Archive for September, 2011

29 de septiembre: trabajo y oportunidades

Thursday, September 29th, 2011

El problema es que uno haga lo que le piden en un tiempo razonablemente corto. Entonces le piden más, que lo decore con “pendejuelas” y otros accesorios y que responda a una serie de cuestionamientos acerca de porqué no se le había ocurrido hacerlo en cada ocasión que hubiera sido posible en el pasado. Solución: me declaro incompetente, no tengo por que saber utilizar todas las herramientas, ¿verdad?

Esta mañana asistí a la conferencia La (no) violencia es responsabilidad de todos, transmitida desde la Ibero Cd. de México y en la que participaron Don Raúl Vera (Obispo de Saltillo), Dr. José Morales Orozco (Rector UIA-México) y Sr. Javier Sícilia (Poeta). Como lo expresé en un post: expusieron sus puntos de vista claros y sin concesiones sobre la violencia que vivimos de diferentes maneras, los factores que la generan, las consecuencias diversas, etc.  con todo lo cual sería más sencillo hacer un mapa conceptual que una descripción “literaria”. Mis respetos a los tres por la contundencia y honestidad intelectual y su verdadero compromiso que reta incluso a las “personalidades” de la política y las instituciones gubernamentales, partidos políticos y demás.

Pero muy temprano, antes de irme a trabajar, llamé a mi hermano Manuel para felicitarlo por su cumpleaños. Llegó hoy a los 60 y  creo que llega muy bien. En muchos sentidos somos prácticamente de la misma edad, con solamente 19 meses de diferencia. Pero en otros es mayor; hace mucho rato que se asentó en Amatlán, cuando yo todavía no encuentro mi lugar definitivo. Como quiera, me dio gusto poder felicitarlo.

La tarde me permitió casi terminar el hilado fino que estoy haciendo con un reporte, colores incluidos. Muchas horas de trabajo, a mi ritmo, que sin embargo parecen todavía insuficientes para quien ve el avance y supone que todo es cuestión de apretar una tecla para que se produzcan muchas más cosas, y a lo mejor hay alguien que es capaz de hacerlo. Yo regreso a mi postura: en mi horario de trabajo lo que sea posible. Y no más.

Por otro lado me dio una enorme alegría y satisfacción ser invitada a formar parte de un equipo de facilitadores en un taller en la Ciudad de México, en octubre próximo, por alguien a quien reconozco como un experto y excelente maestro. Mi jefe no dijo que no cuando le comenté del asunto. Me falta saber cómo voy a financiar mi viaje de dos o tres días! Pero ciertamente lo siento como un reconocimiento, y además uno muy valioso.

Creo que tengo que comenzar a organizar mi agenda para no perder ninguna de las excelentes oportunidades que me están brindando. Y poner lo que me gusta en primerísimo lugar.

28 de septiembre: las visitas de mis alumnos/amigos

Wednesday, September 28th, 2011

La tarde fue de visitas de alumnos que son mis amigos, pero también de otros amigos. Me gusta cuando vienen y compartimos. Ellos traen preguntas y dudas pero también traen novedades y, a veces, brownies. Hoy me compartieron videos interesantes desde diferentes puntos de vista: como muestras de capacidades físicas (contorsionismo, baile) y como ejemplos de deconstrucción del movimiento, por ejemplo. Me hicieron recordar al buen Zenón y sus paradojas.

Luego llegaron otros amigos y compartimos esos videos y los muffins que Lorena Mancilla aportó a la comunidad, excedentes de los snacks que llevó ayer para los que viajábamos en el autobús rumbo a Balboa Park .

Por la mañana peticiones (casi totalmente resueltas) y una junta consumieron casi completamente esas horas. Apenas algunos momentos para compartir la experiencia y las fotos de ayer con nuestras compañeras, y atender a algunos alumnos. Eso pasa cuando uno se ausenta un día de la oficina.

Está terminando la octava semana del semestre, lo que equivale a exactamente el 50% de las sesiones de clase, y hay mucho qué hacer! Habrá que apretar el paso después de una revisión de lo logrado hasta el momento.

 

27 de septiembre: qué buen día!

Tuesday, September 27th, 2011

Pues si, fue un día perfecto con un clima excelente y con una mejor compañía: alumnos y amigos. A las 7:30 A.M. salimos rumbo a Balboa Park, en San Diego, después de los incidentes regulares de un viaje escolar. En la línea, y mientras le tocaba el turno de cruzar al camión (sin nosotros), aprovechamos para tomarnos un café Judith, Dulce, el padre Agustín y yo.

Llegamos a las 10 A.M a la zona del Museo de Arte y tuvimos una hora para pasear por los jardines del parque antes de la visita guiada, que fue organizada en grupos de 15 personas. Los cuatro cafeteros nos mantuvimos juntos todo el tiempo. Muy bien explicada la muestra de pintura española que recorre el período del Greco a Dalí. Y al terminar, y después de la obligada visita a la tiendita del Museo de Arte, visitamos una exhibición de pintura italiana y americana. Pero ya los grupos de alumnos y de profesores circulaban de manera independiente.

Nosotros nos dedicamos a recorrer los jardines y espacios del parque hasta que decidimos tomar algo en el Restaurant del Prado. Muy buena la comida, muy agradable el ambiente y muy divertida la conversación. Hasta que dieron las 3 de la tarde y Judith y el padre Agustín, junto con el resto, abordaron el autobús para regresar a la universidad. Dulce y yo habíamos sido invitadas a comer dumplings por un amigo de Dulce, quien nos recogería a las 5:30 en punto.

Entramos al Jardín Botánico y al salir nos sentamos a conversar entre el estanque de lirios y el de lotos escuchando a un guitarrista tocar cosas como el Concierto de Aranjuez, Take Five, Juegos Prohibidos, y cosas semejantes. Alrededor estaba la gente que hace caricaturas de las personas o algún performance de manera gratuita, aunque reciben donativos. Luego nos encontramos con la gente del Zoológico de San Diego que exhibía algunas aves que tienen para dar en adopción. Y muchas más pequeñas contribuciones para hacer de esta tarde un espacio de verdadera relajación.

Muy puntualmente llegó el Dr. Eduardo, el amigo de Dulce, para llevarnos a comer los dumplings y algo llamado “Hot Pot” en el que uno selecciona las carnes, los vegetales y algunos otros ingredientes para cocinarlos en la mesa en una olla con caldo de dos tipos (separados, claro) y aderezarlos con buenísimas salsas.  Una comida y una conversación muy agradables. Al terminar nos llevó a la línea para tomar un taxi que nos trajera a la universidad, donde Dulce había dejado su carro.

La verdad que se me antojó volver al parque de vez en cuando, pasear por esos jardines y sentarme en alguna de las tantas bancas, debajo de un árbol a leer en paz. Nomás que no se me olvide.

This slideshow requires JavaScript.

26 de septiembre: chiles en nogada

Monday, September 26th, 2011

Cuando uno iba a Sanborns a comer chiles en nogada, a falta de algunos mejor hechos, el platillo consistía en un chile de muy buen tamaño y muy bien relleno que yo difícilmente podía comerme completo. Eso era hace algunos años. Hoy fuimos al Sanborns de Playas y yo pedí el platillo de la temporada, que además está por terminar, y me quedé con hambre! Era una pieza pequeña y con un relleno que estaba como ausente. No sé si el precio ha variado mucho pero definitivamente la razón cantidad/precio ha disminuido.

La mañana completa la pasé en las conferencias de Wolfram, en el “aula” de Educación. Algunas otras que me puedan interesar, de las otras áreas, las podré ver diferidas. Del Mathematica que compré en los 90’s al actual hay una gran diferencia de capacidades y de facilidad de uso. Lástima que no pueda yo actualizar mi licencia como quisiera.

Pero simultáneamente puse al corriente algunas cosas tomando en cuenta que mañana nos iremos al Museo de Arte, en Balboa Park, a la exposición “From El Greco to Dalí” acompañando a un grupo de alumnos. La tarde también estuvo dedicada a reportes, creación de eventos, difusión, etc.

Ya en casa y metida en Facebook pero atendiendo a Twitter, encontré la nota de Pete Cashmore para CNN, sobre las ventajas del Timeline de Facebook (por lo pronto en versión Beta) que incluían la guía para configurarla. Y ya está listo mi Timeline!

Revisé la entrega de tareas, conversé brevemente con mi mamá, y ya estoy lista para irme a dormir!

25 de septiembre: la meditación interrumpida

Monday, September 26th, 2011

Domingo en Deer Park Monastery, en Escondido. A las 6:30 A.M. recogí a Dulce en su casa y nos fuimos a Otay que tenía cerradas las Ready Lines, sin embargo cruzamos como en media hora. El inicio de las actividades estaba previsto para las 8:30, por lo que solamente paramos para comprar café y pan en un 7 Eleven y nos dirigimos al lugar. Por supuesto que llevar a Dulce como copiloto significa que nos vamos a perder en algún momento, a pesar de las instrucciones escritas que debía irme proporcionando. Finalmente llegamos a los dominios de Deer Park y, por supuesto, el sitio estaba repleto y tuvimos que estacionarnos a la entrada, en la base de la colina sobre la que se encuentran los edificios del monasterio. Y caminar en una pendiente de unos 20 o 25 grados hasta que encontramos la procesión que iniciaba la “meditación caminando” encabezada por el mismísimo Thich Nhat Hanh.

Nos unimos al grupo hasta llegar bajo los árboles donde el maestro se sentó para meditar, rodeado de los asistentes. Por supuesto que mucha de la gente que estaba ahí no tenía idea de los modos de conducirse y de que en esa meditación se trata de hacerse consciente del cuerpo y de cada paso que se da. La gente llevaba colchonetas para sentarse, y no puso atención a los pies.

Mientras el monje iniciaba un momento de meditación, haciendo sonar su pequeño gong para marcarlo, se escuchó el grito de una mujer. Una pausa y volvió a sonar el gong. En ese momento sentí algo caminando en mi cabeza y sin pensarlo lo agarré para verlo: era una avispa amarilla que, por supuesto, me pico en la mano. Nada grave aunque si doloroso.

comenzar

El toque del pequeño gong para iniciar la meditacion

Más gritos que interrumpían la ceremonia al punto de suspenderla, porque nadie podía concentrarse. Otra avispa me picó en la sien izquierda, y decidí ponerme el sombrero para evitar los piquetes…excepto que la avispa se quedó entre mi pelo y me picó otras tres veces antes de que la sacara con el peine. Para ese momento la procesión abandonaba el sitio y pude ver parte de lo que ocasionó el ataque: la gente pisó los nidos (los hacen en el suelo) y los tapó con los cojines, mochilas y cualquier otra cosa. Los enjambres trataron de regresar o de defender sus lugares, y comenzaron a picar a todos. El escándalo seguramente contribuyó. Yo no hago escándalo porque primero trato de entender qué está pasando y porque sé que cualquier animal (incluidos los humanos) se vuelven más agresivos cuando se pone uno a la ofensiva. Por eso no corrí ni grité. Dulce se ríe de mí.

Todos nos encaminamos a la sala de conferencias que ya estaba llena, aunque había sillas y altoparlantes en los jardines laterales: un lado para la traducción al vietnamita, el otro en inglés, que fue el lenguaje en que Nhat Hanh compartió sus reflexiones. Yo preferí quedarme dentro de la sala, sentada en el suelo. Dos horas en la que habló muy suave pero claramente sobre la manera en la que nosotros somos parte del universo de la misma manera en que el universo es parte de nosotros. Su metáfora: cuando la nube se disipa no se convierte en nada, se convierte en el té que me tomo, en la rosa que recibió el rocío y que me deleita, y así se convierte en parte de mi. Me recordó mucho el texto de Feynman hablando de cómo el universo entero está contenido en una copa de vino…que me tomo tan gustosamente, compartiendo con amigos. Al terminar pude acercarme a agradecer la enseñanza que espero me sirva más de un día.

Al medio día terminó la actividad y fuimos invitados a comer sándwiches y fruta, pero Dulce y yo preferimos regresar a Mission Valley para comer y luego ir al Barnes & Noble. Obtuve una tarjeta “Barnes & Noble Educator” que me otorga el 20% de descuento sobre cualquier cantidad de libros que necesite y que asegure que van a ser utilizados para mi clase. Lo bueno es que doy clases de cualquier cosa.

El dolor de los piquetes ya casi se disipa totalmente pero el de las pantorrillas, resultado de la caminata en la subida, no. Nada grave, nomás esperar tantito.

24 de septiembre: cumple de la Chapis

Saturday, September 24th, 2011

Hoy es cumpleaños de mi hermana Nidia. La semana pasada me regaló toda una tarde en la cafetería de un Barnes & Noble, y un desayuno al día siguiente. Mi má estuvo con nosotros y yo me sentí muy contenta. Hoy debió festejar con sus hijos y nietos, particularmente. Mis hermanos y mis sobrinos enviaron sus felicitaciones muy temprano, en videos que ellos le hicieron. Yo le mandé un mensaje con Marsalis y luego la llamé para felicitarla.

Pasé la mayor parte de la mañana en la cama, en el chat con mis hermanos y con mi hermanito/amigo Carlos Filio. Fue una muy buena conversación, lástima que no pudimos activar el video chat. Pero ya prometimos que haremos lo posible para continuar conversando.

Mientras me cortaba el pelo -trasquilarme, describe mejor lo que hice – y me metía a la regadera recordé que necesitaba hacer un pago HOY! Llegué al banco después de la una de la tarde, corriendo, pero al salir entré en el mood de la vagancia y me fui al COSTCO y el paseo que significa ir a la Zona Río. Y realmente me tomé todo el tiempo del mundo en mis pocas compras (pero conseguí unos portobellos hermosos que voy a rellenar de espinacas y parmesano).

Para la comida aproveché los poquitos de comidas de la semana, porque no pensaba cocinar hoy. Al regresar al mundo social de las redes encontré mensajes que la gente supuso que contestaría oportunamente pero no, y ni me acordaba de que existían las cuentas de correo. Igual ocurrió cuando abrí mi teléfono y encontré las llamadas perdidas que esperaban que respondiera durante la mañana. No sé de dónde sacaron que el sábado hay que hacer algo. Así que a todo respondí que sorry pero que el lunes por la tarde trataré de ponerme al corriente; por la mañana estaré en  la Wolfram Mathematica Virtual Conference 2011, y espero que no me interrumpan.

Después de correr otra vez, ahora a la lavandería, regresé a Facebook y demás. La lavandería no es tan mal sitio si uno va a la hora adecuada, cuando casi no hay gente. Mientras la ropa está en las máquinas se puede leer, calificar tareas, etc. Es como duplicar el tiempo. Pero en cuanto a labores domésticas, eso es todo: mi depa es como bohemio en este momento y, la verdad, me siento muy cómoda en mi desorden.

Eso sí, estuve muy entretenida en una conversación neerdísima en el grupo de Educación en Ciencias, con Raúl Alva y Juan Lugo, a partir de un comic titulado Math doesn’t sucks que Pako posteó en Twitter. Pero muy divertida. En paralelo habían otras conversaciones, temas muy distintos, e incluso una con los mismos dos en el grupo de Ciencias sobre celulares, horóscopos y anuncios en televisión.

Mañana nos iremos al monasterio en Escondido, CA. Todavía podremos escuchar al monje que viene cada dos años.  Espero que regresemos en un estado de relajación total. Aunque Judith siempre no irá 😦

23 de septiembre: 7/16

Friday, September 23rd, 2011

Gracias a Dios es viernes y se terminaron 7/16 semanas  del semestre! Entre las reuniones fallidas, y siempre por las mismas personas/razones, la proyección de “Waiting for Superman” y el taller de Textos Breves, el día se fue como agua. Apenas el tiempo para revisar la entrega de tareas de TCU y algunos mensajes. Venecia llegó para re-invitarme al evento de Ingeniería y entregarme las camisetas conmemorativas que había encargado, pero la verdad es que estaba muy cansada y me había ofrecido para llevar a la Morra a su casa.

Antes de las 6:00 nos fuimos a conversar y tomar una copa de vino al Tress. Me contó cómo había disipado los malentendidos con el jefe, lo que se había notado desde la mañana en el simple tono de voz. Bien por ellos. Mientras estábamos ahí llamaron a Dulce para decirle que su carro estaba listo después de que se le incendió ayer, frente a su casa.

Durante el regreso a mi casa se me vino encima el cansancio de la semana.  Cierto que hubo aprendizajes y que compartí actividades, como alumna, con algunos de mis alumnos y compañeros de trabajo, y fue muy bueno. Hubo aterrizajes, forzosos, que siempre son buenos. Y lo que queda es el proceso de relajación necesario para emprender el 50% que nos queda del semestre.

22 de septiembre: o de cómo las cosas se disuelven

Thursday, September 22nd, 2011

En mi ya larga vida he visto muchas cosas desaparecer, otras modificarse y, como dice la canción, some forever not for better. Estoy acostumbrada al cambio y generalmente no me agüito cuando una persona se aleja, por la razón que sea, ni espero que me den explicaciones o disculpas o lo que sea. Yo también me he alejado o dejado personas y cosas, sin más explicación que la de que es lo que quiero o necesito, por lo menos en ese momento. Y no hay lamentos ni reclamos. Generalmente.

Mais voir un ami pleurer es otra cosa. Sobre todo cuando ha mostrado una devoción y fidelidad a una persona o se ha comprometido más allá de lo requerido con una tarea y de repente la dejan colgada de la brocha. No sé si puedan llamarse “razones” a las justificaciones que ofrecen esas personas o a lo que responden cuando se les hace notar su comportamiento. A veces lo único que hacen es colocarse en una pretendida posición de superioridad moral, intelectual o de poder para descalificar o “dar de baja” a los otros. En cualquier caso es decepcionante, dada la cantidad de barro que de los pies hacia arriba los compone.

La parte buena del día, además de las sesiones de clase, fue compartir con compañeros y alumnos el Taller de Deconstrucción de Textos Breves. Ciertamente cuando escribo no tengo pretensiones literarias, pero seguramente algo bueno saldrá de eso y se verá reflejado en mis textos. Uno de los desmenuzados hoy fue el que entregué como tarea partiendo de una situación determinada por los coordinadores del taller. Trataré de reescribirlo tomando en cuenta algunos de los comentarios y veremos si mejora.

En diez minutos comenzará el primer episodio de la nueva temporada de The Big Bang Theory. Y luego, a dormir!

21 de septiembre: Kino

Wednesday, September 21st, 2011

Conmemoramos los 300 años de la muerte de Kino con un acto cultural en la Glorieta Kino. Las comunidades Jesuita,  Ibero e Italiana de Tijuana se reunieron es este evento. Muy buen clima, vino especial para la conmemoración y mucha comida. Nuestros alumnos fungieron como edecanes y nos atendieron muy bien! Los grupos que formamos estuvieron muy animados, y luego fue hora de regresar a nuestras casas.

No tan sencillo: Dulce, Lorena y yo acordamos comer en el centro, en un lugar de comida argentina recomendado por Lorena, pero Dulce y yo nos fuimos en un carro (el de Dulce),  mientras que Lorena llegó por su lado. Mi carro se quedó en la universidad y se suponía que regresaríamos o alguien me llevaría de regreso a Playas. Del restaurante nos fuimos a la Glorieta en el carro de Lorena, y el de Dulce se quedó en el estacionamiento frente al restaurante. Al terminar el evento había que deshacer el enredo, excepto porque Dulce estaba muy desanimada y ni modo de hacerla darse la vuelta hasta Playas. Se resolvió con el apoyo de Margarita Saucedo y su esposo, quienes me regresaron a la universidad para recoger mi carro y resolver un pequeño pendiente.

La mañana no tuvo nada de particular, excepto porque los que estaban a cargo del evento andaban como loquitos tratando de no dejar cabos sueltos. Esperanza inútil porque siempre hay algo que no resulta. En este caso los textos de las n reseñas que hicieron de Kino y que se leyeron en el evento. Los maestros de ARU y CDE que ahí nos encontrábamos acordamos que si no podemos hacer que la gente redacte correctamente por lo menos hay que darles un taller sobre Como hacer un copy & paste decente y sin “costuras” notables.

Por otro lado, anuncié el inicio del ciclo de cine/debate alrededor de temas de educación para el viernes próximo, con la transmisión de “Waiting for Superman”, abierto a todo el que quiera participar. Y si somos tres pues conversaremos entre los tres!

Espero que mañana todo comience a retornar a la normalidad y el buen ambiente se restablezca. Autrement, vamos a tener más bajas!

20 de septiembre: con tiempo perdido!

Tuesday, September 20th, 2011

No mucho, afortunadamente. Con los alumnos de TCU terminamos de ver The Class (Entre les murs) que tiene mucho para aprovecharse de diferentes maneras, tanto con los alumnos como con profesores (el día que se interesen). Tuvimos el tiempo justo para terminar de ver la película y aclarar algunos detalles sobre el sistema educativo francés. Previamente, mientras de Informática me ayudaban a hacer que funcionaran las bocinas que ellos mismos me prestaron, expliqué un poco el contexto multicultural de la Francia actual.

Y luego teníamos una sesión de Introducción a la Universidad con los grupos de Dulce, Rossana y el mío, en el Auditorio. Los responsables de Intercambios trabajarían con nuestros alumnos para explicarles de qué se trata y qué ventajas tiene irse a estudiar por lo menos un semestre a otra universidad. Muy temprano Dulce me había avisado que no iría a trabajar, pero no me dio ninguna instrucción respecto a la sesión. Rossana no estaba enterada y, como ya ha ocurrido, esperaban a que alguien se hiciera cargo para comenzar. Presenté a Jacqueline y comenté muy brevemente mi experiencia como madre de familia de un alumno de la Ibero (León) que se fue de intercambio a Canadá. Con todo, Jacqueline dio por terminada la sesión a las 12:00 en punto! Y así perdí una hora de mi clase que hubiera sido muy buena para resolver algunas dudas de/con mis alumnos acerca de lo que ya hemos discutido.

Aproveché para informar a Rubén de lo ocurrido en la junta de ayer, con las Sociedades de Alumnos, y para luego elaborar el reporte correspondiente con las tareas pendientes y enviarlo a todos los interesados. Los CD’s con los documentos importantes ya están listos también para entregarlos a los representantes de cada una de las Sociedades.

Si hay un poco de tensión y espero que terminemos la semana mejor de como la comenzamos. Me doy cuenta de que comienzo a hablar de manera muy cortante, muy precisa, sin dar pie a  comentarios que no sean estrictamente sobre lo que tenemos qué hacer o estamos haciendo. Y sin dar tiempo también a ese ir y revenir en que se repite lo que acabo de decir, como eco, mientras las ideas les hacen sentido. No tengo tiempo para eso ya, y es su problema el volverse más ágiles. A las 2:00 en punto me fui a comer.

Por la tarde, en lo que terminé mis pendientes dieron las 5:50 y esperé a que mi sobrina Jessy se conectara para la asesoría, como habíamos acordado. Pero el mensaje fue que ella había hecho ya la tarea y había obtenido una muy buena puntuación, sin necesidad de apoyo. Lo repito: es muy lista y aprende muy rápidamente y sin darle vueltas a las cosas.

Terminar a las 6:00 P.M. me dio la oportunidad de ir al súper por un pan para acompañar una taza de chocolate, que fue el antojo de este día frió y con niebla. Y de llegar a mi casa a muy buena hora.