5 de febrero: otro día para disfrutar

Sunday, February 5th, 2012

Porque de nuevo amaneció muy soleado, aunque más fresco que ayer. Y un día así no se debe desaprovechar, sería casi pecado. Luego nos pasamos pidiendo por ellos.

Me levanté a buena hora y a las 10:30 me fui a misa a la Ibero. El padre Agustín se ve muy cansado pero siempre encuentra ocasión para la broma, en plena homilía por ejemplo. Pero además pone las cosas en contexto. Así las lecturas sobre el buen Job que, nos dijo, son simplemente una gran parábola acerca de las mil tribulaciones que nos pueden acontecer.

Al salir vine a casa a tratar de hablar con mi madre, otra vez, y otra vez no tuve éxito. Ni en el teléfono ni en el Skype. Jessy dice que están bien, y eso es suficiente. Pero solamente a eso vine y dispuesta a salir a aprovechar el día. Me fui al CECUT.

Me sorprendió la larguísima fila de la gente que iba a cruzar a San Diego. ¿Será que pensaban ver allá el Super Bowl? ¿O serían los que regresaban a su país? El asunto es que no se podía entrar al Centro Cultural más que por la Vía Rápida, para lo cual tuve que dar algunas vueltas. Pero valió la pena. Estaba casi desierto y pude apreciar las exposiciones sin problema.

La primera se llama “Dios, el Diablo y la Muerte” y se compone de muestras de las artesanías nacionales al respecto. Me pareció interesante la colección de diablos  hechos en Celaya (Guanajuato) como judas para quemar el sábado de Gloria. Es una tradición que se ha perdido. En mi infancia era de rigor ir a los pueblos a ver la quema de esos judas, que podían representar personajes de la región o de la política, por ejemplo. Cuando estuve en el campus León del Tec de Monterrey, a cargo de Ciencias y Humanidades, organizamos algunos concursos de judas como parte de las tradiciones a rescatar. Eran elaborados por los alumnos y no los quemábamos, por respeto a la ecología.

This slideshow requires JavaScript.

Aquí estos judas eran solamente representaciones del diablo, o de cómo la gente se imagina que es.

Pero la muestra era más rica, como puede verse en las fotos que tomé.

De las otras dos exposiciones no se podían tomar fotos. En una se presentaban fotografías tomadas por el padre de Frida Kahlo a templos y edificios históricos en la Ciudad de México y sus alrededores (Cuernavaca, Tepotzotlán, Querétaro). La otra era más dramática y se titulaba Arte y Política. Fotos, montajes y objetos sobre política, represión y crimen. La verdad es que si salí un poquito depre de ahí.

Regresé a casa poco antes de las cuatro, pasando por la playa. Estaba repleta y había como diez patrullas levantando infracciones. Tal vez necesitaban ingresos para irse a ver el partido 😦

Ya en el depa preparé unos pepitos de carne asada para comer y busqué un canal para ver el partido en la laptop. Para el medio tiempo ya me había puesto a preparar los tan mentados tamales de camarón, que estuvieron listos a las 8 P.M.

Mi madre no apareció en todo este tiempo. Mañana  la buscaré temprano para que me cuente sus novedades. Por lo pronto, ya es hora de dormir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: