17 de noviembre: qué desastre

Thursday, November 17th, 2011

Me quedé a la conferencia porque al terminar veríamos las estrellas (con telescopios) y habría algunos relatos mitológicos. La caída de la niebla debió servirme como advertencia de que no era una buena idea, pero la ignoré. La segunda advertencia fue el retraso en el inicio, y también hice caso omiso. Y la tercera vino cuando nos hicieron saber que el conferencista no había podido regresar de un viaje al DF y en su lugar contábamos con un ingeniero aficionado a la astronomía. Y pues hubo que pagar las consecuencias.

En pocas palabras:

  1. las matemáticas sirven para hacer cartas astrales
  2. la física no es una ciencia exacta (pero la astronomía sí) y tiene mucho “asegunes”
  3. con los 4 mil millones de dólares que costó el telescopio X se podrían haber pavimentado todas las calles de Tijuana
  4. Mercurio, Venus y Marte son planetas tan insignificantes para la Tierra que si se eliminaran del Sistema Solar no pasaría nada (pero cada astro tiene un significado astrológico sobre lo que aprendimos bastante, particularmente  todo de lo que significa que tu ascendente sea Júpiter)
  5. que muchos Papas, reyes, emperadores, presidentes, etc. tuvieron sus astrólogos de cabecera, incluidos hombres tan importante como algunos de los último presidentes gringo que necesitan un consejo para tomar tremendas decisiones
  6. que incluso uno de los padres de la Iglesia (y ya olvidé el nombre) decía que la astrología servía como consejera aunque no obligaba a tomar la decisión
  7. y…no podría seguir enumerando las afirmaciones

Lo más grave: es egresado del Politécnico, dijeron.  Ahora ya no sé quien soy ni en que creo.  Mañana espero tener un poco de claridad, o tendré que solicitar mi carta astral para conocer mi carácter, mi personalidad, mis tendencias, etc. y que me ayude a definirme.  Y preguntarle a mi horóscopo qué me recomienda antes de tomar cualquier decisión.

Advertisements

2 comments on “17 de noviembre: qué desastre

  1. Elías Loyola Campos says:

    Ja, ja, ja, ja…
    ¡Vaya que pagaste las consecuencias!
    Ni modo, nosotros de científicos no tenemos nada.

    Sí, en todas partes se cuecen habas. ¿Porqué en el Poli no?
    Ja, ja, ja, ja.

    Saludos.

    • My stuff says:

      Búrlate! Debí irme a mi casa a ver el último episodio de The Big Bang Theory! Hay más ciencia ahí que en la exposición de ayer. Y no conté que el champurrado que había en venta estaba quemado!

      Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: