5 de junio: muchas canciones

Sunday, June 5th, 2011

¡Domingo! Y me hará falta tiempo para todo lo que pretendía hacer. Sin embargo hice bastantes cosas, cuestión de organizar los tiempos. Primero, “pre lavar” la ropa blanca, especialmente los calcetines (caminar sin zapatos deja trazas) y organizar toda la ropa para la lavandería. Desayunar, y medio dejar las cosas listas para regresar corriendo e irme a misa. Mientras se lavaba y secaba la ropa tuve tiempo de darle forma a mis uñas. Y todavía alcancé a comerme un sándwich antes de irme a la universidad. Esta vez la misa fue en el auditorio, y ahí seguirán teniendo lugar. El espacio es mayor, y la vista al mar es muy bonita.

Al llegar a casa, y en cuanto encendí el radio (la radio) se escuchó el tronido de un transformador. ¡Valiendo! Todo lo que no puedo hacer si no hay electricidad:

  • Cocinar, incluyendo preparar un café o lo que sea
  • Trabajar, excepto lo que sea lectura (escribir a mano solamente que sea indispensable). El modem y la impresora no funcionan, y la laptop tiene una batería limitada
  • Planchar la ropa que se ha ido acumulando en las últimas tres semanas!
  • Escuchar música, ver alguna película, noticiero o cualquier cosa en la tele
  • ¡Chatear! Ni siquiera con el Kindle puedo entrar a FB (a menos que me vaya a un café)

Mientras decidía si salía a comer algo o preparaba atún o ceviche (camarones si tenía) guardé toda la ropa lavada, puse sábanas limpias, limpié la persiana de mi cuarto, el baño y el piso del departamento, y eliminé todas las telarañas que encontré; luego saqué del refrigerador lo que ya no era útil. Iba ganando el ceviche (la flojera de salir) así que limpié los camarones y dejé todo listo para cortar en trocitos.

Pero era tempano, así que me subí a la cama para leer un rato: el volumen 4 de The Sandman, de Neil Gaiman. Un rato después se oyó el ruido del refrigerador, señal de que el problema del transformador había sido reparado y todo estaba funcionando nuevamente. Comí carne asada. Pero me puse a preparar salsa putanesca para una eventual comida en la semana (tengo un taller de 13 a 15 horas, diariamente, y seguramente saldré con más hambre que de costumbre). Cocí nopales, hice salsa verde y volví a limpiar todo.

Un rato estuve en el chat platicando con Eduardo. También Primo Villegas me contactó para organizarnos para desayunar en su próxima visita a Tijuana, en unas dos semanas. Alejandra me preguntó sobre el problema del resorte que traen desde la semana pasada. Mi hermano Manuel conversó conmigo sobre las guitarras. Y unas cuantas conversaciones más en Twitter. Como fondo, toda la tarde, las canciones de Serrat. Y en eso sigo.

Un buen rato lo emplee preparando un pastel que le prometí a Venecia por su cumpleaños. Ya quedó, ya se enfrió y está listo para llevarlo mañana.

Ya es casi hora de dormir, aunque todavía traigo cuerda. Un rato de lectura me ayudará a relajarme y a apagar el motor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: