21 de febrero: regreso a la realidad

Tuesday, February 21st, 2012

Poco a poco. En este momento ni siquiera tenía claro la fecha de hoy! Tengo un calendario, junto a la puerta de salida de mi depa, en el que escribo las clases que me solicitan y las reuniones con amigos  (igual que lo hacía en la oficina), además del calendario de Google en el que registro las conferencias, cursos y demás, y el calendario de Facebook que me recuerda los cumpleaños y eventos a los que me invitan.  Pero no tener que salir a trabajar cada día significa no tener que recordar qué día de la semana es … y perder la cuenta!

A los días que pasé con mi familia siguieron un día de tristeza, dolor de cabeza y mucho cansancio. Ayer la primera mitad del día la pasé tratando de contactar la oficina del Infonavit en Tijuana, por teléfono y en Internet. Desesperante, muy desesperante. Finalmente conseguí que me dijeran que debo esperar 20 días a partir de la entrega de mi dictamen para entrar a la página de Infonavit, descargar el formato de solicitud de los fondos en mi cuenta y enviarlo por ese medio. Y luego ellos me dirán cuándo tengo que llevar los documentos a la delegación regional. Me pregunto qué hará la gente que no tiene habilidades en el uso de Internet y demás.

Después de comer me fui a la universidad. Originalmente tenía una solicitud de asesoría de Phanniie, quien fue mi alumna en la prepa y el semestre pasado en la universidad. Pero demasiadas cosas estaban ocurriendo y cancelamos la reunión. En cambio estuve un rato con Magui Saucedo en su oficina y después me fui al auditorio. Ahí estaba ya el cuerpo de Agustín y la gente comenzaba a congregarse.

El arzobispo de Tijuana y ocho sacerdotes más, incluidos los cuatro jesuitas de la comunidad. No creo que Agustín hubiera estado de acuerdo con tanta ceremonia. El auditorio lleno (sillas extras por todas partes y mucha gente en los pasillos) con muchas de las personas que de una manera u otra lo conocimos y aprendimos a quererlo en los treinta años que vivió en Tijuana. Los compañeros de Servicios Generales en primera fila, como debía ser. Los cantos que él seleccionó para las misas en la universidad fueron interpretados por los dos coros que trabajaron con él y los fieles de las misas en la Ibero. Un último adiós y un último amén, literalmente. Hasta el lunes próximo en que sus cenizas se depositen en la capilla de Casa Manresa, junto a las del padre Manuelito.

Al terminar le ayudé a la Morra a guardar los objetos de la misa y junto con la Lore y Monse León conversamos un rato en la Capilla, hasta que llegó su jefe. Llegué a mi casa como a las 9 P.M. con ganas de dormir, y ya.

Esta mañana, lo primero era ir a ver si ya estaba en DHL el paquete que me envió Luisa Luna con la hoja de servicios del CINVESTAV. Esperanza inútil. De hecho fue como a las tres que me llamaron para decirme que ya podía pasar a recogerlo. Pero tenía clase con Oscar a partir de las cuatro de la tarde, y terminamos cerca de las seis. Lo bueno: que es un chavo con el que se puede trabajar de manera comprensiva integrando los elementos de la lógica en el proceso de aprender los conceptos fundamentales del cálculo.

Me voy poniendo al corriente en algunas tareas, imposible hacerlo con otras. Lo que se logre es bueno. Como uno de mis amigos me dijo hace unas semanas: “no tienes necesidad de medallitas ni diplomas, o si?” Y la respuesta es No, no tengo necesidad de ese tipo de “reconocimientos”, afortunadamente.

Hoy retomo, eso sí, mis lecturas. Y por eso ya voy a  cerrar todas las ventanas!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: