12 de marzo: el mareo a todo lo que da

Saturday, March 12th, 2011

Bueno pues la psicóloga y el Dr. Chavarría tenían razón: necesito descansar. El estrés de la semana, todo incluido, hizo crisis como de costumbre: intenso dolor muscular y síntomas como de gripe pero, sobre todo, el desguansamiento que acompaña a la baja de azúcar provocada por un periodo de tensión largo, aderezado por mil y un detalles irritantes dentro y fuera del trabajo. Y hoy no fue la excepción, a pesar de que conversé solamente con mi mamá, por la mañana. Y no, no es ella la causa.

Temprano fui a la Comer porque planeaba hacer unos muffins de crema irlandesa con jarabe de chocolate, todo preparado desde cero (la crema y el jarabe también). Traje los ingredientes que necesitaba… y hasta ahí llegó mi energía. A partir de ahí me sentí (me siento) como Hal, la supercomputadora de 2001: Odisea del espacio, cuando le van desconectando los circuitos. Comí, volví a comer, me acabé una bolsa de malvaviscos, tomé té de rosas con miel, y todo cuanto estuvo a mi alcance. Pero no ha sido suficiente.

Por la mañana me puse al corriente con las noticias a través de todos los recursos en red. Pero después de regresar del súper ni siquiera he estado en el Facebook de manera continua porque me canso. Medio vi The Social Network, para distraerme, pero mejor torné a la música que no requiere que haga esfuerzo de comprensión o atención. Es una sensación como de abandono del cuerpo que no me gusta pero sobre la cual no parece que pueda hacer algo efectivo. Tal vez el sueño sea lo que me ayude a recuperarme. Y más me vale porque mañana ya tenemos horario de verano y significa levantarse una hora antes de lo acostumbrado. Y acostumbrarme a dormir una hora antes, también.

Y hasta aquí, porque ya me duelen los ojos por estarme esforzando.

Buenas noches.

 

Advertisements

2 comments on “12 de marzo: el mareo a todo lo que da

  1. Elías Loyola Campos says:

    ¡Ay, amiga, cuídate!

    Sí, tienes a tus familiares, pero quizá necesitas a alguien con quien compartir otras cosas, aunque no vivan juntos (porque eso, a veces, también es motivo de estrés), y que disfrutes la vida plenamente.

    Buenas noches.

  2. My stuff says:

    Gracias, Elías.
    Mi capacidad para acumular estrés es una condición detectada a los 10 años; la hipoglicemia como desde los veinte. Un artículo de “Mind” explicaba cómo las discusiones prolongadas bajan el nivel de azúcar al punto de que uno acaba diciendo exactamente lo que piensa. Yo, además de la hipoglicemia, tengo una curva de tolerancia a la glucosa que es perfectamente plana.

    Así que, además de lo que me genera estrés (gente estúpida, particularmente) tengo que hacer el esfuerzo de ir vigilando lo que digo y cómo lo digo! La pila me dura muy poquito!!!

    Tengo muchas amigas y amigos, pero la verdad es que no se me da eso de tener una amistad con cualquier tinte de exclusividad, y menos un “significative one”. En el pasado quasi reciente eso fue fuente no solamente de estrés sino de broncas serias.

    Hoy ya estoy bien. Y te agradezco mucho tu mensaje.

    Un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: