4 de febrero: disolución social

Friday, February 4th, 2011

Muchas cosas buenas ocurrieron hoy, como se va volviendo habitual en nuestra pequeña comunidad. Y el plus fue la conversación en el chat con mi querido Carlos Filio!

Que es quincena, ya sé, pero como si no lo fuera. Con sus dos pesos la Bartola era más acaudalada que yo!

Felisa dice que soy bruja porque puedo prever cosas que otros nunca verán, así las tengan realizadas y frente a sus ojos. Creo que eso solamente habla de la estupidez y ceguera de esos otros. No ven más que lo que tiene peso específico (densidad de peso), físicamente hablando. Es decir que lo intangible, no lo ven. Saint-Exupéry ya había apuntado en El Principito que“lo esencial es invisible a los ojos”. Y también se refería, en la misma historia, a aquellos que solamente saben de sumas y se sienten orgullosos, los hombres serios (muy serios, jajajaja) que en realidad son hongos. Y a los que poseen estrellas para sentirse ricos y poder comprar más estrellas. Qué triste su caso.

Lo más curioso es que se creen lo que se cuentan ellos mismos. Son importantes porque se juntan con otros que se sienten igualmente importantes y se reconocen entre ellos. Establecen jerarquías que ellos juran que representan la realidad, y no se dan cuenta de la mofa que la gente con sentido común hace de ellos. SON su título académico o su puesto administrativo o gubernamental. Antes de eso no eran y después de eso tampoco serán. Muy triste su caso.

Ayer, en el Jueves de Reflex, la expositora decía que esa gente actúa de esa manera porque siente que en la jerarquía que ellos mismos han estructurado hay otros por encima de ellos. ¿Creerán que existen los Overlords de The End of Childhood? Hasta ahora y aun pasando por las etapas de “descreimiento” que caracterizaron algunas épocas de mi juventud y mi petulancia, siempre he creído que por encima de mí solamente está Dios. ¿Pero un mortal más imbécil o petulante que yo misma? ¡No, pos no! Triste su calavera.

Hoy Ana Cristina compartió un video en You Tube: La caja. Y ciertamente hay muchos que fueron educados en la idea de que el mundo es así y nos debemos conformar, que nuestros problemas están en que no nos conformamos con lo que se conforman ellos, y tratan de protegernos de semejantes desvaríos como tener el espacio y la libertad para SER realmente, para desarrollarnos completamente. Y seguramente no es por protegernos a nosotros sino por protegerse ellos, para mantener el status quo.

Una cosa que me hizo reír hoy fue el reverso del nuevo “pase” para el estacionamiento. En una de las tantas clausulas (es serio, no se rían) dice que está prohibido formar corrillos en el estacionamiento. Primero, espero que no tiemble porque los que siempre salen corriendo forman corrillos en los estacionamientos y se verán en serios problemas y deberán aplicarles alguna pena (¿o no?). Pero también porque el delito de disolución social, que me remite a mis 18 años (¿cómo han pasado los años?) y que Monsiváis llamó el “delito de las multitudes” (El Universal, 20 de agosto de 2006) es uno de los resabios del autoritarismo que justamente se discutió e invalidó en 1968. Return to authoritarian circles. ¿Jugaremos a ser reyes porque nos falta autoridad de otro tipo?

Todo eso me lleva al poema de Nazim Hikmet llamado La plus drôle des créatures. Hikmet dice (traducción muy libre):

Como el escorpión mi hermano tú eres como el escorpión en una noche de espanto.

Como el gorrión mi hermano tú eres como el gorrión de menudas inquietudes.

Como el mejillón mi hermano eres como el mejillón cerrado y tranquilo.

Eres terrible mi hermano como la boca de un volcán apagado

Y no eres uno, ay!

ni eres 5

eres millones

Eres como la oveja mi hermano cuando el pastor vestido con tu piel

Cuando el pastor levanta su bastón

te apuras a regresar al rebaño

y vas al matadero corriendo casi orgulloso…

Eres la más curiosa de las creaturas, en suma

Más curioso que el pez que vive en el mar sin saber del mar

Y si hay tanta miseria sobre la Tierra

es gracias a ti mi hermano

Si estamos hambrientos, agotados

despellejados hasta la sangre

exprimidos como la uva para dar nuestro vino

Podría yo hasta decir que es tu culpa?

No…

Pero mucho de eso es por ti, mi hermano

Lamentablemente, Hikmet tiene razón y no son uno ni cinco sino millones, y mucho de lo que nos pasa sí es por ellos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: