Archive for April, 2011

30 de abril: día del niño

Saturday, April 30th, 2011

A diferencia del día de ayer, éste ha sido de completa calma.

Me levanté tarde, desayuné más tarde, y apenas al medio día estuve en condiciones de asomarme al mundo. Nomás para ir a comprar pilas para una camarita; pero compré otras cosas y olvidé las pilas! Regresé a casa a guardar las compras, preparar mi comida, seguir chateando, tomar una siesta,y volver al Stumble Upon, al Twitter, al Facebook, etc. a seguir “perdiendo el tiempo”. Ganando tiempo para relajarme y descansar, porque amanecí tremendamente cansada.

Por la mañana conversé con Magui a través de Facebook. Se volvió a dislocar la rodilla tratando de cambiarse de ropa! Pero ya está en orden. El IMSS no le dio atención; a pesar de haberle dado la cita para la una de la tarde de ayer (llegó a Urgencias antes del medio día!), le cambiaron la cita para el lunes. Una más de las historias de terror.

Rossana me puso al corriente del estado de Anna. Es delicado, dice, y tienen que operar a más tardar el miércoles. Dulce me llamó y me dio la misma información. Más tarde hablé con Anna para saber cómo se sentía. No tiene dolor y está muy calmada (ella es muy relajada), ya le hicieron los análisis en preparación para la cirugía pero necesita tramitar su alta en el IMSS para que le den su incapacidad. Y si, la operarán el miércoles, muy probablemente.

Del resto no tenemos noticias. Ni sabemos si la reunión programada para el lunes sigue en pie. Y el Voss tampoco se ha reportado. Cada uno anda en lo suyo y tratando de bajarle al estrés. Y creo que es muy saludable.

Ahora veo Batman Begins, por ABC. Y creo que ni siquiera veré la película completa.

Mañana espero ponerme a organizar mis pendientes.

29 de abril: lesionadas!

Friday, April 29th, 2011

Pues si que el día estuvo movidito.

A las siete de la mañana tuve clase de Cálculo I, iniciando con un ejercicio de derivación implícita. Alrededor de seis de los trece alumnos sabían de qué se trataba. Al terminar, replanteamos las funciones trigonométricas: naturales, recíprocas e inversas. Luego, para la función sen(x) trazamos la gráfica en [-PI/2, PI/2], trazamos su inversa y calculamos su dominio, y procedimos al cálculo de la derivada de la función inversa. Las derivadas de las otras cinco funciones inversas se les quedaron de tarea, de manera que para las ocho de la mañana ya estaba en la oficina, lista para organizar las múltiples reuniones que el día de ayer se habían acordado para hoy.

Pero solamente alcancé a encender mi computadora, porque llegaron a buscarme para decirme que Anna se había caído! Llamé al padre Lorenzo, el único que había llegado hasta ese momento, y salimos a encontrar a Anna. Pues si, aparentemente Anna se había luxado un tobillo al correr a buscar los documentos del seguro escolar para llevar a Magui (nuestra secretaria, que también es alumna de Anna y de Dulce) al hospital: se había dislocado la rodilla en una actividad de clase. Así que había que dejar a Anna segura porque ya Magui estaba en el carro de Anna, esperando para ser llevada al hospital.

Dejé a Anna en buenas manos y llevé a Magui al hospital, en Playas. Mientras la atendían me mandaron de regreso a la universidad para recabar algunas firmas.  Anna seguía sin atencion, porque se necesitaba ayuda para moverla. Lili Palomares enviaría unas muletas con ese fin, y estaban esperando que llegaran. Rossana, hermana de Anna y quien también es profesora en la universidad, ya estaba ahí. Regresé pues al hospital y les anuncié que llegaría Anna. Todavía hubo que solicitar que Gloria (nuestra otra secretaria) nos enviara otras cartas haciendo una relatoría de los accidentes (cuestiones del seguro), las cuales yo debía firmar antes de que permitieran que Magui (que ya estaba entablillada) saliera de ese hospital para ir al IMSS. Y que Oliva nos llevara la bolsa de Magui, porque se necesitaba su credencial del IMSS. Oliva llegó…y su carro se quedó descompuesto ahí mismo. Anna llegó, acompañada de Rossana.

Llevé a Magui al IMSS. Algún día haré la crónica de las historias de horror y burocracia que me han tocado en esos lugares. Ineficiencia, prepotencia y valemadrismo respecto a la salud de los derechohabientes. Ahí nos alcanzó la hermana de Magui, quien se quedó con ella.

Regresé a Playas, directo a la universidad para ver qué había pasado con Anna. No teníamos noticias. Uno a uno, los que quedaban en la DGSEU fueron haciendo mutis, y no es para menos. Al inicio de la semana nos comunicaron que Mónica, otra de nuestras compañeras, tuvo un accidente regresando de una reunión de homólogos; su taxi se volteó y, como consecuencia, se fracturó un tobillo. Ayer por la noche al Voss le avisaron que su papá se cayó, en L.A., y Rubén salió ayer mismo para hacerse cargo. Gloria se cayó y se hizo una lesión en la cabeza. Cristina, otra compañera, tambien se cayó. Algo tendremos que hacer para parar esta serie de eventos desafortunados.

Dulce y yo nos quedamos trabajando sobre las famosas carátulas, hasta las tres y media. Además de Sara, somos las únicas que no nos hemos caído o fracturado…aunque tenemos otras afecciones. Oliva dijo que estamos saladísimos y necesitamos una limpia con agüita de San Ignacio.

Antes de salir hablamos con Anna: se rompió el tendón y necesita cirugía! Tenía cita con su traumatólogo para ver si sería posible que la operara  en el IMSS. Y es la última noticia.

Yo solamente fui al súper a comprar lo necesario para comer decentemente y, de ser posible, no tener que salir mañana! Y aquí estoy, descansando y preparándome para dormir!!

Al final del día queda claro que eso de andar corriendo no deja nada bueno.

28 de abril: creo que estoy “jartita”

Thursday, April 28th, 2011

Estoy un poquito hasta el copete. Pero bueno, seguramente pasará y, si no, pues a otra cosa. Cada uno tiene su propio ritmo de trabajo y el mío depende de lo que creo que es importante; pero hay cosas que me vienen valiendo. El mostrarme como la súper eficiente y más que organizada mujer que hay en el mundo no es lo mío. Hay muchas cosas que sí puedo hacer, hay muchas cosas por las que me pondría a ocupar cada minuto de mi tiempo para alcanzarlas. Pero nomás por el afán de mostrarme eficiente, pues no. Por otro lado, hay cosas que me satisfacen sin importarme si para los demás tienen sentido. Y hay otras que tengo que llevar a cabo y si no tengo respuesta simplemente no le invierto más.  Es parte de haberme criado atendiendo a mis caprichos. Y no, no es una confesión ni cosa que se le parezca.

Mi mejor ejemplo es el de los chiles rellenos. Se me ocurrió preparar 100 chiles rellenos, por allá en 1968, en la cocina de la huelga (ESFM). Conmigo estaban mis mejores amigos, todos a cargo de la cocina. Fueron al mercado, trajeron las frutas, las verduras y lo que se requería para preparar aquellas comidas, solventadas con las donaciones de los vecinos y los comerciantes. Entonces llegó una de las alumnas de los últimos semestres (yo estaba en primer semestre) y comenzó a regañarnos porque no hacíamos las cosas como en su casa: lavar con agua y jabón las naranjas y los plátanos, por ejemplo. Pues no, en mi casa nunca nos hemos comido las cáscaras, dije. Pero ella insistió en que ella sabía hacer bien las cosas. Muy sencillo, dije entonces, hazlo tú; y me salí de la cocina rumbo a mi casa, seguida por Angel Verdugo y Raúl Alvarez, que me pedían que no me enojara. Pero no, ni siquiera me enojo, simplemente cedo el lugar. Nunca supe lo que era cocinar ni siquiera un chile relleno. Y ella no duró mucho en la cocina. Yo regresé al cabo de un mes, más o menos, durante el cual aprendí a imprimir volantes (en la imprenta de Zacatenco), repartirlos, botear, etc. Y en la cocina estuve hasta la preparación de las tortas que nos llevaríamos a Tlatelolco, el 2 de octubre.

Y así sigo. No está en mi naturaleza disputar puestos, cargos, sitios, privilegios o lo que sea. Ni veo la necesidad. No hay nada más placentero que escuchar que alguien diga “yo sé cómo hacerlo”. Y que se haga cargo! Tampoco pido algo a lo que no crea tener derecho; pero si me dicen no, pues no y ya. Ni hago panchos ni cosas por el estilo. Claro que la respuesta modifica mi conducta (Pavlov sabía de qué hablaba, ja!). Es parte de los aprendizajes.

Al final de este día, con altas y bajas (más altas que bajas), creo que conviene repensar en dónde estoy y cómo estoy. Probablemente sea el fin de un semestre cargado de tensiones y exceso de trabajo. Tal vez es algo de lo que me anticiparon Liberata y Alex, en su visita a principios del año. Tal vez es simplemente que me estoy orientando hacia otros intereses. Tal vez…

Por lo pronto, a preparar los deberes de mañana. Y ya veremos qué se nos ocurre.

27 de abril: un día muy soleado

Wednesday, April 27th, 2011

El día terminó temprano. A las seis y media de la tarde ya todos los compañeros de la DGSEU se habían ido a sus casas. ¿Por qué me quedo? Primero porque estaba conversando con un alumno de los que en un semestre más se gradúan, y ya los veo muy de cuando en cuando. Luego, porque prefiero irme a casa sin llevarme pendientes y sin pensar en otra cosa más que descansar. Ayer me funcionó muy bien y hoy repetiré la experiencia.

De nuevo logré sacar varios pendientes en un día que se hace largo porque amanece muy temprano y oscurece tarde. Todavía ni siquiera se pone el sol, y ya pasa de las siete!

Temprano, como siempre, las clases. En Cálculo I suspendí la sesión porque, de nuevo, no hicieron la tarea que yo requería para continuar. Y el viernes les haré examen sobre los temas que debieron cubrirse en esta sesión. Solamente dos alumnos me alcanzaron en mi oficina para mostrarme sus tareas completas; con ellos trabajé ayudándolos a resolver sus dudas y  a corregir errores que van desde la sintaxis hasta la manipulación algebraica y de identidades trigonométricas. Fue un tiempo muy valioso.

En Análisis Numérico las tareas fueron desarrolladas parcialmente y tendrán que completarlas. Hoy trabajamos aplicando todo lo que vimos de Algebra Lineal al análisis de datos multivariados, en lo que se llama “Análisis en Componentes Principales”. El material ya se les había compartido y trabajaron en la resolución de un problema sencillo, a mano, para entender cómo se aplican los conceptos y los fundamentos de este método. Tal vez porque el grupo se ha reducido, tal vez porque algunos cursos están ya terminando y los alumnos tienen más disponibilidad y concentración, el asunto es que trabajaron muy bien.

En mi oficina conversé un buen rato con Alejandro, uno de mis alumnos, y luego asistí a los alumnos de Nutrición de Dulce (son tres) para que analizaran un problema que les habían planteado y para el que habían hecho “manualidades” sin haber sistematizado su proceso. Midieron, calcularon, formularon hipótesis, las validaron utilizando un graficador y concluyeron muy bien. Les queda de tarea su reflexión sobre lo que aprendieron en este proceso à la Brousseau. A la maestra la corrí de la oficina tres veces para que no interviniera en el proceso de los alumnos!

La tarde la dediqué a los reportes sobre los avances (en número de respuestas) de las encuestas de evaluación a los docentes, y las que se aplican a los alumnos que están por graduarse. De eso me volveré a ocupar cuando hayan sido contestadas en su totalidad para hacer los análisis y los reportes correspondientes. Tres o cuatro semanas.

Para mañana ya están agendadas las tareas. Todo bajo control, parece.

Y el sol ya se metió! Y me voy a prepararme algo rico para cenar, leer un rato y ver tele otro rato.

26 de abril: modo relax

Tuesday, April 26th, 2011

Mi clase preparada, los documentos compartidos ya con los alumnos para que no haya sorpresas; los acuerdos y compromisos en el area de la DGSEU ya establecidos, y la presentación sobre el tiempo ya terminada y comentada con el padre Agustín.  Creo que ha sido un día muy productivo, a pesar del sueño que tengo por el insomnio de anoche.

La clase de esta mañana (Cálculo II) se desarrolló en un excelente ambiente, aunque nos faltaron dos de los doce integrantes. Al terminar, compartimos el pastel para festejar a nuestros cumpleañeros de la semana pasada. Tuvimos tiempo para comentar las vivencias de la semana anterior a las vacaciones, y de actualizar el avance del curso.

Con Anna y Dulce comentamos el avance de las actualizaciones de las guías didácticas de ARU y nos comprometimos a apoyar el trabajo de sus profesores y a desarrollar algunas de las propuestas. No es tanto lo que hay que hacer pero la idea es que tengamos todo listo para una última revisión este próximo viernes, y entregar todo el lunes sin falta.

Y entre nosotros compartimos actividades, proyectos, resultados y materiales para discusión. Algunos de estos materiales también fueron compartidos con los académicos de la universidad y/o a través de Facebook o Twitter. De escándalo el artículo sobre la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, publicado en Letras Libres con el título de El Costo de la Conciencia. Esther Orozco es una antigua compañera de trabajo, muy reconocida por su labor como investigadora del CINVESTAV. Triste que tenga que pasar por semejantes abusos.

Una de mis amigas en Facebook, Blanca Lorenia, está enferma. Ni siquiera sabemos a ciencia cierta cuál es su enfermedad, pero todos sus amigos y familiares hemos estado este día tratando de apoyarla para que se recupere pronto. Sin embargo, no es la única amiguita que tiene algún malestar. Dos de mis amigas jóvenes (muy jóvenes) también padecen por diferentes afecciones. Oremos porque pronto se recuperen.

El día termina y no pienso llevarme trabajo a casa. Tengo lecturas y música, y creo que lo mejor será entrar en modo relax.

25 de abril: compartimos el pan y el vino

Monday, April 25th, 2011

Regresamos a trabajar. Nos quedan alrededor de tres semanas de clases antes de terminar el semestre. Y mucho trabajo por hacer. En Cálculo I, porque ha habido que nivelar al grupo partiendo prácticamente de cero y casi sin conocimientos algebraicos en la mayoría de los alumnos; muchos problemas con la búsqueda de información, la lectura y la redacción. En Cálculo II, que comenzó muy bien, hubo un decaimiento en el tercer periodo y ha sido complicado reconstruir al grupo y volver a entrar en la dinámica de trabajo de los primeros dos meses. En Análisis Numérico, porque pasamos casi un mes trabajando temas de Algebra Lineal que supuestamente debían conocer y por los problemas de integración del grupo, que todavía aparecen.  ¡Y hoy una alumna me preguntaba que si de verdad vamos a trabajar hasta terminar el semestre! No entiendo por qué pagan por algo que no quieren.

Luego tuvimos junta de trabajo de la DGSEU, en Casa Manresa. Una reunión de trabajo interesante para hacer el balance del Encuentro Intercultural del SUJ y analizar una propuesta de curso de verano para todos los integrantes de la dirección. Aunque nos interesa, cada uno tiene peticiones al respecto: fechas, conocimiento previo de los temas, restricciones para viajar a Mexicali en julio (¡!), etc. También comentamos sobre conocer lo que se hace en el Centro Comunitario, a través de las promotoras, yendo a participar en las actividades que están programadas en las próximas semanas. Suena muy interesante y es muy necesario. Ahí mismo, en Manresa, comimos y compartimos el vino. La señora Lucy cocina muy rico y la atención del equipo que coordina Hermelinda es inmejorable. Tuvimos una muy buena sobremesa hablando de problemáticas que observamos en la educación en todos los niveles y desde diferentes perspectivas. Y regresamos a trabajar (seguir).

La tarde estuvo relajada, conversando con alumnos y profesores y con Magui que ya regresó. Luego, ante las preguntas de un alumno sobre el ejercicio que se les dejó de tarea (que comenzaron en clase pero que no pudieron terminar en una hora), me puse a resolverlo a mano y por las piedritas para poder responder las preguntas que les surgen. Además les compartí la solución (no el proceso) simplemente para que se convenzan de que es un ejercicio de cálculo (matricial) relativamente sencillo.

Ya en casa, horneo un pastel para compartir con mis dos alumnos que en la semana pasada cumplieron años. Buenos chicos (Adrián y Aziz).

¡Y me queda comenzar a diseñar la presentación sobre el tiempo!

24 de abril: de monjes y aristogatos

Sunday, April 24th, 2011

¡Cansada! Y ya se terminó la semana de vacaciones. Claro que ni siquiera comencé lo que tenía planeado. Pero hice muchas cosas que serán útiles, como terminar de organizar mi closet, limpiar el departamento y guardar cobijas y sábanas de franela; espero que pase mucho tiempo antes de que necesite utilizarlas de nuevo. El clima parece haber cambiado de a buenas, aunque el día de hoy haya estado más que nublado.

Temprano fui a la lavandería, para evitar la aglomeración y el ruido que se genera. Siempre me sorprende que familias enteras se reúnan ahí para conversar, entre la gente que necesita espacio para mover los carritos llenos de ropa o que espera que se desocupen las lavadoras y que requiere de las mesas para doblar su ropa seca. Por eso es bueno ir en cuanto abren el local, a las 9:00. Entre que la ropa se pone en la lavadora y el momento en que se detiene la máquina hay 30 minutos, muy aprovechables para ir al OXXO por un café y unas galletas. Terminé de secar y doblar la ropa a las 10:30.

De la lavandería me fui directo a la universidad, a la misa con el padre Agustín. Este día se llevó a cabo el encendido de las velas, que debió hacerse la noche de ayer. Muy concurrido y mucha gente que aprecio; a algunos solamente los veo en estas celebraciones. Otros, como Paty y Mariana o el mismo padre Agustín, son parte de los amigos que cotidianamente veo en la universidad.

Ya en la casa me puse a preparar mi comida, chatear, guardar la ropa lavada, arreglar un par de cajones que faltaban, hacer el mole para las tortas de camarón, organizar mis libros, revisar las tareas pendientes de los alumnos, ver “Fantasía”  de 1940, ver “Los Aristogatos”, leer un par de artículos y compartir otros que encontré a través de Twitter, etc. Pero no en ese orden. Me cuesta mucho trabajo dedicarme a una sola cosa por mucho rato, excepto que esté leyendo una novela que realmente me atrape; las películas las vi mientras cocinaba y mientras comía, por ejemplo. Lo más complicado fue cambiar el foco de la lámpara de mi cuarto: estoy muy chaparra y/o el techo está muy alto; tuve que estirarme lo más que es posible para alcanzar a quitar los tornillos de la lámpara con la punta de los dedos, sin perder el equilibrio.

Ya para relajarme estuve viendo 60 Minutes, por CBS. Un interesante reportaje sobre los monjes ortodoxos en el Monte Athos, en Macedonia, Grecia. Todo el esplendor, y los tesoros, del arte bizantino se encuentra ahí. Entre las cosas raras (y muy útil para la presentación que estoy preparando) es que el día lo miden a partir del atardecer (la hora en la que ocurra) y no a la media noche, como el resto del mundo. La razón, dicen, es que así lo medían los bizantinos (y en mundo del Antiguo Testamento) y ellos siguen viviendo como en aquella época. Se rigen por el calendario Juliano para establecer la Pascua, etc. Y por supuesto: ninguna mujer tiene permiso para visitar esa isla que es, dicen, el Jardín de la Virgen María, para facilitar el celibato de los monjes y trabajadores de los veinte monasterios que se encuentran en ese sitio.

Y ya se terminó el día. Hay que dormir para levantarse a tiempo y llegar descansada para iniciar una semana ajetreada, con clases de 7 a 11 y junta de 12 a 15 horas para el día de mañana.

23 de abril: día del libro

Saturday, April 23rd, 2011

Otro día entre la calma y el poner orden en mi closet. Creo que tendré que hacer un costal con la ropa que no cabe en los cajones y el colgador!

Hoy si me levante tarde, después de las 8 de la mañana. Y apenas al medio día decidí salir a tomar un poco del sol esplendoroso con el que amanecimos.  Pero antes tuve que ir a pagar la luz, pues encontré el recibo al salir y se vencía hoy mismo.

Hacía mucho calor y ameritaba ponerse una cachucha, además de anteojos para sol. Había mucha gente en la playa y seguían llegando las familias. Igual que hace como tres semanas (la visita anterior)  la cantidad de basura excedía la capacidad de los botes; aunque hay letreros de que se ponga la basura en su lugar, el asunto es que no hay lugar!. Es triste que no se ponga atención a un paseo tan frecuentado.

De la playa me fui al súper a comprar lo que ayer había olvidado. Y un pescado para freír. Después de un rato de conversaciones en Facebook y de encontrar y compartir muy buenos videos utilizando el Stumble Upon, procedí a preparar mi comida que quedo buenísima, con una ensalada de aguacate y tomates. El postre fue rebanadas de sandía fresca.

Comencé a leer para preparar la presentación sobre el tiempo que me pidió el padre Agustín. Las lecturas: Questioning the Millennium, de Stephen Jay Gould, y Space – Time – Matter, de Hermann Weyl.  Claro que no voy a poner eso en la presentación, pero quiero elementos sólidos!

Finalmente decidí ver Como agua para chocolate (re-ver) mientras terminaba (según yo) de arreglar mi ropa. Pues se terminó la película, que no me pareció tan buena como cuando la vi por primera vez, y no pude terminar de organizar la ropa. Eso sí, lo que había que planchar ya quedó listo. Pero hay más de lo que yo recordaba, y mucho que no me voy a volver a poner.  Pero ahí la llevo y seguramente mañana estará todo en orden, al terminar el día. Lo malo es que ya se acabó la semana de vacaciones!

22 de abril: día de la Tierra

Friday, April 22nd, 2011

Buen viernes!

Realmente de relax: organizando mi ropa (para lo que a veces no tengo tiempo), horneando pizza con ingredientes  frescos, comiendo pan con queso Boursin y acompañándolo con vinito, limpiando el depa para poder caminar descalza, oyendo música y bailando, leyendo, chateando en Facebook con Alejandra, encontrando cosas buenísimas con Stumble y nuevos amigos en Twitter, y…

En el Día de la Tierra se compartieron muchos sitios y actividades interesantes para ayudar a hacer de éste un mejor sitio. Pero no es solamente un problema de contaminación y administración de los recursos comunes. El problema mayor en estos días es la violencia que por todas partes surge, y también de eso se habló mucho hoy. Para reflexionar.

Solamente salí a la Comer a comprar nopales para acompañar las tortitas de camarón que me hizo mi mamá y queso para las gorditas que también preparó. Olvidé comprar las espinacas para mi portobello relleno, pero eso puede ser el domingo para una comida deliciosa. Hasta tuve tiempo para una siesta después de la comida, un lujo que no me daba hacía mucho tiempo.

Y luego comencé a reorganizar mi closet. Es decir: guardar la ropa de invierno que ya NO QUIERO ponerme y sacar la de primavera; eso implica decidir cuál es la ropa que ya no voy a ponerme nunca, para ponerla aparte, y planchar y colgar lo que espero poder comenzar a utilizar ya. Claro que dejé afuera algunos suéteres ligeros y los sacos livianos, porque el clima de Playas así lo requiere, pero las blusas que me gustan ya están listas! Me faltan los pantalones (guardar unos y planchar otros), pero todavía tengo cuarenta y ocho horas de vacaciones. Y me falta llevar a lavar alguna ropa, pero ese ya es otro cantar.

Después de CSI NY comenzó un programa para reconocer a cantantes mujeres en la música country, Girls Night Out en CBS, y lo estoy disfrutando. Nos son solamente mujeres las que cantan pero solamente mujeres reciben reconocimientos. Una muy buena manera de terminar este día y prepararme para dormir.

21 de abril: vueltas y vueltas

Thursday, April 21st, 2011

Me muero de sueño!

Desperté más que temprano y ya no pude dormirme. Me levanté para llevar a Nidia a casa de Irma, para que de ahí se vayan al trabajo. Al regresar a la casa de Nidia volví a la cama, pero no pude dormirme. Así que desde las 6:30 A.M. ando de pie y dando vueltas. Muchas vueltas.

A casa de mi mamá llegué como a las 10:30 de la mañana y solamente esperé a que terminara de peinarse para ir a hacer algunas compras. Mientras, “platiqué” con Desi que quería irse a la calle (solamente mueve su manita diciendo adiós, claro) pero nomás salió al jardín del frente de la casa. Jessy  (la mamá de la chiquita) no estaba en el mood de salir.

la beba de Jéssica

Desi y el conejo

Mi mamá decidió que fuéramos a bobear a Burlington, pero ya en el centro comercial nos encontramos un Marshall y ahí fue donde encontró lo que no andaba buscando: unas sandalias Borg que son súper cómodas, dice. Nos dieron casi la 1:00 P.M. viendo las tantas cosas que no necesitamos pero que compraríamos nomás por el gusto de tenerlas y por si algún día se necesitan. Antes de llevarla de regreso a su casa pasamos a comprar latas de leche condensada porque dijo que hará un pastel de tres leches (que a mí no me gusta).

En cuanto la dejé salí con rumbo a San Diego porque iba a una conferencia en la universidad, que iniciaba a las tres de la tarde. Pero no llegué: perdí la salida correcta y me enredé para regresar a donde debía. Con el cansancio de la manejada (y la falta de sueño) decidí llegar hasta Tijuana en lugar de seguir dando vueltas.

Pero las vueltas no se terminaron. Al cerrar el carril de la carretera Internacional que viene de Playas al centro de Tijuana, el municipio cambió el sentido de circulación de la calle Segunda (era de dos sentidos y quedó de uno solamente), que era mi ruta para ir del Centro a Playas. Así que me puse a seguir la hilera de carros en el laberinto creado con bloques  de color naranja y un par de anuncios que indican que estamos en una desviación de la que previamente no hay noticia. La desviación conduce a la calle Primera, que hay que seguir hasta donde topa con el cerro, para de ahí conectar con un pedacito de la Segunda, casi llegando al Panteón de Tijuana. El resto ya es el camino conocido y en buen estado.

Llegué cansadísima a mi casa pero todavía  no pude dormirme. Ahora que ya estoy más relajada y como ya está obscuro, seguramente no habrá problema. Mañana intentaré comenzar a hacer lo que tenía planeado para esta semana.