11/1/11: Mejor no opino

Tuesday, January 11th, 2011

En mi casa me enseñaron a decir las cosas de manera directa, sin rodeos. Si te equivocabas te lo hacían saber de manera directa para que lo corrigieras. Y, como dice Dulce, ¡sin llorar! Era parte del aprendizaje, y también  aprendías a agradecer las observaciones y comentarios. Y mejor que fuera en casa y no que hicieras el ridículo en público.

De la misma manera funcionó y funciona con mi hijo. Recuerdo  (y le recuerdo) cuando tenía como cinco años y me salió con que él tenía siempre la razón porque era el niño más inteligente (según las maestras y la directora de la escuela en la que estaba, entre otras personas, ciertamente).

En aquellos días, en el último número de Educational Studies in Mathematics, que por lo menos entonces era la mejor revista sobre el tema, apareció un artículo sobre un escuincle chino que había aprendido la aritmética y el inglés a los dos años viendo Plaza Sésamo  y que a los nueve años (en el año de la publicación) estaba ya estudiando matemáticas en la universidad. Esa publicación fue la que le mostré a mi hijo para establecer algún parámetro de inteligencia. Y el comentario de que la inteligencia se demuestra en la vida resolviendo problemas, comunicándose con los demás, trabajando y logrando llegar más allá de lo que otros han llegado. Pako ha demostrado que realmente es muy  inteligente, por cierto.

En cuanto al escuincle chino, se llama Terence Tao y es el conferencista que Dulce y yo tuvimos la oportunidad de conocer, escucharlo exponer una magistral conferencia en UCLA y hasta tomarnos una foto con él. Realmente muy brillante. Y hasta que lo tuve enfrente y lo escuche exponer recordé que me había servido de ejemplo ¡veinticinco años antes!

Así que no entiendo cuando la gente recibe mal un comentario que trata de ayudar a evitar  en público errores como los cometidos al citar a Jorge Luis Borgues (Fox), o hablar del virus de la influencia AHLNL (Elba Esther), o de cualquier otro tipo que nos exhiba. En fin, cada quien entiende de manera diferente y es sensible de manera diferente a lo que nos afecta a todos. Aprenderé a no ser tan “comunicativa”.

Ah! Y por si se lo preguntan, sí sé que cometo errores (por desconocimiento y por descuido) y agradeceré siempre que me los hagan notar.

Por lo demás el día transcurrió tranquilo entre las clases y el trabajo de oficina. Con las visitas de los alumnos o de algunos profesores, con las asesorías a los nuevos alumnos para que puedan entrar a las aulas virtuales o a los grupos en Facebook, o cualquier otro apoyo que me soliciten, sin importar quién lo solicita.

Mañana tendré mucho qué hacer dentro y fuera de la universidad. Probablemente el monitor de la computadora “oficial” sea reemplazado para poder elaborar los reportes que se requieren. Por ahora, se trata de D E S C A N S A R!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: