9 de enero: ¡Qué día!

Sunday, January 9th, 2011

Pues sí, el estado de ánimo propicio para trabajar y dejar todo listo para iniciar clases mañana no entró en mí sino hasta las 6 y tantas de la tarde. Pero bueno, creo que terminé y, como dicen los franceses, Tout est bien qui finit bien.

Claro que no es de sentarme y a que la inspiración descienda sobre mí. Hay mucho trabajo hecho ya. Y mientras cocinaba iba organizando una que otra idea, entretejiéndolas, haciendo cadenitas, como en el crochet.

Me levanté muy temprano para hoy poder irme a dormir a buena hora, sin problemas. Y después de los rituales matutinos y el primer café, comencé a preparar el huitlacoche y la masa de maíz azul para mis quesadillas. Ese fue mi almuerzo y realmente lo disfruté.

Mientras, la mermelada de membrillo estuvo lista para ser envasada. Resolví el problema de la manta de cielo (para las semillas y cascaras de la fruta, que contienen la pectina) con filtros para cafetera!

Luego, me quité el pendiente de ir a la lavandería. Realmente fue el peor rato de toda la semana. Demasiado ruido, gente que no respeta el espacio vital de los demás y que se suben sobre los otros para hacerse de una lavadora o una secadora mientras hablan a gritos con sus tres hijas y el marido, habiendo maquinas desocupadas por todos lados. La música ambiental (Radio Latina) ni siquiera era mala, pero contribuía a mi malestar. Intentaba leer Algarabía antes de la llegada de los hunos, pero luego fue imposible. Salí de ahí casi corriendo

Regresar de la lavandería significa llegar a poner todo en su lugar, sacar polvo que no sé cómo entra tanto de un día para otro y reordenar cajones. Lo bueno es que no es de todos los días.

Y entonces cocinar la mermelada de chabacano, de la que le prometí un frasquito a Jessy (sólo era medio kilo de fruta), y envasarla. Al mismo tiempo, poner a cocer un pollo para hacer una sopa de lima con el caldo y, aparte, cocinar unos nopales para una ensalada. Pero lo que comí fueron dos mini huaraches con salsa verde y queso freso. La sopa de lima fue la cena, mientras comenzaba a trabajar.

Y ahora ya terminé: la cocina está ya limpia y recogida, las aulas virtuales están abiertas y actualizadas y los grupos en Facebook han sido alimentados.  Y es la hora precisa para ir a dormir.

¡Buenas noches!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: