24 de julio: una palmadita en la espalda

Sunday, July 24th, 2011

Como a las 8:30 me fui a caminar por la playa. Un día soleado, con un clima de lo más agradable. Mucha gente iba llegando para pasar el día con su familia; pero también estaba el grupo que ya había visto antes realizando algunas ceremonias rituales y alguna especie de limpia a cada uno de los que formaban el círculo, todos vestidos de blanco y algunos con ropas bordadas de las que venden en la Revu.  También estaba un grupo grande, con camisetas de Servicio Social,  que se afanaba en recoger toda la basura de la playa y del malecón. Un esfuerzo notable porque sí se veían los avances de su trabajo. En parejas o en “bolitas”, iban llenando bolsas grandes con toda la basura que iban encontrando, incluida la que el mar devuelve.

De la playa me fui a la Comer, a comprar el azúcar que necesitaba para la jalea que está casi lista (mientras escribo), y la cebolla morada para hacerme unos panuchos para almorzar. ¡Y almorcé muy bien!

Antes de salir de casa había dejado desconectado el refrigerador para que se descongelara, de manera que cuando regresé, y después de almorzar, estaba listo para que lo limpiara y reacomodara lo que servía. Y luego hubo que limpiar el piso, por el batidero que hice en la limpieza del refri. Pero ya no hay nada caducado, ¡y se puede caminar sin zapatos!

Había decidido que limpiaría mi carro por dentro y por fuera. Me tardé un buen rato en quitar la mugre de las manijas y el vinil de las puertas y accesorios. Y al estilo del Karate Kid (alternando las manos) limpié vidrios y carrocería. Lo más difícil fue limpiar el piso: necesito una pequeña aspiradora de mano. Pero quedó limpio, y quedó claro que necesita algo más que limpieza.

Cansadísima (y asoleadísima) entre al depa para darme un buen baño y medio salvar lo que quedó de mis uñas. Y luego me subí a la cama a chatear por el Facebook. Ahí me encontré a Luis Miguel Iglesias, uno de mis amigos españoles. Su Mapa Matemático (que todavía no sé cómo ligar) acaba de quedar como semifinalista del Premio Internacional Educared – Conectando Matemáticas.  Al felicitarlo sucedieron dos cosas: 1) me invitó a posicionar mi blog de tumblr (que ahora se llama Mis intereses compartidos) en su Mapa, y 2) a colaborar con un pequeño texto mío a propósito de la carta de Galois Sur l’Enseignement des sciences, de la que hice una traducción hace un tiempo y que había compartido con Luis Miguel. Ya le envié mi texto, con la carta de Galois, y veremos qué resulta. Pero para comenzar, me siento muy halagada.

Y luego comencé la etapa final de la jalea: el cocimiento que se hace en dos etapas y que acaba de concluir con el envasado.  Con cinco limones salieron cuatro frasquitos de jalea. Esta vez le puse clavo y canela (Gabriela?) y me parece que quedó mejor que la que hice antes. Mientras, me puse de acuerdo con mi sobrina Mónica para vernos mañana para almorzar con mi mamá, y con mi primo Ramón y mi tía Lolita, vía el chat+ Skype del Facebook, para tomarnos un café por la tarde. ¡Conocieron mi depa! Basta girar la lap top 360° para ver TODOS los 15 metros cuadrados de la cocina/comedor/biblioteca/sala en los que habito regularmente (hay una recámara y un baño, claro).

Y ya es hora de dormirme si me quiero levantar muy temprano. Lo bueno es que no quedaron pendientes!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: