6 de febrero: I’m not a swan

Sunday, February 6th, 2011

Despertar a la hora de costumbre pero poder quedarme en cama incluso después del café mañanero es algo que disfruté mucho este día. El cansancio del quehacer de ayer más el acumulado de las semanas anteriores hizo efecto.

Ya levantada, a preparar las crepas con manzana que ayer se me antojaron cuando Norberto compartió en Facebook lo que merendaba. La verdad es que quedaron muy sabrosas. Hasta la sidra (porque llevan sidra) está realmente buena, es casi jugo de manzana. Y claro que salen más crepas que las que puedo almorzar, pero eso abre la posibilidad de un desayuno rápido cualquiera de estos días.

La mitad de la mañana se me fue chateando, revisando correos, viendo la tele, leyendo y descargando libros para el Kindle. Como si tuviera mucho tiempo para leer. Y luego a prepararme para ir al cine, a la primera función del día de The Black Swan.

No leí ninguna reseña de la película porque no quería llevar ideas previas. Ni siquiera la de Checa la Movie, de Teresa Garza.  De agradecer que el cine estaba casi vacío, de manera que no me tocaron cerca ni amiguitas platiconas, ni golpes en el asiento; si acaso un celular que timbró levemente y que su dueño agradeció porque aprovechó para salirse de la sala (al terminar la función, esperaba a su acompañante para preguntarle“¿y va a haber segunda parte?”).

La película es muy buena. La tensión que se crea, o que al menos a mí me creó, fue en aumento aun cuando podía prever el final con base en algunos casos que he conocido.

Cuando niña, estuve en cursos de ballet clásico (y de piano). Pero eso exige dedicar mucho tiempo y esfuerzo para llegar a bailar siquiera como un remedo de las bailarinas consagradas, dejar todo a un lado para entrenar/ensayar todos los días, exigirse más cada día para satisfacer a la maestra. Eso, simplemente, no es para mí.  Ni siquiera tengo cuerpo para eso. Y eso es algo que uno aprende pronto. Así que lo dejé. A cambio, entré a estudiar danza regional como entretenimiento, hasta que entré a la secundaria. Hasta me ofrecieron una beca para continuar estudiando.  Pero una cosa es lo que me divierte y otra cosa es lo que quiero hacer con mi vida. Y la verdad es que solamente hago lo que amo y lo que me gusta. Y nunca he competido por algo o contra alguien. No se me da, no me interesa. Mis retos son conmigo misma.

Pero he visto gente que quiere que sus hijos compitan con otros para llevarse premios, trofeos, contratos. Y los presionan por ello. Ahí está la historia de Little Miss Sunshine, por ejemplo. Tampoco es mi caso ni el de mi hijo. Para nosotros, y eso quiere decir desde mi infancia, lo que uno aprende es por el disfrute de aprender y lo utiliza para aprender nuevas cosas, para plantearse y resolver nuevos problemas, para buscar la manera de hacer lo que hay que hacer de manera más eficiente y, si se puede, de maneras distintas a las que otros emplean.

En otros casos, los padres viven sus sueños a través de las vidas de sus hijos. Quieren que los hijos logren lo que ellos no pudieron. Y suponen (uno se cree sus propias mentiras) que los hijos agradecen ese empujón, ese rigor para que lleguen a alcanzar las metas que sus padres les ponen.

También conozco casos de quienes le venden su alma al diablo (figurativamente hablando, claro) con tal de conseguir el prestigio académico, las becas y los viajes que vienen como consecuencia, los diplomas y las citas en artículos y libros. Y dejan su vida por un lado. The simple facts of life are such they can’t be removed.

Y claro que el diablo me ha tentado (en la licenciatura nunca me dio clase, pero algún@s decían que se parecía a Jesús, y casi se postraban), pero la ventaja de estar loca, de no tener ataduras  y de saber que lo más importante de mi vida soy yo (y mi chaparro, por supuesto), que no soy achichincle de nadie,   impidió que me dejara ir en esa búsqueda de ser la académica “exitosa” y apadrinada. También impidió que desarrollara alcoholismo, adicción a los antidepresivos, y demás yerbas.

Y no, en mi casa no había competencia en el sentido “deportivo”. Había que desarrollar habilidades. Lo que fuera pero que fuera nuestro propio camino, que nos diera satisfacciones y nos ayudara a ir adelante. Así que nunca he sentido la necesidad de competir por ser la más… lo que sea. Todos somos diferentes y cada uno tiene habilidades que lo hacen único y valioso. Y cada uno sabe también cuáles son sus limitaciones. Así que por ese lado tampoco me involucro o me involucran en actividades o carreras  que no tienen sentido.

La protagonista de la historia tiene una madre que la presiona y la controla, una personalidad incompleta, forzada a ser siempre la buena alumna e hija (¡comerse un pastel aunque no tenga ganas!), disciplinada y exigente consigo misma, comparada (auto comparada) siempre con un estándar, y negando la parte “oscura” de sí misma. Su realización, por supuesto, está en lograr el aplauso del público a cualquier precio. Para eso la formaron. Y el placer de bailar, de experimentar, se sentirse dueña de sí misma, de sentir intensamente,  corresponde al lado oscuro. El conflicto que lleva a la autodestrucción se va revelando en las visiones y las agresiones hacia sí misma.

La actuación de Natalie Portman es muy buena. Es casi un monologo (¿alguien tendrá el conteo del tiempo de la película en el que ella está en acción?) en el que despliega toda la gama de emociones y expresiones posible. Y la música pues es la otra protagonista que se va metiendo en la cabeza para incrementar la tensión.

¡Claro que no soy crítica de cine, ni sé hacer reseñas! Pero todo esto paso por mi cabeza mientras veía la película.

Y bueno, el relax vino con la laboriosidad de pelar mandarinas y quitar la parte blanca a cada gajo para hacer una mermelada. Y ya terminado, escribir mis impresiones del día.

Mañana si tendré que estar más centrada. Pero mañana será otro día.

Advertisements

4 comments on “6 de febrero: I’m not a swan

  1. Elías Loyola Campos says:

    ¿Será el diablo? A Jusús lo conocí por lo que los apóstoles escribieron de él. Lo he soñado, platicamos, bromeamos, hacemos planes; pero ¿será cierto que se parece al diablo? (Digo así y no al revés, porque Lucifer fue primero.)

    • My stuff says:

      Pues mira: hoy tuve clase (o algo así) con el padre Agustín (jesuita, y muy abierto y de libre pensamiento). Discutimos sobre el bien, lo bueno, nosotros y nuestra libertad para elegir. Del diablo todavía no hablamos.
      Pero bueno, en todo caso yo escogí otro camino y no en el que me intentaron iniciar y del que tuve atisbos de la senda que podría seguir después del primer paso. No es mi ruta, y es muy costosa. Mi libertad de pensamiento es esencial, aunque me equivoque.
      Al otro Jesús, cuya madre se llamaba María y cuyo padre era carpintero pero no se llamaba José, sí lo seguí muy de cerca y sí me declaro su discípula. Y de otro que calificaban de endemoniado pero que era excelente en más de un aspecto y que también se fue ya hace unos cuatro o cinco años, también. Excelentes amigos, además de coequiperos geniales.
      Claro, de todo mundo se aprende. Y eso lo reconocí en el momento en que decidí alejarme de la “tentación”.
      un abrazo, Elías!

  2. Elías Loyola Campos says:

    ¡Ah, olvidé aclararlo!: Yo siempre fui yo. Atentamente, El Cisne.

    • My stuff says:

      Excelente!. Yo soy yo y me tomo a veces un rato “viendo vitrinas”, como cuando salgo de compras. Al final termino igual que al inicio, pero de repente es divertido ver las otras opciones, reirme de cómo me vería en algunos atuendos, disfrazarme por un rato para reirme de mí misma.
      Cuando lo hacemos en la realidad, en las tiendas, la mayor sorpresa y diversión viene cuando mi sobrina y yo armamos un atuendo lo más ridículo posible, con la ropa de súper oferta (terciopelos, encajes y lentejuelas, por ejemplo) y alguien viene, se lo lleva y paga por él!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: