Pero durante las sesiones cada uno desempeñaba diferentes funciones, según el momento. De lo que no podríamos quejarnos sería de aburrimiento.

Ayer casi no tuvimos profesores atendiendo a las sesiones en el IMAN, pero la participación en línea fue notable. Todavía falta procesar toda la información, crear un archivo con todas las fotos del evento, y analizar todo lo que ocurrió. Por lo pronto, antier tuvimos 305 visitas en el blog del Encuentro! Eso muestra el interés generado.

Lo más divertido de ayer fue la improvisación que tuvimos que hacer Ana y yo para suplir una de las presentaciones, sobre wikis. Lo bueno es que no “panicamos” y hasta tuvimos buenos comentarios. Habrá que oír la grabación!

Terminamos muy cansados pero también muy relajados. Ya vendrán otros momentos de trabajo, aunque yo ya no esté por aquí. Porque espero dejar Tijuana a mediados de junio, si el ISSSTE no dice otra cosa. Antes, y muy probablemente a fines de la siguiente semana, me iré de tour a Tepic, Amatlán, GDL y León, por tanto tiempo como me los permitan mis trámites. Y regresaría a desmontar este depa para llevarme lo que necesito, y nada más.

Me queda pendiente llevar a mi mamá a un gran paseo, una vez que ella decida el destino y que el clima mejore. Porque nos han estado anunciando días de sol, pero hace frío y está muy nublado y húmedo. Seguro llueve mañana o pasado. Entonces veremos si decide ir a Catalina Island o a San Francisco.

Hoy no he salido de casa y solamente he estado a ratos en la cocina para lo necesario. El resto del tiempo chateando, leyendo y hasta dormitando.  Temprano conversé brevemente con mi má, a través de Skype.  Ahora veo M*A*S*H* en MeTV.  Y espero ver Desperate Housewives antes de irme a dormir.

Mañana comienzo a presionar al Infonavit para que se decida a pagarme, y el martes voy al ISSSTE a ver si ya me hacen el favor de dar trámite a mi petición de pensión. Por lo pronto no tengo otros pendientes.

20 de abril: una larga e interesante jornada

Friday, April 20th, 2012

Y estoy cansada! Pero satisfecha con el trabajo que hicimos hoy, lo que compartimos y lo que aprendí.

Antier todavía me sentía descompensada y las molestias estaban muy presentes, sin embargo por la mañana  asistí a la reunión de los miércoles de Tijuana Innovadora, en la CANACO. Alguos contacto interesantes y el encuentro con Wendy Montaño, a quien hacía un rato no veía. De regreso a Playas solamente paré en el Ricardos para almorzar debidamente, y luego descansé la mayor parte del tiempo.

Ayer fui a la Ibero: había un recital en vivo del guitarrista Pablo Sáinz Villegas, previo a la segunda conferencia del Dalai Lama, que se transmitía desde San Diego. Bellísima la música que este artista comparte con jóvenes que viven en situaciones de riesgo para llevar belleza a su vida y ayudar a rescatarlos de algunas problemáticas que enfrentan. Su interpretación de Recuerdos de la Alhambra me encantó!

Luego el Dalai Lama nos compartió sus vivencias, su manera de ver la vida y de verse entre los demás.  Sorprende la inocencia y falta de pretensión, sobre todo cuando estamos acostumbrados a ver tanta pose. Su inglés es bastante difícil, pero los subtítulos ayudaron mucho. Disfruté mucho la sesión, y luego inicié el recorrido por las oficinas de los primeros dos pisos del edificio para saludar a mis amigos. Al final, Haydée y yo comimos en el restaurante de comida japonesa.

Cerca de las cinco regresé a la casa para darle los últimos toques a mi presentación de Encuentro Tijuana. Me había despertado a las 3:30 de la madrugada pensando en muchas cosas que podría hacer para mejorarla. Estuve a punto de encender la compu a esa hora pero me resistí, tratando de volver a dormirme. No dormí mucho más pero sí olvidé casi todo lo que se me había ocurrido y me había parecido tan sensacional.

Poco a poco recuperé algunas ideas pero ya no parecieron tan acertadas. Hice un par de adecuaciones razonablemente sensatas, según yo. Y dejé dormir las ideas.

Hoy me levanté temprano, me aseguré de subir la presentación a Dropbox y de actualizar el recursos en la notebook. Se trataba de correr la menor cantidad de riesgos a la hora de la presentación. Hice bien!

Para las nueve de la mañana ya estaba en el IMAN, atenta a la presentación de Daniel Moncecahua, quien abría el evento.    Tuvimos algunos problemas con el audio en las primeras presentaciones, pero todo se resolvió satisfactoriamente con el apoyo de Deya y la atención de Ana a los detalles del uso de Webex.

Cuando llegó mi turno…la notebook se trabó, aunque ya había cargado la presentación a la plataforma. Como resultado tuve que hacer mi presentación con la pantalla de mi máquina y el audio en la compu de Ana, mientras mantenía presionada la tecla de Ctrl para que se activara el micrófono y pudieran escucharme en los diferentes sitios que se enlazaron al evento.

durante mi presentación

hasta despeinada, a causa de la diadema (que no estoy acostumbrada a utilizar)

Por los comentarios recibidos creo que me fue muy bien. Debo haber dicho más de una tontería, pero de eso no me doy cuenta, regularmente. Cuando suban los links de las grabaciones al blog del encuentro podré escuchar mis disparates.

Fue una jornada larga, de 9 A.M. a 6 P.M. con una hora para comer. Se resolvieron muchos detalles, aprendimos muchas cosas, hicimos nuevos amigos. Y lo mejor es que creo que el objetivo de crear una comunidad de docentes interesados en incorporar al tecnología en su trabajo se está cumpliendo.

Y de las seis de la tarde para acá me dedico a descansar mientras chateo y actualizo mis blogs. Pero ya es hora de descansar, porque la sesión de mañana será igualmente larga, pero valiosa. Lo bueno: ya no tengo que preocuparme por preparar material!

17 de abril: y que ahora si trabajé toda la tarde!

Tuesday, April 17th, 2012

No es que me la pase rascándome la panza todo el tiempo, pero hoy sí estuve trabajando en mi presentación de Encuentro Tijuana. Está programada para las 13 horas (hora de Tijuana) del viernes 20 de abril. Aunque ya hicimos pruebas prefiero tener algunas cosas cubiertas, no sea que mi memoria decida ponerse en blanco ese día. Así que preparé una muy breve presentación introductoria para el Popplet, que modifiqué ligeramente, además. Según yo eso ya está terminado.

Me falta terminar el diseño del curso que me pidieron para Ingeniería, para impartirlo en el verano: Procesos Estocásticos. Pero a eso dedicaré la semana siguiente.

Ayer me fui a Los Ángeles, a llevar una medicina que necesitaba mi mamá y para ir con ella a recuperar las películas Super 8 que llevamos a convertir a DVD. Estaban tan dañadas que llamaron para pedirnos que las recogiéramos y para reembolsarme el depósito. Sin embargo, todavía harán el intento con la mitad de los rollos, los que no estaban mojados. O sea que tenemos que volver en unos días.

Me levanté a las 4:30 A.M. y a las 6:15 estaba ya en la Ready Lane de San Isidro. En la línea regular había una fila de 450 carros! Con todo lo que significa la Ready Lane, hice una hora y media para cruzar. Terminé llegando a las 10 y cuarto a casa de mi madre. Cuatro horas de viaje! Luego nos fuimos a lo de las películas, lo que significa cruzar al otro lado de L.A.   Vinimos llegando de regreso a su casa como a las tres de la tarde, justo para recoger a Jessy, Chris y Desi e irnos a comer.
Luego, sin Chris, nos fuimos al Barnes & Noble. No comparamos nada pero la chiquita (Desi) se divierte mucho con el tren de madera que está instalado en el área de niños.

A las 7 las dejé en su casa y tomé mi camino de regreso a TJ. Llegué a las 9:30 tremendamente cansada y adolorida de mis ronchas. Hasta me costó trabajo conciliar el sueño.

Hoy solamente salí a cumplir como la Bartola: pagar el teléfono y la luz, y de paso ir al súper. Luego, me entretuve limpiando el desastre en el piso, la mesa y otros espacios cercanos, provocado por la explosión de un ToniCol mientras preparaba mi comida. Medio refresco se depositó en una área considerable, aunque mi lap se salvó!

Y luego me puse a trabajar muy concentradamente. Las molestias continúan aunque tolerables si no me excedo haciendo loqueras, como ayer. Por eso espero poder dormir tranquilamente.

14 de abril: la recuperación

Saturday, April 14th, 2012

Decidí que hoy ya no debía estar en cama. No es que ya esté totalmente recuperada pero creo que lo mejor es comenzar a hacer vida normal. Fueron cinco días en cama y éste es el sexto de encierro. Pero desde ayer tenía ganas de bailar, nomás que el movimiento me causaba mucha molestia.

Anoche, mientras veía el especial de Lionel Richie desde las Vegas, con los músicos de country, por CBS, un “comercial” me llamó la atención: era acerca de “shingles”, o sea la misma enfermedad que me atacó. Temprano busqué la información en Google y resulta que si hay vacuna y que en los E.E.U.U. se aplica a todos los mayores de 60, como parte del cuadro de salud. Y debe haber algún brote porque nunca (en 8 años aquí) había visto eso. Yo ya estoy saliendo, ciertamente, y desde ayer comencé a tomar el Factor de Transferencia que me hizo el favor de traerme Perlita desde Florida. La idea es de que recupere más rápidamente mis defensas.

Hoy me levanté temprano y comencé por poner música de las grandes bandas. Eso me llevó a un playlist de Nana Mouskouri, en You Tube, muy disfrutable. Mientras, comencé a organizar mi almuerzo, y dispuse todo para bañarme y vestirme como si fuera a salir. Funcionó muy bien. Para el medio día ya había reunido la ropa sucia, así que decidí salir a la lavandería y a ver si el Infonavit se había dignado depositarme. Pero no.

Ya entrada en lo de la limpieza hice todo: moví cama y le puse sábanas limpias, sacudí, limpié el piso y luego el baño, y lavé algunas cosas a mano. Claro que se me olvidó que había que comer, pero cuando me dio hambre calenté el caldo de pescado. Pero no vuelvo a comer eso en unos seis meses, por lo menos!

Revisé la tarea de la Morra (que comenzamos antier, aquí en la casa, y que se llevó para afinar antes de entregarla) y le hice todas mis observaciones, en Google Docs. Estuve posteando en Twitter  sobre el Encuentro Tijuana e invitando a algunos amigos tuiteros a participar en el evento.  Y claro, posteando muy activamente en Facebook.

Luego, envié mi queja formal al Infonavit: hace un mes que se hizo el trámite, vía la Afore, y ni noticias tengo. Ojalá que respondan pronto, y en cash.

Y toda la tarde he estado escuchando las bandas que participan en Coachella, vía el canal de You Tube. Un excelente evento. Alguna de la música me es familiar, por Pako. Otra es completamente nueva para mí, pero todos los grupos son  muy buenos. Me han gustado Andrew Bird & Noel Gallagher (ex Oasis), particularmente.

Ahora supongo que es tiempo de pensar en descansar. Mis dolencias continúan, aunque cada vez menos intensamente, y generalmente es a media noche que se acentúa el dolor. Espero que el cansancio del día ayude a que duerma mejor.

 

 

9 de febrero: la luna Y ni idea de porqué este post apareció el 13 de abril!

Friday, April 13th, 2012


Porque a pesar de que casi no dormí, con semejante luna asomada a mi ventana, ni me siento cansada ni cosa parecida. Sí, tenía la intención de dormir después de desayunar, pero uno propone y Dios dispone, dicen. Los albañiles decidieron que hoy era el día de apisonar el terreno de lo que será el estacionamiento, antes de poner una capa de cemento, y durante todo el día utilizaron una especie de martillo eléctrico que, además del ruido, cimbraba el edificio. Ni podía dormir ni podía trabajar.

Comencé por llamar a la DGETI y al CINVESTAV para ver cómo iba lo de las hojas de servicio. Con la novedad de que solamente esperan a que sean recogidas a partir del lunes de la semana próxima! La de la DGETI la recogerá el tramitador y la entregará en el CBTIS de Playas. Para la del CINVESTAV si tengo que ver a quién le pido el favor de recogerla y enviármela. Pero eso significa que muy pronto podría iniciar el trámite del ISSSTE y recibir mi pensión y los fondos acumulados, lo que eso signifique.

Con esa buena noticia me fui al IMSS. También ahí me dijeron que mi trámite va muy bien. Tan bien que probablemente en una semana me entreguen el dictamen y comiencen a pagarme la pensión. Y qué bueno porque comienza a urgir. Pero, además, con ese documento puedo iniciar las pláticas con la Afore y el INFONAVIT. Chance y, como las cerezas, para abril o principios de mayo esté de regreso en León con todo y triques.

Ya en la calle me entretuve haciendo pagos en Banamex y demás pendientes que solamente requieren de hacer fila o estar sentada un buen rato. Regresé al depa para comer el mole verde light que había dejado cocinando (cocimiento lento 🙂 ).  Y me fui a la caminar por la playa, animada por el golpeteo que todavía no paraba. Me tocó el atardecer de una bella y cálida tarde. La marea alta, la arene de la playa muy negra y con muchas piedras, pero el atardecer siempre es hermoso.

Cuando por fin regresé a casa eran casi las seis de la tarde. Después de conversar con mis amigos/alumnos finalmente me pondré a trabajar un rato, en lo que me vence el sueño que traigo atrasado. Por lo menos espero llegar despierta a las 8 P.M. !

11 de abril: los días después de las vacaciones

Wednesday, April 11th, 2012

Dije que no necesitaba nada más para ser feliz y es cierto. Pero no significa que esté en las mejores condiciones. Desde el miércoles de la semana pasada sentí una pequeña roncha. Nada de qué preocuparme, pensé, dado que la manera en que el estrés siempre se ha manifestado en mi es con erupciones cutáneas. Un poco de pomada y ya.

El jueves, ya de viaje, eran dos ronchitas, y seguí sin ponerles mucha atención, porque además estaba muy contenta. Pero para el viernes era claro que no eran del tipo usual, porque comenzaban a causar dolor. Y en el otro lado no hay manera de comprar merthiolate, violeta de genciana o algo que sirva, así que esperé hasta que regresamos a Mexicali para hablar con mi hermano Manuel quien asumió que era una alergia. Pero el lunes amanecí realmente mal: punzadas muy fuertes en el costado, dolor, ardorr, y una cadena de ronchas extrañas, en línea, en todo mi costado derecho.

En Urgencias, en el IMSS, me dijeron que era varicela zóter pero no me dieron medicina, a menos que me instalara a hacer fila para atención en el consultorio de la tarde. Mi hermano me recetó, pero me dijo que realmente no hay medicina que sea totalmente efectiva: analgésicos y un antiviral, lo único recomendado. Y en eso sigo. Tres días ya en que no he salido después de la ida al Seguro. Las ronchas comienzan a mostrar signos de secarse, pero todavía molesta muchísimo.

Las que han estado al pendiente son mis amigas. Dios las bendiga. Me han llamado desde Irapuato y la Florida, además de Tijuana, claro. Las que están lejos me contactan en Facebook para ofrecer su apoyo o entretenerme un rato con sus conversaciones tan animadas. Han venido a visitarme, me han recomendado pomadas, suplementos para ayudar a sanar más rápidamente y me han ofrecido cualquier cosa que pudiera necesitar. Mañana me traerán, desde Florida, uno de los suplementos que me recomendaron. Más cuidada no podría estar.

La paciencia se ha instalado en mí. No puedo trabajar realmente pero converso, comparto, leo. Unas vacaciones forzadas y un poquito incómodas. Pero sigo diciendo lo mismo: no necesito nada más para ser feliz.

8 de abril: Los mejores tres días. Sábado y domingo

Sunday, April 8th, 2012

A pesar del cansancio del viernes, nos fuimos a la zona turística de Palm Springs después de desayunar. Recorrimos las galerías, las tiendas de curiosidades, y una exposición con los trabajos de artistas de la región, en un parque. A eso de las 10:30 un carillón se dejó escuchar durante un buen rato, aparentemente conmemorando el Sábado de Gloria, aunque no había ninguna iglesia a la vista.

Poco a poco la calle se iba llenando de visitantes. La noche anterior Pako había observado la cantidad de banderas  arcoiris en los locales y nos preguntábamos si había alguna suerte de reunión. Pero no. En una de las librerías más elegantes, con muchos objetos de los museos de Arte Moderno a la venta, encontramos un libro que describía, desde la portada, cómo Palm Springs había sido creada como un paraíso gay por artistas en el siglo pasado.

La ciudad está muy extendida y no hay espectaculares, para proteger la arquitectura y el estilo de la ciudad. El GPS es una maravilla en esos casos. O Siri.

Todavía hicimos un recorrido por los alrededores antes de regresar a Mexicali, a donde llegamos hacia las cinco de la tarde directamente a comer unas hamburguesas muy buenas, recomendadas por mi hijo. Luego nos fuimos al cine, a ver The Hunger Games, y de ahí a comentar la película en un café.

Como a las 10 de la noche nos fuimos a dormir, Pako a su depa y yo al hotel. Necesitábamos dormir tranquilamente y recuperarnos del cansancio del viaje.

Esta mañana de domingo desayunamos en el restaurante del hotel y luego Pako me llevó a la Central de Autobuses para que regresara a Tijuana. El tenía trabajo que resolver con sus colegas de la India (que no están de vacaciones, por supuesto) y necesitaba organizar algunas cosas. Yo tenía que llegar a mi casa para comenzar con la medicación que me recomendó mi hermano-médico Manuel, para combatir una alergia en la mitad derecha de mi cuerpo.

Pero lo primero es lo primero: preparar la masa para una pizza (en la máquina, por supuesto) mientras desempacaba, para luego hornear la pizza y comer. Y luego revisar mis mensajes y subirme a mi cama a relajarme.

Han sido tres días maravillosos, con las actividades que mi hijo y yo solemos compartir: caminatas, cine, música, arte, conversaciones. Cuándo tendremos tiempo de pasar otros cuantos días así, no sé. Pero por lo pronto me siento plena. No me hace falta absolutamente nada para ser feliz. Y por eso, y muchas más cosas, doy gracias a la vida, otra vez.

8 de abril: Los mejores tres días. Viernes 6.

Sunday, April 8th, 2012

El jueves temprano me fui a Mexicali, donde ya me esperaba Pako. Habíamos hablado de ir a conocer Palm Springs y yo me había encargado de checar el pronóstico del clima (Wolfram Alpha, gracias) y algunas de las atracciones del lugar. Antes de salir a nuestro destino checamos detalles de la camioneta, conocí las nuevas instalaciones de Digital Chocolate MX, y nos aseguramos de que el depa de mi hijo quedara seguro. Luego cruzamos a Imperial Valley para comer.

Cerca de las 8 P.M. llegamos a Palm Springs y luego de alojarnos salimos a cenar. A esa hora no se veía nada más espectacular que la luna, ni vimos mucho movimiento de turistas ni cosa parecida. Nuestro plan era subir en el tramway, el viernes.

Aunque no sabíamos qué encontraríamos en la cima de la montaña, la sola idea de ver el valle desde lo alto parecía suficientemente buena. Pero ya la subida nos mostró hermosos paisajes e impresionante formar rocosas.

El recorrido es de 2.5 millas y uno pasa de los 2643 pies (donde se ubica la entrada al tramway) a una altura de 8516 pies, en la cima de la montaña a Mt. San Jacinto State Park, y se atraviesan cinco hábitats diferentes. En la cima se encuentra el parque, y las vistas son fantásticas. Hay diferentes tipos de ardillas y de pájaros. Arboles muy viejos y árboles que apenas nacieron. Arroyos pequeños producidos por el hielo que todavía se observa y que va se va disolviendo conforme el sol calienta el ambiente.

Desde la salida del tramway hay que bajar al parque para hacer algunos de los recorridos recomendados. Hay quien lleva equipo completo para la nieve y para acampar. Nosotros íbamos en calidad de novicios e hicimos el recorrido recomendado para ese caso: una milla y media para ver el desierto del Valle de Coachella, las granjas eólicas y hasta la punta de Big Bear, en el otro extremo del valle. Y bajar al parque como quiera, el asunto es que luego hay que volver a subir para poder regresar a tomar el tramway de bajada!

This slideshow requires JavaScript.

Comimos en uno de los restaurante de la estación del tramway, con una hermosa vista al lado del mirador;  luego bajamos para  regresar a la carretera y tomamos el Freeway 10, rumbo a L.A., pero solamente hasta Cabazon, donde se encuentra un enorme outlet, o mejor dicho tres outlets consecutivos. El de en medio es de puras tiendas de marca. Recorrer las tiendas nos llevó un buen rato y, al final, mis pies comenzaron a protestar. Había sido un día de mucho caminar.

De regreso a Palm Springs el camino nos llevó a la zona turística, donde ahora pudimos observar la cantidad de paseantes y de sitios animados para cenar y divertirse. Fuimos al hotel a refrescarnos y regresamos a recorrer la zona, caminando, antes de decidir dónde cenar. Terminamos en un restaurante franco-belga donde cené unas maravillosas mussels en vino blanco y un trío de sopas servidas en pequeños tarros, Pako pidió un enorme plato de pasta con camarones y acompañamos la cena con un vino rosado. En la banqueta un hombre tocaba el acordeón y algunas personas bailaban alrededor. Terminé rendida, pero muy contenta.

3 de abril: viaje por la frontera

Tuesday, April 3rd, 2012

Hace dos semanas, cuando fui al ISSSTE a iniciar mis trámites de pensión, me dijeron que si no me llamaban en este tiempo era señal de que no necesitaría documentos adicionales. Y no me llamaron; así que acudí pensando que todo era miel sobre ojuelas.

Primero, como mi carro sigue haciendo fila para servicio con el mecánico, me fui en taxis de ruta. Con todo y una entrada al Banamex del 5 y 10 (es un crucero en la Delegación La Mesa) para pagar la mensualidad de mi casa, hice una hora y cuarto para llegar desde Playas hasta Otay, en la otra punta de la ciudad. Un laaargo recorrido.  Y caminé desde el Blvd. Bellas Artes hasta la Delegación del ISSSTE.

Entre esperar que me atendieran y lo que se tardaron para enterarme del proceso, pasó más de una hora. Resulta que esas dos semanas anteriores se ocuparon en saber si yo estaba dada de alta en su sistema. Ysí, afortunadamente. Pero resulta que ni mi CURP, ni mi lugar de nacimiento son correctos, y no aparecen los puestos desempeñados ni las fechas en las que causé baja de cada uno. Claro, yo entregué todos los documentos hace dos semanas, de manera que tienen de dónde documentar lo que se les antoje. Pero no, una vez que me han notificado van a proceder a solicitar el cambio del CURP. Cuando eso esté listo se procederá con lo de mi lugar de nacimiento; y luego, con lo de cada empleo. Finalmente, lo del domicilio y otras minucias. Deberán pasar 15 días hábiles para que vuelva a presentarme, esperando que todas las modificaciones hayan sido realizadas. En ese momento, apenas, se iniciará el trámite de la pensión, el cual durará alrededor de seis semanas.

Entonces: de aquí a mediados de junio seguiré paseando por la playa de tarde en tarde y visitando a mi mamá y familia que la acompaña. Pero me daré una escapada a León, por ahí a fines de abril, faltaba más. De paso iré viendo lo de los arreglos que requiere esa casa.

Al salir del ISSSTE lo lógico era regresar siguiendo el camino de ida. Pero mi cabecita no da para eso. Así que crucé la línea (Ready Line para peatones, de maravilla), y tomé el único autobús que sale de ahí rumbo a San Isidro. Y gratis, porque el aparato para cobrar no servía. Pero para llega a la línea (en San Isidro)  hay que tomar un trolley y recorrer una cinco estaciones. Decidí tomarlo en la otra dirección, rumbo a Mission Valley, pero me bajé en el centro de San Diego para ir al Horton Plaza (mall). Y de ahí sí a la línea, para regresar a Playas después de cinco horas de vagancia y shopping.

Mientras comía una rebanada de pizza en la calle Fifth, me llamó Pako para decirme que ya le dieron su visa Sentri, con lo cual sus cruces al otro lado serán más rápidos. Pero todavía le falta registrar la moto. Y para ajustar detalles del paseo que haremos a Palm Springs. Ya busqué las atracciones del lugar y sus alrededores y ya tengo casi lista la maleta. El jueves muy temprano viajaré a Mexicali y…  para donde apunte el zapato!

Viajando por el lado mexicano, en la ida, gasté 30 pesos en taxis de ruta que se paran muy frecuentemente, que van repletos y sin aire acondicionado. Viajando por el lado gringo, en el regreso, hubiera gastado 1.25 dólares + 10 pesos (pero gaste 1.25 dólares extra por la excursión). Casi lo mismo, excepto por el confort y la rapidez.

Al llegar a mi colonia alguien gritó mi nombre. Eran dos ex-alumnos de la prepa que ahora estudian fuera, uno en el ITESO y otro en San Diego. Salieron a platicar conmigo un buen rato, y a prometernos una vez más una caminata por la playa y un café. Me dio mucho gusto verlos, y más, que me busquen para conversar.

Y el tiempo no me alcanza, claro. Tengo cosas que dejé a medias esta mañana. Pero estoy muy cansada de tanto caminar, así que será mañana cuando me ponga a terminar y organizar este espacio, antes de irme de vaga con mi hijo. Por lo pronto, a dormir!