5 de marzo: gracias a la vida

Monday, March 5th, 2012

Por muchas razones. Pero principalmente porque hoy tengo lo que necesito, sin depender de nadie, y porque si no me hubiera casado hace 36 años en este día no tendría lo que más quiero en la vida: Pako. Claro que nació un rato después (un rato de 32 meses, aprox.) pero por aquí comenzamos. Lo único bueno de ese matrimonio y lo mejor de mi vida.

Ayer fue un día intenso. Temprano me di a la tarea de buscar la férula que utilicé hace más de una año para mi mano derecha, dañada por el uso del mouse haciendo aquellos macramés de los que ya hablamos antes. No la encontré, pero dejé un tiradero muy interesante que me puse a reorganizar cuando regresé de misa. Y claro: la férula estaba donde debía estar, nomás tapada por unos libros (hay hasta libros tapados por otros libros, como consecuencia de la migración de la oficina al depa). Pero a esa hora ya no era necesaria.

A la una tenía una reunión con los compañeros tijuanenses del Encuentro Tijuana. Conocí a tres de ellos y tuvimos una agradable y productiva conversación por poco más de dos horas. Pero regresé a mi casa para organizarme antes de ir a Rosarito.

Tenía el nombre de la funeraria, la calle donde está situada y el dato de un lugar que la gente de ahí conoce. Pero conociendo mis habilidades de ubicación geográfica, mis problemas de gestalt y demás lindezas, decidí irme en punto de las cinco de la tarde para aprovechar la luz natural y, de paso, admirar el atardecer en el trayecto por la carretera Escénica. Muy bello.

Dos paradas para preguntar por el dato (que efectivamente todo mundo ubicaba) y llegué sin problema … una hora y media antes. Pero con la seguridad de saber a dónde dirigirme regresé a la entrada de Rosarito, al Centro Comercial y, de camino, compré una bolsa de naranjas. Y le pasé la receta de la mermelada de fresa al vendedor de fruta.

El centro comercial, aunque está extendido, no tiene muchas opciones. Pero aproveché para comerme un helado de yogurt con fruta. Hacía calor (y hoy hace frío, otra vez)! Regresé a la funeraria en punto de las 7 P.M. que era la hora correcta. Estuve un par de horas con la gran familia reunida, celebrando la vida del papá de Lorena.

Y por alguna razón no pude dormir. Vueltas y vueltas, cambiar de almohada, poner cobijas, quitar cobijas, etc. Probablemente me quedé dormida a las tres de la mañana, con las consecuencias previsibles. Hoy me ha costado mucho trabajo ponerme en acción, pero he hecho más de lo que pensé que sería capaz.

Llamé a SURA para saber cómo va mi trámite, y me dijeron que vuelva a llamar en una semana 😦  Fui a buscar a Martina sin encontrarla y esperaba que me llamara, pero no ocurrió. Fui al banco a ver si el IMSS se había puesto las pilas, y SI!!! Y entonces fui al súper. Cuando regresé de mis vueltas encontré que tenía unas hojas de hierbabuena fresca y decidí hacerme un mojito, pero no tenía limones! Salí al tianguis de la esquina pero en la puerta de mi casa me encontré un limón fresco!  Así que me tomé mi mojito, me preparé una ensalada con pera y queso y una chuleta asada.

Mi catarro regresó pero no el dolor del hombro, lo cual es una maravilla dadas las condiciones del clima. Y me siento mucho mejor después de la comida. Hasta ordené todo lo que se había ido acumulando en los pasados días. Ahora, a dormir temprano!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: