25 de septiembre: la meditación interrumpida

Monday, September 26th, 2011

Domingo en Deer Park Monastery, en Escondido. A las 6:30 A.M. recogí a Dulce en su casa y nos fuimos a Otay que tenía cerradas las Ready Lines, sin embargo cruzamos como en media hora. El inicio de las actividades estaba previsto para las 8:30, por lo que solamente paramos para comprar café y pan en un 7 Eleven y nos dirigimos al lugar. Por supuesto que llevar a Dulce como copiloto significa que nos vamos a perder en algún momento, a pesar de las instrucciones escritas que debía irme proporcionando. Finalmente llegamos a los dominios de Deer Park y, por supuesto, el sitio estaba repleto y tuvimos que estacionarnos a la entrada, en la base de la colina sobre la que se encuentran los edificios del monasterio. Y caminar en una pendiente de unos 20 o 25 grados hasta que encontramos la procesión que iniciaba la “meditación caminando” encabezada por el mismísimo Thich Nhat Hanh.

Nos unimos al grupo hasta llegar bajo los árboles donde el maestro se sentó para meditar, rodeado de los asistentes. Por supuesto que mucha de la gente que estaba ahí no tenía idea de los modos de conducirse y de que en esa meditación se trata de hacerse consciente del cuerpo y de cada paso que se da. La gente llevaba colchonetas para sentarse, y no puso atención a los pies.

Mientras el monje iniciaba un momento de meditación, haciendo sonar su pequeño gong para marcarlo, se escuchó el grito de una mujer. Una pausa y volvió a sonar el gong. En ese momento sentí algo caminando en mi cabeza y sin pensarlo lo agarré para verlo: era una avispa amarilla que, por supuesto, me pico en la mano. Nada grave aunque si doloroso.

comenzar

El toque del pequeño gong para iniciar la meditacion

Más gritos que interrumpían la ceremonia al punto de suspenderla, porque nadie podía concentrarse. Otra avispa me picó en la sien izquierda, y decidí ponerme el sombrero para evitar los piquetes…excepto que la avispa se quedó entre mi pelo y me picó otras tres veces antes de que la sacara con el peine. Para ese momento la procesión abandonaba el sitio y pude ver parte de lo que ocasionó el ataque: la gente pisó los nidos (los hacen en el suelo) y los tapó con los cojines, mochilas y cualquier otra cosa. Los enjambres trataron de regresar o de defender sus lugares, y comenzaron a picar a todos. El escándalo seguramente contribuyó. Yo no hago escándalo porque primero trato de entender qué está pasando y porque sé que cualquier animal (incluidos los humanos) se vuelven más agresivos cuando se pone uno a la ofensiva. Por eso no corrí ni grité. Dulce se ríe de mí.

Todos nos encaminamos a la sala de conferencias que ya estaba llena, aunque había sillas y altoparlantes en los jardines laterales: un lado para la traducción al vietnamita, el otro en inglés, que fue el lenguaje en que Nhat Hanh compartió sus reflexiones. Yo preferí quedarme dentro de la sala, sentada en el suelo. Dos horas en la que habló muy suave pero claramente sobre la manera en la que nosotros somos parte del universo de la misma manera en que el universo es parte de nosotros. Su metáfora: cuando la nube se disipa no se convierte en nada, se convierte en el té que me tomo, en la rosa que recibió el rocío y que me deleita, y así se convierte en parte de mi. Me recordó mucho el texto de Feynman hablando de cómo el universo entero está contenido en una copa de vino…que me tomo tan gustosamente, compartiendo con amigos. Al terminar pude acercarme a agradecer la enseñanza que espero me sirva más de un día.

Al medio día terminó la actividad y fuimos invitados a comer sándwiches y fruta, pero Dulce y yo preferimos regresar a Mission Valley para comer y luego ir al Barnes & Noble. Obtuve una tarjeta “Barnes & Noble Educator” que me otorga el 20% de descuento sobre cualquier cantidad de libros que necesite y que asegure que van a ser utilizados para mi clase. Lo bueno es que doy clases de cualquier cosa.

El dolor de los piquetes ya casi se disipa totalmente pero el de las pantorrillas, resultado de la caminata en la subida, no. Nada grave, nomás esperar tantito.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: