Archive for February, 2011

28 de febrero: y ya va a comenzar el carnaval

Monday, February 28th, 2011

Se acabó febrero. Este fin de semana comienzan las celebraciones del carnaval:

  • sábado de mal humor
  • domingo, lunes y martes de carnaval

y el miércoles 9 de marzo, Miércoles de Ceniza, da inicio la Cuaresma

Recuerdo el carnaval en Mazatlán. Mi tía Cuca (hermana de mi mamá y mi madrina de confirmación, quien me cuidó siempre como otra madre) y mi tío Gonzalo (mucho cariño también) tenían una casa en el puerto, aunque vivían en Tepic. Yo viajaba mucho con ellos en el Ferrocarril del Pacifico (mi tío era conductor) y pasaba algunas vacaciones con ellos en Mazatlán. Algunas veces todos viajábamos a ese lugar. Es uno de los sitios que mi mama recuerda con mucho cariño y a donde le gusta pasear. Algunas veces mi papá y ella fueron solitos, como si fueran novios (de tiempos modernos, claro).

Era otra época. Había un cine sin techo (por el calor) al que cada uno llevaba su silla (¿remember Cinema Paradiso?). Y en la casa había frescos catres de lona en lugar de camas con colchones. Y estaba la playa, y el caminar por el centro y comer los mil antojos. ¡Claro que la comida era en casa! Ahí “aprendí” a cocinar huevos a la mexicana.

Durante el carnaval uno iba a ver el combate naval y el desfile con la reina y su séquito y no se preocupaba por otra cosa que disfrutar los eventos. Mucha animación, y yo nunca sentí que corriera algún riesgo.

Muchas veces he regresado a Mazatlán después. Alguna vez, hará unos veinte años, llevé (llevamos) también a mi mamá. El centro lleno de comercios sigue teniendo el encanto de la provincia, y los antojos siguen esperando a los que crecimos antes de las Sabritas y demás chuchulucos. Muchos kilómetros de playas y demasiados hoteles de todas las categorías. Al carnaval nunca he regresado pero no creo que me gustara estar en la aglomeración que es el puerto  durante la Semana Santa, y no creo que me sentiría segura en ese ambiente. Mucho menos llevar ahí a mi familia.

Buenos recuerdos. Mi tío Gonzalo y mi tía Cuca ya no están en este mundo. La familia, por diversas razones, está regada por el país y del otro lado de la frontera. El Ferrocarril del Pacifico (o cualquier otro) ya no existe. Con Pako (a quien le gustaba mucho viajar de la ciudad de México a Guadalajara en el pullman, de camino a Tepic) corrí la última aventura en tren yendo de Chihuahua a Mochis en el “Chepe” para conocer las Barrancas del Cobre, un diciembre de hace ya casi diez años.  Pako lo disfrutó muchísimo e hizo muchos amigos en el trayecto.

El carnaval que se aproxima no tiene nada que ver con lo anterior. Ni con el que transcurría cuando yo nací (¡nací en sábado de mal humor, por supuesto!). Pero ya hay una fiesta en perspectiva, que será al medio día para festejar el primer año del nieto de Magui!

¡Diviértanse!

 

27 de febrero: los Oscares

Sunday, February 27th, 2011

¡Pues qué buen día!

  1. Descansé. Y de hecho me levanté muy tarde (como dice mi sobrina Jessica: hasta que el sol me chilló)
  2. Surtí mi despensa, lo cual era urgente
  3. Comí muy bien: nutritivo y sin grasa, pero además muy rico. Pastel incluido
  4. Cocinar, como siempre, ayudó a organizar mis ideas. No sé cómo funciona pero mientras bato a mano, o amaso, lo que está en mi cabeza se desenreda y se organiza de manera muy estructurada. Lo mejor: ahora tengo comida lista para la semana siguiente
  5. La consecuencia es que inmediatamente sé cuál es el siguiente paso, y lo ejecuto. Ahora todo está ya listo y a la mano
  6. Y eso me permitió relajarme y disfrutar el show de la entrega de los Oscares. La introducción fue excelente, muy bien armada. Y algunos momentos realmente inolvidables. Me gustó la manera de recordar a los que se fueron en el último año. Y el reconocimiento a Natalie Portman-Black Swan y a Colin Firth-The King’s Speech.
  7. Y creo que no hice mucho más, aparte de dejar la cocina y el resto del depa en orden y razonablemente limpio

Por la mañana me llamó mi comadre Haydée desde el D.F. Se fue a festejar allá su cumpleaños, con su familia y Gaby. Regresará mañana pero antes de que ella llegue tenemos que estar seguras de que todo está listo para la misa del viernes. Nomás que la comadre Margarita nunca apareció porque su rol de abuela no le deja mucho tiempo para otra cosa, y así debe ser mientras tenga acá al nieto y al hijo y nuera. Mañana habrá que revisar todos los detalles, comunicarlo a algunas personas o publicarlo, aunque no estoy segura de que eso sea lo que Haydée realmente quiere. Un año que se ha pasado muy rápidamente.

Todo está tranquilo y yo estoy en calma. En este mood relajado me voy a dormir.

¡Que descansen!

 

26 de febrero: ya tengo sueño

Saturday, February 26th, 2011

Mucho cansancio acumulado. Mucho frio y mucha lluvia. La recomendación era no salir, y no salí.

Por la mañana el clima exigía un chocolatito caliente, con galletas de nata que me hizo mi má. Y para la comida tenía lo necesario para hacer una pizza marguerite (tomates frescos, queso y anchoas). Y lo obligado era poner a cocer frijoles.  ¿Qué más se puede pedir?  Ninguna necesidad de salir con este clima tan extremo.

En La Rumorosa está nevando, la carretera de Tijuana a Ensenada está cerrada desde las diez de la mañana en que hubo un deslave. Las noticias eran de accidentes múltiples en el Libramiento, entre la ciudad y Playas. Y puedo imaginar que la Internacional (otra ruta a la ciudad) se convirtió en un arroyo, y además lleno de baches. ¿Qué necesidad de arriesgarse?

El tiempo me ha rendido para volver a mi blog en tumblr , actualizar el estado de mis grupos y “rebloguear” algunos posts interesantes. Lo mismo con Twitter. En Facebook le pude dar seguimiento a las tareas porque no pude acceder al portal de cursos de la universidad; ayer solamente tenía acceso al portal pero no podía entrar a mis aulas, hoy ni siquiera eso. Bendito Facebook que no se cae y es suficientemente rápido con las actualizaciones, lo que me permite interactuar y retroalimentar a mis alumnos en los grupos cerrados que tenemos. Hasta me llegó una solicitud de acceso a esos grupos, de una persona externa a la universidad (desconocido), pero no es posible.

Y falta lo más divertido, una actividad que hace meses no llevo a cabo: ¡planchar!  Eso solamente puede ocurrir en días de frio. Y no es que sea muy necesario pero es una manera eficiente de entrar en calor y disponerme para dormir. Además voy a seguir el consejo de mi horóscopo: ¡apagaré el celular y el teléfono! Quiero dormir muy bien y despertar muy relajada para poder repensar mis actividades de la semana.

¡Buenas noches!

25 de febrero: juguemos

Friday, February 25th, 2011

Comenzaremos a jugar. El tablero o campo de juego está ya en construcción. Y las reglas también.  Un juego abierto para que nadie se queje ni corra a llamar a su mamá si se ve en riesgo. A diferencia del juego de la Reina de Corazones, la oportunidad es la misma para todos y no hay desorden.  Si hay cabezas rodando será porque el jugador mismo se equivocó y jugó en su contra.  Solamente se trata de estrategias de juego, de evaluar el juego del otro y su intención traicionada por su temor. Algo hemos aprendido en el camino. Total, como dice la canción que yo aprendí “malhaya quien dijo miedo si para morir nací”.

Por lo pronto el encierro casi obligado por la falta de sueño de la noche anterior, el ajetreo de la mañana (cuatro horas de clase que sin embargo fueron productivas y amenas) y el frio que hace, han hecho buen efecto. He podido revisar trabajos, organizar mi cabecita loca, escuchar música que me gusta, canciones que tienen significado (para mí, claro) y que he compartido con una buena amiga.

Un grupo de profesionales me invitó a unirme a un grupo internacional. El NCTM me invita también a participar con ellos. Sí, hay una cuota mínima que debería cubrir (el 29% de la cuota) per tengo todo marzo para hacerlo. Muchas cosas habrán ocurrido para entonces y seguramente el proyecto con Adriana y Dulce habrá ya arrancado, lo que me permitirá cubrir eso, particularmente. Y no necesité hacer nada más de lo que usualmente hago.

Hablar con mi mamá para ponerme al corriente sobre la salud de mi hermano Juan y el estado de ella misma me trajo también tranquilidad. La semana estuvo tan llena de actividades que no hubo tiempo para estar en casa y hablarle a una hora decente. Todo tranquilo, por lo pronto.

And…That’s all folks!

24 de febrero: ¡Un laaargo día!!

Thursday, February 24th, 2011

Comenzó este día con la clase de Cálculo II, a las 7 A.M. Además de completar los temas de la aplicación del cálculo a la probabilidad, compartimos unas madeleines y algunas historias de la vida real acerca de las problemáticas que enfrentan los docentes, particularmente en la escuela obligatoria. Ya sé que mi clase es de cálculo integral y sus aplicaciones pero regularmente surgen tópicos que nos permiten conocer más del mundo en el que vivimos y sobre nosotros mismos. Algún día daré un curso de tópicos diversos y seguramente ahí las conversaciones serán sobre el cálculo y sus aplicaciones.

Y luego el maratón: de 11 a 13 horas el COPLE y de 13 a 14 horas reuniones varias. Sin contar la junta que me estresó y me mandó directo al médico, a las 9 A.M. Ahora resulta que tendré que hacerme un chequeo completo para prevenir riesgos. Mientras, a tomar una valemadrina otra vez.

A mediodía un caldito de pollo. No es la comida que más me gusta pero mi ánimo (y mi disponibilidad de tiempo) no estaba para otra cosa. Además el frio que se deja sentir en estos días hace que se antoje algo calientito y reconfortante.  Anna y Dulce me alcanzaron en el restaurante. Llegamos a la universidad un poco después de iniciada la última tarde de la Cátedra Eusebio Kino S.J.

A diferencia del día de ayer, la exposición y la discusión posterior me mantuvieron muy atenta. Realmente interesantes y significativas. Como el primer día, Anna, Dulce y yo encontramos en esta sesión muchas coincidencias con las conclusiones o consensos a los que hemos llegado al reflexionar sobre nuestras experiencias dentro y fuera de la universidad en los últimos tiempos.

Algo que me relajó muchísimo fue el asunto de que aquellos que se dedican a perdonarnos por todo lo que hacemos (y lo que no hacemos también), que siempre están dispuestos a concedernos o cedernos todo, en el fondo están asumiendo una actitud de superioridad y condescendencia para con el resto. Los mortales regulares no somos tan “beatíficos”. Lo cual me recordó a San Inmejorable, del cuento de Monsiváis  “El santo con mala clientela” en Nuevo Catecismo para Indios Remisos.

La sesión terminó a las 7 P.M. no sin antes escuchar las doctas disquisiciones de los sapientísimos compañeros de la Ibero de Ciudad de México, quienes no tenían preguntas sino textos completos que comunicarnos en ese lenguaje tan entrañable en el que dos de cada tres palabras requieren de una consulta al Diccionario Etimológico de Corominas o algo así. Y las aportaciones más concretas de los compañeros de la Loyola de Acapulco con sus limitaciones de audio que hacen casi imposible comprender lo que dicen. Y sin embargo las respuestas y el análisis del expositor fueron realmente buenas. Sorprendente la capacidad de organización lógica del razonamiento, casi automática, para responder o proponer algún acercamiento a cualquiera de las consultas. Y todas documentadas con la cita precisa y el texto de referencia, o la película a partir de la novela, o….Y mucha pasión. Pero fue la última de las sesiones. Claro que a esto seguirá una buena cantidad de lecturas, conforme el tiempo libre lo permita.

Salimos de ahí para llegar a tiempo al curso del Padre Agustín, a otro nivel y con una audiencia radicalmente distinta, para una sesión también interesante. Una hora que se paso volando.

Después de todo eso solamente The Big Bang Theory puede ayudarme a retomar mi ritmo habitual; y terminado el episodio de este jueves, es hora de comenzar a organizar el día de mañana.

Gracias a Dios, ¡será viernes!

23 de febrero: hubo que socializar

Wednesday, February 23rd, 2011

23 de febrero de 2011

Indigestión de literatura. Figurativamente, claro. Muchas referencias a textos muy conocidos y otras tantas a otras obras y a textos especializados que tal vez un día tenga tiempo para leer y compartir. ¡Pero hoy simplemente fue demasiado!

Y no es que el mensaje o el tema de análisis sea difícil de comprender. De hecho la conferencia (todavía no era diálogo) me recordó otros contextos donde el “inventor” (pongámoslo en esos términos) se apropia o se nutre de obras conocida, clásicas, las tropicaliza y las nutre de situaciones anacrónicas para producir una visión distinta de los originales, tal vez más cercanas al público local y con un carácter festivo. Es el caso de las películas en las que Tin Tan adaptaba obras conocidas o creaba libretos en los que retomaba situaciones o diálogos tomados de otros contextos.

Mientras eso ocurría me dediqué a desarrollar un método numérico a mi estilo. Seguramente es algo que ya está en los archivos de esa área de trabajo pero para mí es un divertimento mientras estoy en un contexto de discusión que invita a la creatividad y al pensamiento autónomo. Y claro, sin la lap top a la mano para socializar o revisar pendientes, lo único es la pluma y el papel y la flojera de hacer las cosas “por las piedritas” cuando se pueden encontrar atajos para llegar al mismo punto.

Por la mañana tuvimos la inauguración formal de las oficinas de la DGSEU. Acudió mucha gente que no se había enterado de nuestra ubicación y muchos amigos que nos visitan frecuentemente. Y en ese ambiente llegó a su entrevista con el equipo formado por Anna, Dulce y yo, la psicóloga Louise Mattos. Resultó que ya nos habíamos conocido en la capilla de la universidad. Una mujer muy agradable, muy inteligente y muy abierta. Nos planteó preguntas que simplemente no estaban en nuestro espectro pero que resultarán muy útiles para definir procesos y reglas. Esperemos que acepte formar parte del equipo con las limitaciones que tenemos.

La comida del día consistió en el ambigú que se nos ofreció en el evento. Pero al medio día bajamos por un pay de dátil y un café, muy necesarios para entrar a la sesión de la Cátedra Eusebio Kino S.J. ¡Y todavía así me moría de sueño! Creo que las tres de la tarde no son la mejor hora para que yo tome clases o cosas semejantes. Recordé el curso de Matemáticas y conocimiento científico y técnico que era obligatorio en la maestría. La clase era también a las tres de la tarde (¡y duraba como tres horas!), la impartía el profesor Antonio Rivera y ocurría en el auditorio del CINVESTAV, con sillas acojinadas y cortinas que impedían el paso de la luz exterior. Mis notas de clase comenzaban con un par de oraciones que iban degenerando en líneas trazadas por una mano que se desguanzaba mientras “escuchaba” una clase que realmente me aburría. Y sin embargo algo aprendí. ¿Tendrá razón Skinner y sí podemos aprender con una grabación mientras dormimos?

 

22 de febrero: el carácter mimético del deseo

Tuesday, February 22nd, 2011

La Cátedra Eusebio Kino S.J. y la teoría mimética de René Girard. Muchos aprendizajes y un nuevo lenguaje para referir lo que hemos dicho con otras palabras. Entre otros conceptos: la violencia humana como derivación no calculada del carácter mimético del deseo: admiro a mi modelo, deseo el mismo objeto que él tiene y la violencia puede ser el siguiente paso. Busco apropiarme del objeto que posee mi modelo y se genera venganza (cuando el objeto de mi deseo me es arrebatado) o resentimiento (cuando no puedo poseer el objeto de mi deseo).  ¿Resulta familiar? ¡Muchísimo!

Pero bueno, si quieren saber más sobre esta intuición girardiana y las otras dos que se mencionaron en la sesión (el mecanismo del chivo expiatorio y su relación con lo sagrado, y la centralidad de la religión para la comprensión de la cultura humana) pues lean a Girard. Promete muchísimo. Las lecturas centrales:

  • Mentira romántica y verdad novelesca
  • La violencia y lo sagrado
  • Des choses cachées depuis la fondation du monde

Y claro, muchísimas referencias a autores clásicos y latinoamericanos « modernos ». Fueron cuatro horas que se pasaron volando.

Por lo demás, las rutinas del día: atención a alumnos y atención a profesores. Muchísimo ruido alrededor, lo cual termina por cansarme.

Una clase que disfruto mucho es Cálculo II. Este día estuvo dedicada a la probabilidad y su relación con el cálculo diferencial e integral. Es una clase que transcurre en un ambiente muy agradable, de trabajo  y de cooperación. Hay bromas pero también hay mucho respeto. Son muy espontáneos y para nada se siente agresividad alguna. Cálculo I también transcurre en un ambiente muy cordial, a pesar de mis “regaños” que en realidad lo que hacen es explicitar mi preocupación por lo que no veo como comprensión y las resistencias que si veo y que se van constituyendo en obstáculos que los mismos alumnos se ponen para aprender. Y sin embargo la cordialidad sigue presente. Tal vez es la consecuencia del trabajo del semestre pasado con la mayor parte de los alumnos de este grupo. Mañana veremos los resultados de las tareas del lunes.

Mañana, por otra parte, será un día muy cargado de actividades: clases de 7 a 11 de la mañana, inauguración formal de las oficinas de la DGSEU (y el Voss dijo ¡formal!), la entrevista con una profesora a las 12 del día. Y a las 3 de la tarde el segundo día de la Cátedra. No da para más.

¡Que tengan una muy buena noche!

21 de febrero: mis ángeles hablaron

Monday, February 21st, 2011

Difícil levantarse para ir a trabajar. Creo que anoche sí dormí realmente. Y claro, las consecuencias de la actividad de ayer (manejada incluida) se sintieron al final del día.

Fue un día muy atareado. Después de clases, responder los pendientes que llegaron al correo de la universidad (o sea de trabajo). Y luego la junta con el Asistente de Educación de la Compañía de Jesús, que terminó a las dos de la tarde en punto. Fue una reunión cordial, en un ambiente distinto de la de hace un año. Creo que expusimos muy claramente lo que experimentamos y lo que sentimos. La cereza la puso el padre Lorenzo, al final de la reunión, muy atinadamente.

Luego, y siguiendo con el festejo de mi cumpleaños, Anna y Dulce (Judith también pero no pudo llegar) me invitaron a comer. Fuimos a la comida china de Playas. Mis galletas de la fortuna (dos) parecían escritas por mi padre y mi abuela,  aunque ya sé que tengo muchos ángeles de la guarda. Por si fuera poco, Anna Y Dulce me trajeron regalos: para poner en mi escritorio y para ponerme en el cuello. ¡Gracias! Pero sobre todo gracias por la amistad y los buenos ratos compartidos.

Y hablando de compartir, Cecilia Castellanos accedió a dar una charla a mis alumnos de ingeniería. También los alumnos de Dulce estarán invitados, y será en horario de clase. El tema: el ser humano y su trascendencia. La razón: me  sorprende ver la poca conciencia que existe de temas y problemáticas  que a mi generación le tocó discutir y cuestionar antes de cumplir los dieciocho años!

Y por la tarde atendí a profesores y compartí lecturas a los docentes a través de diferentes medios. Judith me ayudó indicando la ruta para el artículo completo de Goleman Social Intelligence and The Biology of Leadership, en EBSCO. Ya me lo envié a mi correo institucional para compartirlo a los académicos. La versión “gratuita” de Harvard Business Review on Point (ayer compramos el ejemplar en el Barnes & Noble) también la compartí en Facebook y trata sobre las habilidades sociales que nos toca ayudar a los alumnos a desarrollar si queremos contribuir a que en un futuro (futuro) sean líderes en su comunidad.  No me voy a poner a discutir el sentido de liderazgo actual. Pero el artículo (y todos los de este número de la revista) son realmente interesantes y abordan distintos aspectos y situaciones del liderazgo.

Espero dormirme muy temprano, despertar muy descansada, y dar salida a algunos pendientes en cuanto termine mi primera clase de mañana. Es el mejor momento para asuntos de creatividad.

¡Que descansen!

 

20 de febrero: mas no me prometiste tan sólo noches buenas

Sunday, February 20th, 2011

48 horas y muchos sucesos después!

Son muchas horas y muchos eventos. Y me parece que el balance es bueno, aunque no se vea todo de color de rosa.

El viernes terminó el día con mucha tranquilidad. Cansada por el viaje pero muy contenta con tantísimos mensajes de felicitación y bendiciones, y por el amor de mi familia. Hasta Denny’s colaboró con un descuento de seis dólares en la cena!

Pero a las dos de la mañana me despertó  mi hermana Nidia: Juan, nuestro hermano, tenía un serio problema de salud y no respondía. Paramédicos, ambulancia, hospital. Para las cuatro de la mañana en que ya estaba estabilizado lo dejamos en el hospital con su esposa, Ruth, y su hija Sharon. Como a las ocho de la mañana regresaron a casa: un quiste de triquina alojado en el cerebro, ya calcificado (la parte buena) y con una antigüedad de más de veinte años. Por supuesto que causó mucha alarma, pero la tomografía muestra que el problema está ahí pero ya no avanzará. El electrocardiograma salió también muy bien, a pesar de que Juan tiene un “soplo” detectado desde que tenía unos diez años. Y la revisión general era algo que tenía muy atrasado. Con todo, creo que las noticias son menos malas de lo que podrían haber sido.

Consulta con mi hermano Manuel, médico y muy bueno: no asolearse, no ruido, dormir bien, comer bien, cero alcohol. Y esperar a ver qué dice el neurólogo. Consulta en Internet: no se produce solamente por comer carne de puerco infectada con triquina, también por no lavarse las manos después de ir al baño o después de tocar algo que tenga huevecillos de ese parásito.

A mi mamá se lo comentamos ya cuando Juan y familia estaban de regreso del hospital y antes de que yo la llevara al dentista, a Glendale. Más de una hora de camino, pero llegamos sin perdernos y muy a tiempo. Mi mamá salió de la consulta poco después de la una y quiso ir al mall de Galerías. Pako nos alcanzó ahí. Recorrimos todas las tiendas, comimos, platicamos. Y mi mamá ya se había relajado un poco. Mientras nos tomábamos un café, como a las cinco y media, llamó a su casa para decir que iríamos al outlett de Citadelle, porque Pako quería ver qué encontraba ahí. Irma le dijo que Juan había tenido una recaída y lo habían llevado nuevamente al hospital. ¡Debieron ver la cara de angustia de mi madre! Llamamos a Nidia quien dijo que ¡había llamado 11 veces! a partir de la una de la tarde, para decirle a mi mamá lo que estaba pasando y que regresara inmediatamente a la casa. Qué bueno que nunca sonó el teléfono.

Dejamos a Pako en Galerías y regresamos a Buena Park. El camino me sirvió para hacer un recuento de lo que la lógica dictaba: le hicieron un electrocardiograma y está bien; le hicieron la tomografía y solamente tiene el quiste petrificado. Entonces no es eso. Que no podía respirar y sentía el pecho oprimido: se llama angustia! El hecho de que le hayan prohibido manejar, que le digan que tiene que descansar (si los paramédicos tuvieron que sujetarlo entre cuatro para que se estuviera quieto!), que ahora depende de su mujer y de sus hijas… ¿Qué esperaban que ocurriera?

Llegamos a casa casi al mismo tiempo que el enfermo, quien llegó caminando y tranquilo. Efectivamente, lo que tenía era consecuencia del medicamento y el estrés. Aumentado por las caras largas de la familia que lo quiere. Ahí lo esperaba su otra hija, Isha, con su marido y sus hijos. Decidieron que se lo llevarían a su casa para que se relajara y se distrajera con los nietos.  La que se quedó con el dolor de cabeza y el estrés reactivado fue mi mamá. Difícil poner control cuando la gente se deja llevar sin razonar mucho en las consecuencias. En fin, llevamos a mi mamá a su casa y Pako y yo nos fuimos al hotel de la esquina para registrarnos, y de ahí al cine.

La película, The Eagle, no es lo mejor que el cine ha producido pero no teníamos la reseña a la mano. La conversación con Pako, durante la casi una hora y media previa a la función y lo que duró el trayecto de ida y vuelta al hotel, fue lo más sustancioso. Realmente es lo que más disfruto en esta vida. Me compartió lo más reciente que ha encontrado en música, los videos, los libros, los gadgets, las historias, los proyectos. Desde en la tarde, se había ya mostrado muy cariñoso y cuidadoso con su abuela (le trajo un par de artículos), y también con sus tías y primos y hasta conoció a la Ñeñe. Y eso es algo que también le agradezco muchísimo.

Cada quien su cuarto, por aquello de que alguien ronque. Y realmente dormí más que bien (Ativan de por medio, dadas las circunstancias). Y hoy fue un día de compartir antojos. Temprano fuimos a desayunar, junto con mi mamá, al restaurant del Aeropuerto de Fullerton. Un lugar muy agradable y tranquilo. A Pako le gusto también y pasamos un buen rato viendo los aviones y el movimiento del pequeño aeropuerto. De ahí, ¡al Súper King Market! el mercado “de los árabes”, dice mi mamá. Cada uno por su lado recolectando antojos. Para Pako era su primera visita y la disfrutó y aprovechó. Para mi mamá, además de disfrutarla, resultaba necesaria dado que Juan ya no podrá llevarla, por lo menos hasta que el neurólogo diga qué sigue.

De regreso a Buena Park solamente pasamos a despedirnos y dejar a mi mamá y su mandado. Pako y yo nos fuimos al Barnes & Noble de Santa Ana y luego a comer; después cruzamos la calle para ir al Main Place (mall) a las tiendas de Manga y Anime. Regresamos a la librería para tomarnos un café, seguir platicando y organizar nuestros respectivos viajes de regreso.

Yo llegué a Tijuana hace como dos horas y Pako acaba de hacer saber que llegó a Mexicali. Así que todo está en orden y yo ya puedo irme a dormir.

Todo bien si termina bien.  Buenas noches.

18 de febrero: Happy Birthday to me!

Friday, February 18th, 2011

Creo que la única manera de comenzar a escribir el día de hoy es dando gracias a todos: alumnos (y ex alumnos), amigos, compañeros de trabajo (en todos los pisos y escaleras), familia, y más.

Mi intención era llegar, dar mis clases y salir corriendo rumbo a casa de mi hermana Nidia para reunirme con ella y mi madre. Pero ya habían planeado cosas.

Magui Amézquita me había elaborado un hermoso y colorido cartel de felicitación que colgaba en mi ventana. De ella, Gloria, Anna y Dulce fueron los primeros abrazos del día.

Mis alumnos de Cálculo I, y pese a que los había dejado a media clase con la instrucción de que me buscaran cuando me aseguraran que habían hecho lo que les correspondía y entendían lo que se les había asignado como tarea en la sesión anterior, bajaron a pedirme que regresara al salón (ya habían terminado, dijeron) porque tenían algo que decirme, entre todos: y fue el primer festejo. Pastel de zanahoria, café, leche y muy buen ambiente! Alejandro me llevó un delicioso pastel con una rosa roja. Todo de primera!

En el ínterin, mientras esperaba en mi oficina a que los alumnos terminaran lo que tenían como trabajo, mi jefe llegó con otro pastel: queso con manzana rallada! Pero lo compartiríamos al terminar mi segunda clase.

Así me fui con mi grupo de Cálculo II. Comenzamos la clase con las bromas y Las Mañanitas. Hasta que llegó Denisse con otro pastel de queso con manzana rallada, velita incluida y un letrerito de Happy Birthday! Rápidamente buscaron los tenedores (¿tomates?) y platos. No tuvimos café, pero el pastel estaba buenísimo y el ambiente muy agradable también.  Eduardo me regaló una ovejita hecha de bombones con la aclaración de que no es para comerse. OK. Está ya entre los regalos de mis alumnos, en mi oficina. Paulette también nos acompañó y llevó la galleta de avena prometida.  Ella y Karmi tomaron las fotos del evento y le pedimos a Carolina, ex alumna de la prepa, que nos tomara una foto del grupo completo. Y sí, hubo clase para poner en perspectiva lo que hemos cubierto del curso.

En el camino a la oficina, las felicitaciones de las compañeras de intendencia. ¡Linda gente siempre atenta y amable! Y al pasar por Caja, Lety y Arturo Cruz, y el coro formado por Rita, Fátima y la propia Lety, que me cantaron las Mañanitas.

Por fin en la DGSEU, convocamos a todos los compañeros y a algunos amigos: el Lic. Núñez y la Lic. Corpi, por ejemplo. También llego Lilí desde el CSC. Ella y Roberto me regalaron un libro de poesía de Carlos Pellicer. Muy agradecida. El ambiente muy cordial, para no variar, y el pastel muy bueno. El Voss no estuvo pero le guardamos un trozo del pastel que llevó.

A la oficina se acercaron algunos alumnos: Gastón, que me llevó un paquete de Submarinos Marinela;  Andrea, que había escrito un emotivo mensaje para mí; Gerardo, que llevaba su abrazo cordial; Santiago, que me esperaba con el mensaje de Paty (me había estado buscando).

Pero poco antes de las once salí corriendo, según era mi plan. Tenía que ir al banco antes de cruzar la línea. Entre las esperas y el sistema de Banamex (muy malito) y la cruzada, llegué a Chula Vista como a la 1:30 PM. En el camino me detuve en el outlett de Carlsbad y me entretuve una media hora. Al salir al freeway comenzó a llover y el tránsito se volvió muy pesado. Las obras en algunos tramos de la carretera también contribuyeron. En total llegue a las 4:30 P.M. a casa de mi madre e inmediatamente nos fuimos a casa de Nidia. Muy sincronizadas: Nidia llegó así al mismo tiempo que nosotras y de ahí nos fuimos a cenar. Tranquilas, contentas, en un muy buen ambiente.

Tere me mando muy temprano un mensaje de texto. Pako me llamo en cuanto se despertó. Revisé mis correos y respondí a cada uno de los más de cien mensajes de felicitación, bendiciones y buenos deseos. Mañana Pako estará llegando a reunirse conmigo para completar el círculo de amor y armonía. ¿Se puede pedir más? No creo. Lo que toca es cerrar esto de la misma manera en que comencé: dando gracias a todos por su amistad, su afecto y su apoyo.

¡Un abrazo para cada uno!