13 de septiembre: amanecí sin gas, literal y figuradamente

Tuesday, September 13th, 2011

Ayer fue un día de mucho trabajo: reuniones de 9 a 15:30 horas, comida incluida. Por la tarde nos reunimos con Anna y Mago Rivera, allá en los altos de los cerros detrás del Hipódromo. Muy agradable la reunión, pero se empezaba a sentir frío. Cuando regresamos a Playas (Dulce dejó acá su carro y ella llevaría a Anna a su casa) yo ya venía “sentida”, con principios de gripe. Llegué a la casa directamente a dormir.

Esta mañana amanecí con el azúcar muy baja y las rodillas de chicle. Pero igual tuve cuatro horas de clase. Los grupos estuvieron muy atentos aunque sí hubo una que otra llamada de atención para volver al orden. Todavía hay que asegurar algunas cosas con ellos. El asunto es que la mañana prácticamente terminó cuando salí de clases. Había decidido ir a comer a Sanborns pero Yoly me sugirió comprar un caldo y traerlo a casa para comer en paz y descansar; al imaginarme la escena recordé que ¡amanecí sin gas! Así que sí, tenía que regresar a casa para pedir que me trajeran un cilindro.

Después de resolver el asunto del gas preparé sopa de fideos (de paquetito, claro), guacamole y freí el filete de pescado que tenía en el congelador. Ciertamente la comida me alivió el malestar y pude regresar a trabajar para sacar algunos de los pendientes.

Lo más divertido del día fue la conversación con mi sobrina Jessy sobre las preferencias de comida de su hija Desi: comida de gatos y croquetas de perro! Todavía no camina pero descubrió que no lo necesita para moverse por toda la casa y hacer travesuras. Y de pasada, comerse lo que encuentra y tiene al alcance. Concluimos que es el siguiente paso en la evolución en esta familia: aprender a comer lo que sea para sobrevivir (como si no la consintieran tanto!). Y sin hacer gestos. Después de una generación de picki’s llega alguien que no le saca a nada. Y además que aprenderá a manejar antes que su madre, porque descubrió que con una cosa que tenga ruedas en la que se pueda montar es más que suficiente.

Claro que también envié los materiales y mensajes que estaban pendientes para las diferentes tareas que me compete organizar. Y hasta me divertí con los alumnos de último semestre en una clase (ellos) en la que estaban más que confundidos. Esperemos que lo que les envié les aclare un poco el rollo “no fumable” pero bastante “fumado” en el que estaban.

Comencé a hacer los ejercicios para el Taller de Textos Breves en el que me inscribí para la próxima semana y a eso dedicaré un rato, además de conversar con mis amigas vía chat. Y luego, a descansar!

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: