Archive for March, 2011

31 de marzo: pasamos del invierno al verano!

Thursday, March 31st, 2011

La migraña comenzó ayer. La tranquilidad, el cocinar y el escuchar la música de Brel fueron lo suficientemente relajantes como para no necesitar medicina específica. Pero desperté con la sensación de latencia del dolor. Entre el calor que se dejó sentir en el día, realmente verano, el sol brillante y una clase con alumnos desconectados totalmente entre sí y con el contenido, ausentes de las identidades básicas de la trigonometría y sin escucharse unos a otros, el dolor finalmente se manifestó completito.

Ese era el grupo que comenzó tan bien el semestre. Gradualmente han ido pasando de ser competentes, en muchos aspectos, a ser alumnos competidores. Han perdido lo más por lo menos. Claro que hay excepciones, pero es un grupo pequeño y con un tercio o más en ese canal pues el ambiente se torna a ratos desesperante. Ni siquiera pudieron ponerse de acuerdo para solicitar tiempo para su examen o para su proyecto. Cada equipo y cada persona preocupada por sí misma y sin escuchar a los otros. Las consecuencias son más que visibles.

El asunto es que al terminar la clase si tuve que recurrir a la pastillita. Y luego tuve junta de COPLE seguida de la junta para enterarnos de los resultados de la visita de FIMPES. Habrá que ver las consecuencias. Ni siquiera pude tomar el trago de vino en el convivio posterior a la junta. Y la comida, con Dulce y Anna, aunque fue animada y nos reímos mucho, la verdad es que me hizo más daño que bien.

Por la tarde solamente trabajé lo suficiente para dejar contestados todos los mensajes, enviadas las comunicaciones sobre el trabajo de hoy e impreso el examen que debo aplicar mañana a los alumnos de Cálculo I. Y me perdí la clase del padre Agustín.

En casa, trate de hacer un panqué: el ejercicio de batir la masa  me relajó pero el resultado fue un panqué quemado, mi incapacidad migrañosa ni siquiera me permitió tener cuidado de la tempratura o el tiempo de horneado. Pero entre eso y la posibilidad de tomar el té relajante que mi cuerpo y espíritu necesitaban para recuperar la calma el dolor ha ido cediendo, y ahora espero dormir tranquilamente.

Creo que eso de pasar del invierno al verano en un lapso de dos días no es algo para lo que estuviera preparada.

 

30 de marzo: mientras Brel cantaba

Wednesday, March 30th, 2011

Vamos avanzando y se va notando. Estamos todos tranquilos acerca de lo que nos pidieron y entregamos. Teníamos todo a mano, todo completo y para compartirlo. FIMPES no puede decir que no le cumplimos en la DGSEU. Mañana nos darán a conocer el resultado de la evaluación (preliminar, supongo), y debe ser muy bueno porque después de la reunión donde nos compartirán los comentarios, tendremos brindis.

Pero también el trabajo del CDE se va tomando en cuenta en otras áreas. Después de los talleres de la semana pasada la coordinación de Enfermería me pidió el taller completo de Desarrollo de Competencias. Solamente falta que me digan cuántos profesores son y qué fechas tienen disponibles. Por otro lado, arrancamos ya con la evaluación docente a través de los diferentes instrumentos. Todo está ya a punto. Dulce ya reportó los cursos que el CDE  ofrecerá en el verano y a mí ya me pidieron que imparta Física Universitaria B para los alumnos de Ingenierías, también en verano. ¡Los pobres alumnos van a soñarme! Lo bueno es que los que llevaron conmigo Física Universitaria A y Cálculo I el semestre pasado,  y que ahora llevan Cálculo II, prácticamente han visto ya todos los temas de ese curso de Física, incluidas las leyes de Kepler, a partir de los problemas que les propuse al inicio de semestre.  Lo que habrá que hacer es el “laboratorio” donde los conocimientos adquieran otra “realidad”. Y nos divertiremos, seguramente.

Hoy hubo prácticamente una lluvia, inesperada, de materiales que sirven para apoyar el proyecto que los alumnos de Análisis Numérico están desarrollando sobre la trayectoria de un chunche que vaya desde la órbita de la Tierra hasta llegar a la órbita de la Luna. Los materiales llegaron por las diferentes redes “sociales”. Hasta un viaje se está organizando para ir a Pasadena el 14 de mayo, a las instalaciones de la NASA. Mientras, esos alumnos aprenden Algebra Lineal de a buenas, antes de comenzar con modelos lineales.

La efervescencia a lo mejor es el resultado del calorcito que, por fin, se comienza a sentir. Hoy tuvimos un día de primavera, de verdad. Y con ello dejar los suéteres y las botas, aunque sea por un par de días porque el fin de semana se anuncia fresco otra vez. Tal vez por eso, o por la cercanía del Encuentro Intercultural del SUJ, o porque más alumnos van entrando en confianza, el asunto es que hubo desfile de alumnos y profesores por las oficinas de la DGSEU y dentro de mi oficina. Adrián me compartió un nuevo sitio para descargar películas y series de televisión y Eduardo me compartió la liga para el tráiler de la película que conmemorará el aniversario 50 del viaje de Gagarin al espacio, y al sitio donde se puede solicitar la película para organizar el evento “en casa”. Lo solicité y espero que la respuesta sea positiva.

En fin, que por actividad y proyectos para el verano no paramos. Pero también organizamos el cafecito con las amigas. Y eso es la parte donde comienza el relax.

Brel ya terminó de cantar y yo ya me voy a dormir. ¡Muy buena hora para desconectar todo!

 

29 de marzo: 2 entrevistas 2

Tuesday, March 29th, 2011

Casi se acaba el mes. Y cuento los días para que llegue la Semana Santa. Por supuesto que no voy a salir de vacaciones. Primero, porque cualquier destino turístico estará saturado y, segundo, porque los boletos de avión a cualquier parte cuestan un ojo de la cara. Pero necesito tiempo para las veinte cosas que tengo detenidas y para dormir y descansar suficientemente. El único plan, hasta ahorita, es la conferencia en USD el 21 de abril, en mitad de la Semana Santa.

Hoy el día estuvo animadísimo, y no tanto por la clase (apliqué examen) sino por el desfile de los miembros de FIMPES por los pasillos y las oficinas, y el de nosotros mismos asistiendo a las entrevistas. Yo tuve dos entrevistas: una en mi oficina, que buscaba información sobre los diferentes procesos en los que el CDE participa para generar o presentar información sobre la evaluación de lo que se hace en la Ibero. Divertido que cuando me preguntan sobre un manual para llenar las guías didácticas de cada curso, y mostrarle el WebQuest que construí, el entrevistador me preguntó si lo tengo disponible…impreso! Lo cual habla de las diferencias en los modos de trabajar.   Y otra vez la solicitud de documentos que se han compartido n veces a quien los ha solicitado, y hasta los que no tienen que ver conmigo, y muchas notas sobre todo lo que se le presentó (realmente parecía necesitar muchas cosas).

La otra entrevista tuvo lugar en un cubículo de la Biblioteca: una profesora muy amable, en un ambiente muy cordial, casi como si nos hubieran presentado socialmente y compartiéramos sobre nuestros quehaceres académicos. Fue realmente breve esa entrevista y no hubo ni una sola nota escrita al respecto. Nos despedimos con la misma cordialidad, como si acabáramos de hacernos amigas. ¡Lo malo es que no tengo ni idea de cuál es el nombre de la profesora ni de qué universidad viene!

A la hora de la comida, y cuando estaba a punto de salir rumbo a mi depa, me llamó Margarita Saucedo para ver si comíamos juntas. Su hijo, con su esposa y Mario, salieron a Los Ángeles, desde donde regresarán a España. Claudio y la Chiquita fueron a llevarlos. Así que, por primera vez en un mes, Margarita estaba disponible! Ni modo de perder la oportunidad. Comimos muy tranquilamente en la comida china de Playas. Y casi a las cuatro en punto llegamos de regreso a la universidad. Ella también había tenido su cuota de FIMPES por la mañana.

La tarde la dediqué a actualizar aquel documento sobre resolución de problemas que escribí ¡hace 23 años! y que publicó la UPN y al cual Pako le puso título, portada y algo del diseño que a sus ocho años desarrollaba. El semestre pasado utilicé ese material en un taller para alumnas de la carrera de Administración con serias deficiencias de razonamiento y de matemáticas básicas (el documento está escrito, originalmente, para niños de entre 8 y 9 años) a petición de la directora de ese  departamento. Dulce lo está utilizando con su sobrinito (de la edad correcta) y parece que puede ser utilizado más extensamente. Así que convenía actualizarlo y agregarle algunos problemas. Más, porque incluiré una segunda parte que aparece en el libro de Matemáticas I que publicó McGraw-Hill por ahí de 1992.

Estoy logrando mi propósito de no salir de la oficina después de las 7:00 P.M. Se trata de llegar temprano a casa, merendar, ver un rato la tele o leer y disponerme para dormir.

Y ahora si, a descansar.

28 de marzo: reinsertarme en la normalidad

Monday, March 28th, 2011

Difícil regresar a la “normalidad”. Estar el fin de semana en mi espacio, sin el ruido externo y solamente escuchando la música de la que sentía antojo, cuando sentía el antojo, al igual que la comida o la lectura, etc. fue muy bueno para mi espíritu. Es como me gustaría pasar una semana de vacaciones: si hiciera buen clima pasearía, además, por la playa. Y si hubiera parques iría a caminar bajo la sombra de los árboles, a sentarme a leer en sus bancas, como eran mis paseos a la Alameda de Tepic. Responder solamente a lo que me dicta mi ánimo.

Lo difícil es regresar al ruido que incluye los celulares de los alumnos, las ruedas de los maletines que llevan los alumnos del tercer piso y que brincan y suenan en cada juntura del piso de hexágonos (como 20 cm de diámetro), las alarmas de los carros en el estacionamiento, las conversaciones que surgen por todos lados y muchos otros que al reinsertarme en el mundo “real” me obligan a restaurar los filtros que había puesto de lado en el fin de semana.

Como para el medio día había logrado un nivel aceptable de comunicación con el “exterior”. Pero el desgaste es mucho y necesitaba mucha azúcar para superarlo. Me rescató Dulce, al compartirme un octavo de un pastel “Magie Noire” que prepararon sus alumnos de Nutrición, dentro de la clase de matemáticas que ella imparte: puro chocolate y proteína! Y es que un octavo era la porción para la que calcularon los aportes nutricionales. Apenas con eso pude llegar a la hora de la comida.

La tarde fue, de nuevo, demandante. Pero terminé los pendientes, incluido el examen para Cálculo II que aplicaré mañana, el envío de todos los materiales de los talleres de la semana pasada, y las conversaciones con los profesores que ya tuvieron entrevista con FIMPES y que fueron cuestionados sobre muchas de las cosas que en el CDE les ofrecemos. Mañana me toca a mí una reunión de veinte minutos con los entrevistadores.

Y mi idea es seguir durmiendo todo lo que me hace falta. ¡A dormir!

 

27 de marzo: la fiaca

Sunday, March 27th, 2011

Qué largo se me ha hecho el día!

Me alcanzó para:

  • Limpiar y ordenar el depa completo, y hasta lavé la escalera!
  • Guardar todos los enseres y productos que me regaló Erika
  • Ordenar el refrigerador y tirar lo que ya tenía más de una semana
  • Lavar la ropa ligera
  • Cocer frijoles para mí y comenzar a preparar lo que voy a llevar el viernes a DAC
  • Hacer desayuno en forma
  • Cocinar pasta con camarones en salsa puttanesca, y un poco de capirotada
  • Guardar la ropa que se había ido quedando colgada de cualquier cosa o encima del sofá
  • Recortar y limar mis uñas y recortarme un poquito el pelo
  • Hacer un pearltree y compartirlo
  • Ver Sunday Morning, 60 Minutes, y el noticiero de 8 News SD
  • Estar la mitad del tiempo entre Facebook, Twitter, tumblr y demás medios de socialización y revisar más de una vez las noticias de los periódicos y fuentes en línea. Y ahora prepararme para ver una película y leer un poco.

Me desperté a las 6:00 A.M. y eso significa que dormí como nueve horas corridas. Y me hacía mucha falta. Y también comer y hacer nada que signifique realmente trabajo. Hablé con mi hermano Saúl dos veces porque en la primera (como a las 9 de la mañana hora de TJ) ¡lo agarré dormido! Todo bien y en orden. Hoy, además, fue el cumpleaños de mi sobrina Rocío (Tatey), quien tiene casi la edad de mi hijo pero ya es madre de cuatro bellos hijos.

El plan de estar en casa, no salir ni a la puerta, funcionó de maravilla. Y estar instalada en la fiaca fue una excelente idea; ahora sigue ver una película y tratar de dormir temprano, igual que ayer. Sí hace una gran diferencia estar descansado. Espero continuar en este mood el resto de la semana.

 

26 de marzo: a apagar la luz y los electrodomésticos en apoyo a LA HORA DEL PLANETA

Saturday, March 26th, 2011

It’s been a hard day, and I’ve working like a dog, and now I should go to sleep like a log

Pero es OK porque se pueden lograr muchas cosas en lo académico, además de generar recursos extra to buy my things!

Pero si, el cansancio pegó duro. Apenas alcancé a ir a pagar el teléfono a Telnor, porque en toda la semana no me alcanzó el tiempo para darme una vuelta por el centrito comercial en el que, además, está el diclofenaco del Dr. Simi. Y vaya que lo necesito. Pero está bien lo que termina bien. Y terminó muy bien. Hay mucho trabajo qué hacer con estos profesores que están tan animados.

Llegué a mi casa a comer lo que había en el refrigerador y, enseguida, me dormí. Tuve un sueño reconfortante: el padre Manuelito estaba en SU oficina platicando conmigo, hablándome de Pablo; yo tenía la sensación de que no podía hablar, responderle, y de que no iba a poder despertar. Y me quedaba ahí, en el sillón mientras el padre se daba la vuelta y se iba al fondo de algo que era como el escenario de un teatro. Luego, yo trataba de caminar pero no encontraba el camino a mi casa; y entonces pasó el Voss y se detuvo para esperar a que me recuperara, luego caminaba conmigo mientras me sostenía, pero  se sentaba conmigo de tanto en tanto, hasta que llegamos a casa de mi mamá (supongo que era Tepic) y ahí me dejó segura.

Y entonces me despertó el ladrido de un perro. Ciertamente todavía me falta dormir un muy buen rato, pero ya casi todos mis circuitos están conectados. Eso sí, mi depa es un desastre en cuanto al orden. Pero mañana será otro día y veré que todo quede como se supone debería. Un día completo de retiro del mundo es lo que necesito.

Y dentro de un rato, a apagar la luz y los electrodomésticos en apoyo a LA HORA DEL PLANETA!

 

25 de marzo: mañana, ¡Salvemos la Playa!

Friday, March 25th, 2011

Ayer estaba cansada. Hoy estoy extenuada. Pero satisfecha del trabajo que llevamos a cabo y de la interacción que en este par de días de talleres se logró con los profesores de Enfermería y algunos otros participantes. El taller de hoy fue intenso porque se trataba de abrir las diferentes ventanita que miran hacia un mismo objetivo: la formación integral del alumno. Y claro que nos hizo falta tiempo de interacción y de retroalimentación pero durante el cierre, en la cafetería, compartiendo el té o el café, comenzamos a planear maneras de continuar colaborando y apoyando sus esfuerzos.

Pero fueron ocho horas de trabajo de pie, juntando todas las actividades de clase y taller del día, sin contar el correr por los pasillos para sacar las copias y organizar los materiales. Mis rodillas ya no dan para más, ni mis tobillos. Además, el tiempo de reunir todo en una sola presentación que jalara todos los recursos y lecturas a través de ligas para hacer un documento sencillo pero completo.

La comida la hicimos en mi escritorio, mientras afinábamos los últimos detalles: un sándwich y un café. Y claro que no podía faltar la broma hilada a partir de lo que alguien compartió en el Facebook. La cara de incredulidad de Anna cuando concluimos la disertación, contrastando nuestra evidencia con la de la publicación, nos hizo reír. De verdad que no podía dar crédito a lo que escuchaba.

Cuando llegué a mi casa recibí una llamada de Erika: ¡esta madrugada regresan a Guadalajara!  Y quería dejarme lo que todavía tenía en su despensa más algunos enseres que pensó que podían serme de utilidad. Fui a despedirme de ella y de Fausto, porque Sofía ya estaba dormida. Y sí, me surtieron de ingredientes y utensilios, además de una bella vajilla y un juego de vasos. Aunque realmente fue poco lo que compartimos, la verdad es que se volvieron parte de la familia que aprecio.

Y ya es hora de descansar porque mañana impartiré un taller que organizaron Dulce y Adriana para profesores de primaria. Es un reto porque hace como veinte años que no trabajo con profesores de ese nivel y muchas cosas han cambiado desde entonces.

Y luego, ¡Salvemos la Playa!

 

24 de marzo: estoy cansada!

Thursday, March 24th, 2011

¡Cansancio extremo!

Y eso que los jueves solamente tengo clase de Cálculo II, de 7 a 9 de la mañana. Y que la clase tiene un ambiente muy agradable, y que el único detalle es que en ocasiones de plano no entiendo qué es lo que no ven, estando escrito en el pizarrón. Pero hay días así en que el ruido ambiental y las conversaciones, incluso las que son de interés académico, simplemente están en otra sintonía. Y el esfuerzo de atender y tratar de entender lo que en esos casos es como barullo, termina por agotarme.

El ciclo continuó con una ida a la cafetería por comida cargada de carbohidratos, lo cual me sirvió para trabajar intensamente por un rato en el material para el taller de uso de aulas virtuales y prepararme (Kaliman!!) para llegar al siguiente evento: una junta (OTRA) sobre FIMPES. Lo bueno es que tenía mi bufanda alrededor de la cabeza. Pero también tenía a los equipos de Cálculo II esperándome en mi oficina para hacer el reporte de avance de sus proyectos, un promedio de 15 minutos con cada equipo. Enseguida, fotocopiar el material que preparé por la mañana y otra ida a la cafetería por algo para comer antes del taller que ofrecería de 3 a 6 de la tarde.

Ya durante la mañana, y en medio del barullo que no acababa de “integrar”, me di un golpe en el ojo izquierdo, con todo y antiparras. Me quedó un mareo por un buen rato. Pero luego, en el andar corriendo antes del taller volqué el refresco (la mitad de mi “comida”) sobre el material que había fotocopiado. Y de nuevo a fotocopiar y engrapar, entre las cajas de la mudanza de los compañeros de Ciencias de la Salud (la fotocopiadora/impresora quedó en el espacio al que hoy se mudaron).

Finalmente el taller se ofreció conforme a lo previsto y con las limitaciones y detalles también previstos. Y sin embargo creo que fue muy productivo. El problema es siempre dar el primer paso, y ya se dio.

Quedó el agotamiento. Pero un poco de chocolate ayuda a recuperar la energía para revisar pendientes y prepararme para la segunda parte, mañana, y hasta para  meterme a discutir cosas que ni me van ni me vienen, como si es correcto o no despenalizar el adulterio.

El día ya terminó, y terminó entre bromas y risas con las conversaciones en el Facebook.

A descansar!

23 de marzo: acción de gracias

Wednesday, March 23rd, 2011

Gracias por el hijo que tengo

Gracias por la madre que tengo y el padre que tuve la suerte de tener

Gracias por mis amigos y mi familia

Anoche, después de mi post, volví a ver el video The Last Lecture, de Randy Pausch, recomendado por David Lira. Lo había ya visto, he utilizado el Alice con mi sobrino Jesse, y me parece una bellísima lección de amor, y de pasión y entrega. Muchas lecciones y algo más que aprender cada vez que lo veo. Y que me lo comparta un ex alumno, ahora amigo, por lo que lo hizo replantearse, es también de agradecer.

De la misma manera otro amigo, Daniel Moncecahua, a quien conozco solamente de manera virtual, me compartió los videos del Circo de la Mariposa. Esos sí no los conocía y también nos dan un ejemplo de lo que somos capaces de hacer y de ser cuando creemos en nosotros mismos. Claro, alguien tiene que creer que somos capaces y dejarnos darnos cuenta de ello. En mi caso, y en primera instancia, mis padres. Y lo agradezco en el alma.

Lo más maravilloso, sin embargo, es que mi hijo, ese escuincle que es lo que más quiero en esta vida, me comparta lo que hace, lo que lee, lo que está aprendiendo, lo que está desarrollando, y crea que mucho de eso es parte de lo que yo soy capaz de ser, hacer y aprender. ¿Cómo no seguir intentando volar? ¿Qué más motivación para seguir hacia adelante y para no bajar la guardia? Por eso doy gracias a Dios y a la Vida.

Hoy, además, fue un día de amistades. Margarita Saucedo cumplió años; es como una hermana (muy apapachadora) que está siempre al pendiente de cada una de sus amigas (excepto si Mario, su nieto, está en la ciudad!). Seis años de trabajar muy cercanamente y de compartir nuestras experiencias como docentes y como madres. La festejamos con un café y un buen rato de animadísima conversación en la cafetería. Dulce nos ayudó a encontrar el lado “piratón” de cada uno de nosotros, y nos reímos como loquitos.

La comida fue con Anna Y Dulce, y Andrés (sobrino de Anna). Con ellas es con quienes comparto más tiempo “real” por razones de colaboración pero también porque nos gusta hablar y hablar elaborando proyectos y compartiendo los resultados de las experiencias que vamos construyendo. No hay tiempo para el desanimo, ni ocasión para el lamento; regularmente son las risas por las mil tonteras que nos ocurren o se nos ocurren, a pesar del cansancio y el estrés. Este día el “objeto” de algunas conversaciones fue el Voss!

Pero el día estuvo lleno de detalles que agradecer: la palabra amable, el mensaje en el chat, el post que manifiesta apoyo y confianza, el mail con el poema, la receta, la caricatura, la oración, el ángel, la foto, la liga o el video. De amigas como Alma Rosa que siempre están ahí, aunque yo nunca me dé el tiempo para contestarles.

Por eso,  éste fue un muy buen día. Y mañana TAMBIÉN!!!

22 de marzo: Fabricio o la incomprensión de la lectura?

Tuesday, March 22nd, 2011

Hace algunos años, muchos, leí el texto de Stella Baruk llamado “Fabrice ou l’école des mathématiques”. Es una de sus varias obras sobre la incomprensión en matemáticas y sus manifestaciones, que la autora encuentra en su trabajo tratando de ayudar a alumnos (secundaria y bachillerato) que tienen problemas de aprendizaje en/con matemáticas y a los que le han pedido “reeducar”. Por alguna razón todos los libros de la autora los regalé a una colega a quien hace tiempo no veo. Recuerdo, sin embargo, los textos y las problemáticas.

Este día el tema central fue la incomprensión de la lectura y sus múltiples manifestaciones. Y sus consecuencias sobre otros aprendizajes y sobre la pobreza de la escritura. Mal de muchos que no necesariamente es consuelo ni siquiera para quienes podrían ser calificados de tontos. Pero que en algunas ocasiones se exhibe sin cortapisas mezclado con lo que Serrat llama “las tres frases hechas” copiadas de poetas y juglares pero de las que a veces se ignora el significado cabal.

Por la mañana, Dulce entraba a mi oficina con las últimas noticias sobre el cuestionario que aplicaron los profesores de Comunicación Universitaria. ¡Parecía no dar crédito a los primeros resultados! Pero ya está programada una reunión para este viernes, con todo el equipo, para comenzar a analizar las observaciones sobre la aplicación del cuestionario y sobre las respuestas. Mucho trabajo que aportará información importante sobre lo que el alumno (todos los niveles) no comprende cuando lee. Y de hecho es algo que no solamente se da en los alumnos.

Y yo que amanecí en miércoles, por razones que desconozco. Hasta felicité a Magui Saucedo por su cumpleaños…que es mañana, como el calendario de iGoogle ya se había encargado de notificarme desde hace una semana y de recordármelo todos los días. Pero llegué a clase pensando que era miércoles, y esa sensación no desapareció hasta que me di cuenta de que tenía junta con los coordinadores de Ingeniería por la tarde. Mientras, por la mañana, me dediqué a organizar el taller de jueves y viernes para Enfermería e invitados,  lo que implicó seleccionar los textos y organizar las actividades, organizar el break y disponer de la lista de asistentes para enviarles la información completa, asistida por Magui Amézquita.

Anna y yo nos fuimos a comer al restaurante del amigo árabe de Tere Martínez. Buenísimo el platillo con hojas de parra rellenas de arroz, y humus. Y luego, el cafecito del OXXO. Regresamos a tiempo para mi junta, que terminó poco antes de las seis de la tarde. Y luego, hacer el reporte para el Voss y Heberto.

Las horas de la tarde se convirtieron en un divertimento muy grato y muy productivo. Por la mañana, ante tanta evidencia de “incomprensión lectora” puse un post,  en Facebook, ofreciendo un taller de lectura de comprensión. En ese momento era botana más o menos seria. Judith preguntó si era “lectura de comprensión o comprensión lectora”, Margarita Saucedo pidió que fuera de “lectura de Incomprensión” y Daniel Moncecahua sugirió que fuera para “lectores incomprendidos”. En total 51 comentarios sobre el tema, además de los Like’s de algunas alumnas y profesoras. Y de ahí Daniel sugirió que continuáramos en el chat y así lo hicimos. Lluvia de ideas, aportaciones valiosísimas y el concurso de mi sobrina Daniela, quien trabaja con chiquitos y que se interesó en el proyecto. Mañana habrá que darle forma y compartirlo entre los interesados. Al Voss le pareció muy bien que podamos hacer academia de manera tan divertida y amena a través de las redes sociales. Y la verdad es que hace falta el sentido común y la conversación inteligente.

Thanks God!!!