10 de enero: regreso a clases y reencuentro con los alumnos

Monday, January 10th, 2011

Hace una semana retomamos el trabajo profesores y empleados. Pero hoy los alumnos iniciaron un nuevo semestre.

Siempre es grato volver a ver a los alumnos que apreciamos. Algunos son mucho más que alumnos, son amigos. Algunos guardan su distancia, y está muy bien. Son muy jóvenes y tienen  muchas inquietudes. En algunos nos reconocemos a esa edad (proporciones guardadas); otros, definitivamente,  son personalidades muy distintas a la de uno y que aportan a la diversidad y nos ayudan a comprender mejor el mundo exterior a la Universidad. Asumen riesgos que para mí hubieran sido y son impensables; pero hay otros que a mí me parecieron muy importantes en su momento y que marcaron mi vida y que no están ni remotamente en su panorama. Ciertamente son otros tiempos, otros modos de vida, otras circunstancias.  Lo que siempre es cierto, independientemente del curso, del semestre, de la institución, es que aprendo mucho de ellos y me obligan a mantenerme al día en lo que se refiere a los recursos, las metodologías, los problemas a resolver y los retos de la educación, en general.

Los alumnos que están en mis cursos este semestre, en su gran mayoría, han sido alumnos míos en cursos anteriores ya sea en el bachillerato o en la misma universidad (o inclusivo). Hay pocos alumnos nuevos (unos cinco) en primer semestre y apenas unos tres en los otros dos cursos. Pero siempre hay retos.

Por otro lado, regresar a clases implica volver a ajustarse al horario: levantarse a las 5:30 A. M. para estar un poco antes de las 7:00 en la universidad, que es la hora en que inicia mi primera clase. El frio no ayuda, y este día ha ido en crescendo. La mañana fue soleada y tibia, pero después del medio día se  empezó a sentir cada vez más frio y ahora el viento pega con fuerza y hay neblina (8:30 P.M.).

Salir a tiempo (no quedarme después de la 7:00 P.M.  revisando pendientes o platicando) está siendo fácil: el ruido de los trabajos de remodelación y el polvo que generan hacen que termine de organizar la clase del día siguiente muy rápidamente para salir rumbo a mi casa. Mi migraña que inicio hace tres días exige silencio y soledad. Espero que el fin de semana próximo podamos instalarnos en las nuevas oficinas para comenzar la semana siguiente más relajadamente y mejor organizados.

Por hoy un chocolatito caliente con un pan con queso y membrillo, mis calcetas y los zapatos de dormir que me tejió mi mamá, y un par de comedias en CBS, son suficientes para ayudarme a entrar en calor, relajarme y prepararme para dormir. Mañana será otro día.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: